Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

TAV Tren de Alta Velocidad

Geroa reescribe lo ocurrido con el convenio del TAV

Solana sostuvo que el Gobierno de Barkos no renovó el convenio del TAV con el Estado por culpa del Ministerio

Las obras del TAV en Navarra seguirán paralizadas dos años más como mínimo
Las obras del TAV en Navarra seguirán paralizadas dos años más como mínimo
Actualizado el 16/06/2021 a las 07:58
La portavoz de Geroa Bai, María Solana, reclamó este martes a la presidenta María Chivite un convenio con el Gobierno central sobre el corredor ferroviario, para que Navarra pueda incidir en esta obra y no se quede “a los pies de los caballos del Estado”. Sostuvo que el Ejecutivo de Uxue Barkos no lo consiguió, “porque el Ministerio no quiso, no porque los socios del Gobierno no quisieron”. Acusó al entonces ministro del PP Íñigo de la Serna de actuar con “argumentos falsos”.

El único convenio

En el año 2010, el ministro de Fomento, el socialista José Blanco, y el presidente de Navarra Miguel Sanz, de UPN, firmaron un convenio por el que Navarra lideraba y costeaba los trabajos del TAV, dinero que luego debía devolverle el Estado.

Cuando en verano de 2015 empezó a gobernar Uxue Barkos, ese convenio era ya papel mojado. No se habían cumplido ni los plazos de obra ni las inversiones.

En mayo de 2017, el ministro De la Serna, del PP, propuso al entonces vicepresidente del Ejecutivo de Barkos, a Manu Ayerdi, el texto de un nuevo convenio para retomar las obras del TAV. Ayerdi defendió el convenio siempre que hubiese un compromiso con todo el corredor y una nueva fórmula de financiación que asegurara los pagos a Navarra, pero encontró la radical oposición del resto del cuatripartito.

EH Bildu, Podemos e I-E exigieron a Barkos que no lo firmara y le amenazaron con no apoyar los presupuestos de Navarra para 2018 si incluían un euro para la obra. Barkos les aseguró que no habría ninguna partida.

De la Serna, que quería retomar las obras en el año 2018, reclamó al consejero navarro una respuesta para junio que no llegó. Ni en julio, ni tampoco en el último plazo que se fijó a propuesta de Ayerdi como el definitivo y que concluyó al 10 de septiembre. El Gobierno de Barkos llegó a decir que tenía ese mes de septiembre la respuesta, pero que no la enviaban porque se estaba negociando el Convenio Económico.

El 14 de septiembre de 2017, el Ministerio decidió asumir de forma “inmediata” las obras, ante los sucesivos aplazamientos. Argumentó que no se podía permitir más retrasos y que si el Gobierno de Barkos no incluía partidas en 2018, era evidente que no se podían retomar los trabajos. “El Gobierno navarro ha elegido el acuerdo con sus socios antes que el TAV ”, declaró el ministro De la Serna. Barkos acusó a Fomento de actuar “unilateralmente” y “por presiones de UPN”.
volver arriba

Activar Notificaciones