Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Coronavirus

El Gobierno inicia en Tudela el cribado de covid-19 en los centros educativos

Los primeros test se realizaron ayer a 26 estudiantes del colegio Jesuitas, resultando todos negativos

Las enfermeras del centro de salud Gayarre Ana Isabel Caparroso y Elizabeth Heredia realizan el test a una de las alumnas de 1º de Bachillerato C del colegio Jesuitas.
Las enfermeras del centro de salud Gayarre Ana Isabel Caparroso y Elizabeth Heredia realizan el test a una de las alumnas de 1º de Bachillerato C del colegio Jesuitas.
Actualizada 08/09/2020 a las 07:05

El Gobierno de Navarra inició el lunes en Tudela el plan de cribado de covid-19 diseñado para el alumnado y personal de centros educativos de la Comunidad foral, consistente en la realización de pruebas a una muestra de docentes y estudiantes -un total de 1.200 de la enseñanza no universitaria y 500 de la Universidad Pública de Navarra-, con el fin de conocer la prevalencia del coronavirus en este entorno de cara a “reducir así su transmisión y prevenir nuevos brotes”. La elección del área de salud de Tudela para la puesta en marcha de esta iniciativa vino motivada por “su especial tasa de incidencia de la enfermedad”.

El comienzo del citado plan tuvo lugar en el colegio Jesuitas de la capital ribera, donde se realizaron test rápidos a 26 de los 31 alumnos del aula C de Primero de Bachillerato, resultando todos ellos negativos.

La iniciativa, según informaron desde el departamento de Educación, continuará hasta el jueves en la comarca de la Ribera, donde se llevarán a cabo pruebas a un total de 328 alumnos y profesores de once centros. En concreto, hoy están citados dos grupos de estudiantes y docentes del IES Benjamín de Tudela, uno de la Compañía de María y otro del colegio Elvira España, todos ellos de la capital ribera, además de otras dos unidades de los colegios Sancho Ramírez, de Arguedas, y 2 de Mayo, de Castejón, respectivamente. Mañana miércoles las pruebas se realizarán en Tudela a un grupo del IES Valle del Ebro y a otro del CIP ETI, y en Corella a una unidad del IES Alhama. Finalmente, el jueves, será el turno para dos grupos del colegio Anunciata, de la capital ribera, y otros dos, de los colegios Otero Navascués, de Cintruénigo, y San Bartolomé, de Ribaforada, respectivamente.

Desde Educación añadieron que, posteriormente, se seguirá con estas pruebas en otras áreas de salud de la Comunidad foral. Unas pruebas que, como indicaron, organizan desde el departamento de Salud del Gobierno de Navarra.

EN LA BIBLIOTECA

El colegio Jesuitas destinó la biblioteca del centro para la realización de los que fueron los primeros test del plan de cribado. Hasta el lugar se trasladaron las enfermeras del centro de salud Gayarre Ana Isabel Caparroso y Elizabeth Heredia, quienes se encargaron de realizar los test de diagnóstico rápido a los 26 estudiantes ya citados. Unos alumnos que accedieron a la biblioteca por turnos para realizarse esta prueba consistente en un pinchazo en el dedo para tomar una muestra de sangre, y cuyo resultado se conoce en unos 10 o 15 minutos. Un tiempo que los jóvenes, de entre 15 y 16 años, esperaron en la instalación provistos en todo momento de sus mascarillas y respetando las distancias establecidas.

Nieves Mora, directora de este centro que cuenta con unos 820 alumnos, valoró de forma positiva esta medida. “Me parece correcto. Todo lo que se haga para prevenir y para la seguridad tanto de alumnos como de la sociedad en general me parece muy bien”, aseguró.

En este sentido, indicó que el pasado viernes, coincidiendo con el inicio del curso, les avisaron de que iban a realizar ayer las pruebas “y que teníamos que enviar a los padres de los alumnos la solicitud de cara a que dieran la autorización para que sus hijos se hicieran la prueba, ya que son menores. La mayoría de los alumnos la ha traído”, reflejó.

Si hubiera dado algún estudiante positivo, “se hubiera tenido que ir a casa y avisar al centro de salud, y los demás hubieran seguido en el aula con normalidad porque en el centro están continuamente con la mascarilla”, comentó.
Nieves Mora explicó que tanto el profesorado -55 docentes- como las 10 personas del personal de administración y servicios (PAS) se hicieron “por propia iniciativa del colegio” una prueba serológica. “Salió bien, ya que los todos los resultados fueron negativos y eso nos da tranquilidad a nosotros y a las familias en el inicio del curso”, aseguró.

En este sentido, destacó “el esfuerzo de todos para poner en marcha el colegio lo más seguro posible con todas las medidas establecidas”. Consideró que la colaboración de los alumnos “ha sido ejemplar” y también la de las familias “para concienciar desde casa porque, aunque en el colegio están establecidas las normas, luego los estudiantes salen de aquí y también tienen que guardar esas normas. No hacemos nada si solo se siguen en el centro”, concluyó la directora de Jesuitas.

 

Tranquilidad entre el alumnado de Jesuitas

Los alumnos de Jesuitas a los que se les realizó el test consultados por este periódico coincidieron en valorar de forma positiva esta iniciativa. Es el caso de Celia Aguirre Osta, de 16 años. “No me ha dado miedo hacerme el test porque no te enteras de que te pinchan”, dijo. Añadió que en el colegio “los alumnos estamos muy tranquilos porque vemos que se están tomando las medidas”. Verónica Alfaro Garnica, de 15 años, reconoció que “estaba un poco nerviosa por ver el resultado”. “Los alumnos estamos nerviosos por saber qué va a pasar en el curso, ya que Bachiller es más difícil, pero tranquilos en el centro porque vemos que hay seguridad”, reflejó.

Lucas Ayensa Rubio, de 16 años, coincidió en que “estoy viviendo el inicio del curso tranquilo, porque si sigues las medidas nada debería ir mal. No tendría por qué”. No obstante, reconoció que se están viviendo “momentos de mucha incertidumbre” con la covid-19. Rubén Caparroso Baigorri, de 16 años, se enfrentó ayer, al igual que sus otros tres compañeros ya citados, a la primera prueba de este tipo. “En el inicio del curso estamos tranquilos. Somos conscientes de que es atípico, pero es mejor estar en el aula que en casa. Estamos deseosos de volver a la normalidad”, reconoció.

 


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE