Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Normativa covid

La policía controla y multa a los 'positivos' que no cumplen la cuarentena

La Policía Foral controla que han obtenido un resultado positivo en una prueba PCR permanezcan en sus domicilios

Ampliar Dos agentes del dispositivo conjunto de Policía Foral y Policía Municipal de Pamplona
Dos agentes del dispositivo conjunto de Policía Foral y Policía Municipal de Pamplona
Actualizado el 24/01/2021 a las 06:00
No está en casa. Infectado de coronovirus y a sabiendas de que debe guardar confinamiento para evitar contagiar a otros, ha salido de su domicilio. Ocurrió esta semana en una vivienda del barrio pamplonés de la Milagrosa y el incumplimiento lo certificó una patrulla de la Policía Foral, que comprobó que no estaba en su vivienda. Los agentes notificarán a este individuo una multa por infracción grave de la normativa sanitaria, de entre 3.001 y 60.000 euros, aunque admiten que la esperanza de que el correctivo corrija su actitud es pequeña.
Desde este cuerpo policial explicaban el sábado que este tipo de controles a personas que no respetan el confinamiento habiendo dado positivo son, tristemente, parte de las nuevas rutinas policiales que han adoptado durante esta época de pandemia, para velar por el bien común. “La mayoría de las veces es el departamento de Salud el que nos requiere para que comprobemos si una persona está en su casa, guardando la cuarentena impuesta, o no. Suelen ser avisos por casos excepcionales de gente que no acata las normas, con reiterados incumplimientos. Muchos de ellos admiten sin problema que no piensan cumplir ese confinamiento en repetidas ocasiones, que no van a ponerse la mascarilla o que actúa como si no hubiera dado positivo. También hay perfiles que nos avisan de que no cogen el teléfono a los rastreadores o, tras una primera PCR positiva, no se presentan a hacer una segunda”, explican desde Policía Foral.
En este tipo de actuaciones, la policía va de la mano de Salud, de quien parte la iniciativa para tratar de ‘controlar’ a esos pacientes incumplidores, aunque también admiten que otras veces se actúa de oficio o porque vecinos u otras personas avisen de que esa persona no respeta el confinamiento. Tras el aviso, o a petición de Salud, como el otro día cuando se confinó una residencia de estudiantes en Pamplona, las patrullas acuden para controlar la situación. “La impotencia es que hay algunos a los que la multa no les dice nada. Otra más. No la pagan, y a seguir por la calle”.
volver arriba

Activar Notificaciones