Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Sucesos

Detenido el presunto autor de las amenazas a Consuelo Ordóñez en un bar de Pamplona 

Agentes de Policía Nacional arrestaron a 16 personas durante la pasada semana en Pamplona

Comisaría de la Policía Nacional en Tudela
Comisaría de la Policía Nacional en TudelaCedida
  • Diario de Navarra
Publicado el 15/11/2021 a las 15:08
La Policía Nacional detuvo a lo largo de la semana pasada a 16 personas en la Jefatura de Navarra, como resultado de las denuncias interpuestas en la Oficina de Denuncias y Atención al Ciudadano, así como de las llamadas recibidas en la sala del 091 y las consiguientes investigaciones policiales desarrolladas.
Entre las detenciones e intervenciones más relevantes, cabe destacar la detención de un varón de 46 años como presunto autor de un delito de amenazas agravadas por la componente de odio. La detención se produjo tras recibirse en dependencias policiales la denuncia de la presidenta del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (COVITE), quien manifestó que se había desplazado a Pamplona para participar en la Jornada anual de COVITE 2021, y al finalizar, sobre las 21:00 horas, se dirigió al Casco Viejo de Pamplona, para tomar un refrigerio a un bar cercano a la plaza del castillo, en compañía de una amiga.
La denunciante manifestó que mientras esperaban en la barra del bar a ser atendidas, un hombre que al parecer la reconoció por su imagen pública, comenzó a proferir gritos e insultos degradantes tales como "qué asco me das, tía" y otras frases similares amenazantes, a la vez que se dirigía en reiteradas ocasiones y únicamente hacia la denunciante, según sus palabras: "con extrema agresividad, llegando a temer por su integridad física", manifestando a los agentes haberse sentido humillada y menospreciada ante la agresión sufrida.
Tras la denuncia, los investigadores de la Brigada Provincial de Información, procedieron a la toma de declaraciones de testigos y al visionado de imágenes recogidas, consiguiendo identificar, localizar y detener al presunto agresor, quien una vez arrestado, fue trasladado a dependencias policiales , donde se tramitaron diligencias policiales. El atestado, una vez finalizado, fue puesto a disposición judicial al igual que el detenido.
En otro orden de cosas, se produjo la detención de un varón de 30 años como presunto autor de un delito de daños. Los hechos sucedieron durante el pasado mes de agosto en el interior de un salón de juegos al que el encartado accedió, al parecer, bajo los efectos del alcohol y donde, valiéndose de una silla, fracturó una de las pantallas de las máquinas de juego del local valorada en más de mil cuatrocientos euros. Al parecer cuando el empleado le solicitó que abandonara el establecimiento comenzó a ponerse agresivo y golpear el mobiliario, provocando que el encargado se tuviese que encerrar en el interior de la cabina para protegerse de la agresión. La investigación desarrollada por la Brigada Provincial de Policía Judicial permitió identificar y detener al presunto autor de los hechos.
En otra intervención un joven fue arrestado por hurtar dos teléfonos móviles valorados en más de dos mil euros del interior de una vitrina de un céntrico establecimiento comercial de Pamplona. Tras ser detectado por los servicios de seguridad salió corriendo y fue detenido horas después al ser identificado por los vigilantes de seguridad de la Estación de Autobuses gracias a las imágenes difundidas por Policía Nacional.
También a lo largo de la semana otras tres personas fueron detenidas en Pamplona por tener interesadas diferentes órdenes de búsqueda. A uno de ellos le constaba en vigor una requisitoria de detención e ingreso en prisión dictada por el Juzgado Penitenciario de Burgos por un robo con fuerza y a otra de las arrestadas una orden de detención y personación dictada por un Juzgado de lo Penal de Pamplona. Además otro varón de 57 años fue detenido por un delito contra la Ley de Extranjería y otro más por una investigación que aún continúa abierta.
Otra persona fue detenida por homicidio, si bien el caso se encuentra bajo secreto de sumario.
Cuatro personas más, fueron arrestadas por cometer varios hurtos menores, y una fue detenida por un delito de lesiones.
También se procedió al arresto de otra persona, como presunta autora de un delito de estafa, en la compraventa fraudulenta de una fotocopiadora valorada en unos mil quinientos euros.
Por último se produjo también la detención de otro varón por un delito de resistencia y desobediencia a agentes de la autoridad, tras haber provocado un altercado en una local de ocio de la capital foral.
volver arriba

Activar Notificaciones