Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Educación

Educación apuesta por el inicio presencial del curso, que arrancará con el ciclo 0-3 años

Elabora un protocolo específico para cinco mil niños de 1er ciclo de Infantil

Foto del patio de la escuela infantil municipal de Mendebaldea.
El patio de la escuela infantil municipal de Mendebaldea.
Un aula de educación infantil
Un aula de educación infantil
EP
Actualizada 06/08/2020 a las 07:15

Unos 5.000 menores de 0 a 3 años van a regresar a partir del 1 de septiembre a los centros del primer ciclo de Educación Infantil, convirtiéndose en los primeros de los más de 115.000 alumnos de todas las etapas que a lo largo del mes se irán reincorporando a sus centros. Así lo contempla el departamento de Educación que ha elaborado un protocolo de Prevención y Organización específico para el ciclo de 0-3 años frente a la covid-19. Este protocolo se suma al ya presentado para el resto de etapas.


Ayer, el consejero Carlos Gimeno lanzó un mensaje de tranquilidad a los padres, a quienes animó a confiar en el regreso presencial de sus hijos a las aulas. “Las medidas de organización de este protocolo han sido consensuadas con todos los centros de 0 a 3 años, es un documento abierto a modificaciones y cuenta con el aval del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra”, explicó.


Gimeno añadió que este plan tiene como objeto mantener las relaciones personales de niños y niñas, “que no se pueden ni se deben cortar bajo ningún concepto”. No obstante, sí se evalúan medidas “para evitar situaciones que inviten al contacto”.


Cuatro posibles escenarios


Educación contempla cuatro posibles escenarios a lo largo del curso 2020-2021 y el paso de uno a otra vendrá determinado por Salud de acuerdo a la evolución de la pandemia. No obstante, el objetivo es mantener la atención presencial de los niños de 0-3 años a lo largo de todo el curso, incluso con rebrotes mayores. En las etapas educativas superiores sí se prevé combinar educación presencial y telemática si se agrava la situación. Y sólo en el peor de los escenarios se cerrarían los centros.


Educación confía en iniciar el curso en la situación 1, que corresponde a lo que se ha dado en llamar ‘nueva normalidad’, “con un riesgo de contagio relativamente bajo y capacidad alta de control de los mismos”, según indicó Carlos Gimeno. Preguntado el consejero por el hecho de si un brote como el que se ha vivido este verano en el barrio de Mendillorri sería suficiente motivo para que un colegio pasara al escenario 2, insistió en que “serán las autoridades sanitarias quienes consideren si hay que pasar a una situación más restrictiva debido a un aumento de la posibilidad de riesgo sanitario”.


También descargó en Salud los pasos que se deberán seguir en el momento en que un alumno dé positivo por covid-19 en cuanto a rastreo de los contactos y posible cuarentena del resto de alumnos del grupo estable de convivencia.


Si la situación de la pandemia empeorara, un segundo escenario se propone el bloqueo de espacios comunes. En una hipotética fase 3 se crearán nuevas unidades (adaptando ratios) y el escenario 4 conllevaría el cierre total de centros (En el gráfico adjunto se resumen las características de cada uno de los escenarios).


Los grupos estables


La organización de los centros de primer ciclo de Educación Infantil se basará también en los denominados “grupos estables de convivencia”. Son grupos estables los niños y niñas que conviven en un aula junto a su educadora. El objetivo de la configuración de grupos estables de convivencia es acotar tanto a las personas como a los espacios que ocupan de tal manera que, ante la aparición de un brote, puedan ser aislados mientras los demás siguen funcionando bajo un sistema de estrecha vigilancia y alerta.


En cuanto a la ratio establecida en este Primer Ciclo de Infantil será de ocho alumnos en unidades para niños de 1 año; de doce alumnos para niños de 1 a 2 años; y de 16 para niños de 2 a 3 años.


La educadora de cada grupo permanecerá en el aula de referencia y espacios comunes “salvo circunstancias muy puntuales”. Y en los casos en que haya más de una educadora de refuerzo, se procurará que cada una trabaje con los mismos grupos estables.


El Protocolo para este primer ciclo de Educación Infantil de 0 a 3 años incluye medidas de prevención personal, normas de gestión de la entrada y salida del alumnado, gestión de las aulas, desplazamientos internos en los centros, uso del patio y baños, limpieza y desinfección, uso del comedor, siesta, gestión del personal del centro y del personal ajeno a los centros y finalmente las normas de actuación ante un posible caso de covid-19.

Sólo un adulto podrá acompañar al niño en el período de acogida
 

En las fechas previstas para el periodo de acogida de los menores del ciclo de 0-3 años, las familias podrán participar entrando a las aulas siempre y cuando se adopten las medidas preventivas de higiene y responsabilidad adecuadas, tanto en los espacios comunes como en el aula.


Desde Educación se resalta Será una persona adulta la que acompañe al niño o niña en el periodo de acogida y, en la medida de lo posible, será la misma durante todo este periodo. Además se procurará la coincidencia del menor número posible de personas acompañantes simultáneamente en el aula. Durante este periodo de acogida se extremarán las medidas de limpieza en el centro, tanto en los espacios comunes (accesos, pasillos…) como en el aula.


Podrán llevar un juguete


Cada niño podrá llevar su propio objeto personal que le ayude en el periodo de acogida. Desde Educación se insiste en la importancia de la responsabilidad de las familias a la hora de extremar las medidas de higiene con el material y las pertenencias personales (ropa, mochilas, objeto personal…) que llevan los menores desde casa. Una vez finalizado el periodo de acogida, la persona acompañante podrá seguir llevando al niño o niña pero sólo hasta la puerta del aula.


Entradas y salidas del centro


Los responsables de los centros educativos dispondrán una distribución escalonada en los periodos de entrada y salida, estableciendo franjas horarias con el fin de que se concentre el menor número posible de familias a las entradas y a las salidas.


Antes del inicio de curso, se realizará una reunión con las familias para explicar, entre otros asuntos, los horarios de entrada y salida, los espacios de acogida y los circuitos de entrada y salida que les correspondan. Para este día deben estar preparadas las medidas de señalización y balizamiento.

La seguridad: desde la siesta al comedor

 

 

La organización de los centros educativos de 0-3 años no acaba en el aula. Los horarios, las entradas y salidas de los niños, la distribución del comedor, las colchonetas de la siesta, el uso de los patios, la entrada de personal ajeno al centro son aspectos a tener en cuenta para luchar contra el contagio del coronavirus.


Servicio de comedor: se valora servir en el aula


La organización del comedor garantizará las medidas de higiene y distanciamiento establecidas. Para evitar en la medida de lo posible el contacto físico se zonificará el espacio según los grupos estables que se hayan organizado en el centro. Con el fin de respetar el distanciamiento entre los grupos estables de convivencia, además de la posibilidad de establecer varios turnos, se utilizarán medios físicos (mamparas, señalización, balizamiento…). Incluso se valora la posibilidad de ofrecer el servicio de comedor en el aula.


Entrada y salida del alumnado
Se establecerán tantos accesos controlados como sea posible. Las personas responsables del acompañamiento llevarán mascarilla. En todos los accesos habrá solución hidroalcohólica (fuera del alcance de los niños) para la desinfección de manos de todas las personas acompañantes que acceden al centro. Se garantizará la distancia física en las entradas y salidas mediante todos los medios posibles, principalmente con marcaje en el suelo y con paneles informativos en los que se indique las puertas de acceso y salida. Se garantizará que tanto la llegada como salida sean escalonadas.


Se ventilarán las aulas unos 15 minutos antes de entrar los alumnos
La disposición del mobiliario no debe permitir que el alumnado se sitúe frente a frente en el aula. Se procurará alejar las mesas de las puertas del aula. Se retirará el material y el mobiliario que no se vayan a utilizar. En la medida de lo posible, se reducirá la presencia de materiales y muebles para facilitar el trabajo de limpieza y desinfección, garantizando material suficiente para el juego. Se minimizará la utilización de aulas específicas para limitar al máximo los desplazamientos por el edificio. El aula se ventilará periódicamente. De manera prescriptiva esta ventilación se realizará entre 10 y 15 minutos antes de la llegada del alumnado.


Desplazamientos internos
Se utilizará un sistema de señalización fácil de comprender. Se procurará respetar en todo momento el principio de distanciamiento básico en los pasillos, aseos y espacios comunes. En los pasillos y escaleras, en su caso, se indicará el sentido de circulación. Se procurará, en la medida de lo posible, que los desplazamientos sean de un solo sentido. Si es preciso, se diferenciará entre el sentido a las horas de entrada, salida y otros desplazamientos.


Patio: el almuerzo se toma en el aula
Se evitará el cruce entre escolares de grupos estables diferentes. Para ello se escalonarán las salidas y entradas de los diferentes grupos estables. Se garantizará que se respete la distancia de seguridad entre grupos estables en la salida y vuelta al aula. Se organizará la distribución de los grupos estables en el patio respetando la distancia de seguridad entre ellos. Se adaptará o reducirá el tiempo de permanencia de cada grupo en el patio en función de organización del centro. El almuerzo se tomará en el aula. No se permitirán juegos de contacto y de balón o aquellos que impliquen intercambio de objetos entre diferentes grupos estables.


Aseos: tres limpiezas diarias
Se asignará un aseo por cada uno o dos grupos estables de convivencia, si es posible. Si no, se intensificará la limpieza y desinfección. En la medida de lo posible, se limitará el número de personas en el interior de los baños. Se asegurará que la dotación de jabón líquido y papel de secado de manos sea la correcta. La educadora se desinfectará las manos antes y después del cambio de pañal, utilizando guantes de un solo uso. Tras cada cambio de pañal se desinfectará el cambiador. Cada niño o niña dispondrá de su toalla individual de base del cambiador, de uso exclusivo. Se garantizarán tres limpiezas diarias y labores de desinfección frecuentes en los baños.


Colchonetas a dos metros de distancia en la siesta
Para las siestas, se recomienda colocar las colchonetas a 2 metros de distancia, intercalando la dirección en la que se colocan los alumnos (cabeza y pies en diferente dirección). Cada niño o niña utilizará sus propia sábanas y/o almohadas, que deberán ser sustituidas al menos semanalmente y siempre que estén sucias. Con el fin de conseguir, en la medida de lo posible, la distancia recomendada de 2 metros entre las colchonetas, se podrá utilizar el aula como espacio para dormir, además de la sala destinada habitualmente para la siesta.


Personal del centro : distanciamiento o mascarilla
El personal del centro seguirá en todo momento las medidas preventivas frente al Covid-19 que le hayan sido facilitadas por la entidad titular del centro o por la empresa. Es obligatorio el uso de mascarillas en todas aquellas situaciones en las que no se puedan respetar el distanciamiento de 1,5 metros entre adultos. Se deberá asegurar una limpieza correcta y frecuente de manos. En los espacios de trabajo compartidos (sala de reuniones, vestuario…) se procurará ocupar siempre el mismo lugar. Se debe evitar compartir material (ordenadores, material de oficina…) y, en caso de hacerlo, se deberá prever su desinfección antes y después de cada utilización. También habrá que evitar los desplazamientos interiores, limitándolos a los imprescindibles.

Personal ajeno al centro : se limitará al máximo su presencia
Se limitará al máximo la presencia de personal ajeno al centro (entendiendo por personal del centro el personal educativo, los escolares y el personal de limpieza y comedor). También podrán acceder otros profesionales que participan en la atención educativa y, en las condiciones descritas, las personas acompañantes de los niños y niñas. No podrán acceder al centro educativo aquellas personas con síntomas compatibles con la covid-19, aquellas a las que se les haya diagnosticado la enfermedad y que no hayan finalizado el periodo de aislamiento requerido .


Ante un posible caso de coronavirus
No asistirán al centro aquellos niños y niñas, educadoras y otros profesionales que tengan síntomas compatibles con covid-19. Cuando un menor o personal del centro inicie síntomas o estos sean detectados por personal del centro durante su jornada escolar, se le llevará a un espacio separado. Se facilitará una mascarilla quirúrgica para la persona adulta que cuide del menor hasta que lleguen sus progenitores o tutores. Se avisará a la familia, que deberá contactar con su centro de salud o con el teléfono de referencia de Navarra (948 290290) para que se evalúe su caso.
 


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE