Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Salud

La Clínica Universidad de Navarra crea un área específica para tratar la obesidad

Según han señalado desde la clínica, un estudio publicado por sus especialistas revela que “el seguimiento a largo plazo y por parte de un equipo multidisciplinar son claves para obtener los mejores resultados"

Integrantes del Área de Obesidad de la Clínica Universidad de Navarra.
Integrantes del Área de Obesidad de la Clínica Universidad de Navarra.
Cedida
  • EFE. Pamplona
Actualizada 04/03/2021 a las 13:19

La Clínica Universidad de Navarra ha puesto en marcha un área específica para el tratamiento de la obesidad que integra a una veintena de profesionales multidisciplinares con el objetivo de ofrecer un tratamiento personalizado, más rápido y eficaz.

Esta nueva unidad ha sido presentada en rueda de prensa coincidiendo con el Día Mundial de la Obesidad por el cirujano Víctor Valentí y la directora del Laboratorio de Investigación Metabólica, Gema Frühbeck, ambos codirectores del Área de Obesidad de la CUN.

Según han señalado desde la clínica, un estudio publicado por sus especialistas revela que “el seguimiento a largo plazo y por parte de un equipo multidisciplinar son las claves para los mejores resultados entre los pacientes que se han sometido a cirugía bariátrica” y deriva en una mayor y más estable pérdida de peso y un mejor estado de salud.

De acuerdo con este modelo, ha indicado Valentí, han constituido su Área de Obesidad, que reúne a una veintena de especialistas en endocrinología y nutrición, cirugía general, medicina interna, digestivo y anestesia apoyados por Enfermería especializada, aunque si el caso lo requiere pueden contar también con profesionales cardiología, neumología y psiquiatría.

Según Frühbeck, “se trata de aplicar la medicina de precisión” a la obesidad y “dar a los pacientes las herramientas que les hacen falta de forma individualizada” a través de la evidencia científica y la profundización en cuál es el mejor abordaje posible teniendo en cuenta todos los factores, incluido su entorno.

La integración de este equipo multidisciplinar en un mismo espacio físico, ha explicado Valentí, les aporta gran rapidez de actuación con el objetivo de “tener un diagnóstico perfecto de su situación en 24-48 horas con el que poder hacer una propuesta personalizada”.

Los casos, ha explicado el doctor, son valorados de forma individualizada entre todos los especialistas del área en una reunión semanal “para discutir cada caso personalmente y programar el mejor tratamiento” tras el estudio de su historia clínica y la valoración integral del paciente incluyendo el análisis de la composición corporal.

En todos los casos, han señalado, el tratamiento incluye propuestas de modificación dietética y de actividad física y, en función de las características individuales del paciente, se contemplarán tratamientos más agresivos de tipo farmacológicos, endoscópicos y quirúrgicos propios de la obesidad.

En los casos de cirugía, han apuntado, el primer control tiene lugar un mes después de la intervención y de forma trimestral durante el primer año, pasando posteriormente a revisiones anuales.

“Es fundamental que al paciente no le vea solo el cirujano sino también el endocrino y la dietista para realizar un adecuado estudio y seguimiento de las complicaciones endocrinas y cardio-metabólicas del paciente junto a una adecuación nutricional y adecuación de la dieta, ya que se necesita un proceso para ir introduciendo alimentos, cantidades, calorías, etcétera.”, ha explicado Valentí.

Estas operaciones, ha informado, se llevan a cabo “con índice de masa corporal por encima de 35 con problemas de salud asociados a la obesidad” y un año después de la operación “se observa una pérdida significativa de en torno al 70 % del exceso de peso del paciente” y en aproximadamente un 80 % “se comprueban mejorías en problemas metabólicos como diabetes, hipertensión o dislipidemia”.

Frühbeck se ha referido a la obesidad como una “pandemia que estamos sufriendo desde hace más de 4 décadas” y que presenta una mayor incidencia que el coronavirus, con un 40 % de la población con exceso de peso y en trono a un 20% con obesidad atendiendo solamente al índice de Masa Corporal.

Estas cifras, ha asegurado, son muy conservadoras, y es que con la aplicación de técnicas más específicas como estudios de composición corporal, que miden la cantidad de grasa del paciente, la tasa de personas con sobrepeso crece hasta el 60 %.

Esto es muy relevante, puesto que según ha explicado, las complicaciones asociadas a la obesidad en gran medida se deben a las sustancias que segrega el tejido adiposo cuando no es funcional, unas sustancias que con el paso de los años “van deteriorando nuestros órganos” y por ello es importante la rapidez en la intervención en casos de obesidad severa o mórdida.

Frühbeck también se ha referido al problema de la obesidad infantil, que afecta a un 10% de los niños y del que están “tremendamente alarmados” puesto que “si se mantiene en el tiempo va generando un deterioro funcional importante” que desencadenará en una menor expectativa de vida en las nuevas generaciones.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE