Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Cáncer

Un tercio de los pacientes de radiación con protones son niños

La protonterapia se dirige solo a las células tumorales y provoca menos efectos adversos

La CUN aplicará la radioterapia más precisa con una unidad de protones
La CUN aplicará la radioterapia más precisa con una unidad de protonesCedida
  • Sonsoles Echavarren
Publicado el 08/11/2021 a las 06:00
Una radioterapia contra el cáncer que se dirige solo a las células tumorales, que daña menos otros órganos próximos y que provoca menos efectos secundarios que los rayos convencionales. Así funciona la radiación con protones, una técnica novedosa para abordar tumores resistentes a otros tratamientos y también aquellos que se sitúan en zonas ‘delicadas’ por su cercanía a órganos vitales. La protonterapia se aplica de momento solo en la sanidad privada en dos hospitales españoles: la Clínica Universidad de Navarra (CUN) en su sede de Madrid y el Hospital Quirón, también en la capital. Próximamente y gracias a las donaciones del empresario y expresidente de Inditex, Amancio Ortega, se implantará también en hospitales públicos de todo el país. El director científico de esta unidad en la CUN, el especialista en oncología radioterápica Felipe Calvo, explica que ahora menores y ancianos son los más beneficiados por la protonterapia. Y que un tercio de los destinatarios son niños y adolescentes.
Felipe Calvo recuerda que ocho de cada diez pacientes de cáncer reciben en algún momento de su enfermedad radioterapia (con haces de fotones, electrones o rayos X). Lo que la diferencia de la protonterapia, subraya, es que en este segundo caso la radiación se hace con protones, unas partículas mucho más grandes. “Mediante un sistema de imanes, los protones se pueden distribuir con una mejor precisión y un efecto mucho mayor”, insiste. Y recalca que con esta técnica “las moléculas de las células tumorales se rompen más y más densamente que con la radioterapia convencional”. Por lo que, añade, los resultados son mejores.
Con la protonterapia, defiende Calvo, se pueden hacer “figuras muy irregulares” para que los protones incidan solamente sobre la parte del cuerpo afectada y no se lesionen zonas cercanas (como lóbulos auditivos, lóbulos temporales del cerebro...)
NIÑOS Y SARCOMAS
Por la precisión del tratamiento, insiste Calvo, la protonterapia se aplica sobre todo a menores que precisan radiación. “Sus tejidos son muy frágiles y así se evita radiar zonas sanas de su cuerpo. Nadie discute que la protonterapia es muy apropiada en estos casos”. Lo mismo que ocurre con las personas mayores. “Se puede radiar hasta a nonagenarios que, de otro modo, no recibirían esta terapia porque los efectos secundarios podrían ser peores. Pero con los protones, aunque tengan varias patologías, el resultado es muy positivo y no deja apenas secuelas”, aplaude.
Los cánceres más resistentes (a la quimio y la radioterapia) también son “buenos candidatos” para este tipo de radioterapia, avanza el especialista. Como ocurre con los sarcomas (cáncer de huesos) o melanomas (de piel), “que suelen ser radioresistentes”. En adultos es una terapia recomendada, además, para tumores próximos a la base del cráneo, oculares o primarios o con metástasis en médula espinal.
El aparato para la protonterapia, de muy grandes dimensiones está instalado en un subterráneo de la CUN en Madrid. “Pero ya no tiene sentido que se sigan construyendo edificios especiales. La idea es que vayamos hacia aparatos más pequeños y yo espero verlo”, confía Calvo.
En todo el mundo ya son más de 100.000 los pacientes que han sido tratados con protonterapia, 60.000 de ellos con la tecnología Hitachi, la que se aplica en la CUN. Hasta el centro de Madrid han acudido casi 300 personas para recibirla y más de un tercio (alrededor del centenar) proceden de países de América Latina, Oriente Medio o África.
volver arriba

Activar Notificaciones