Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Concentración

Un centenar de personas piden justicia por la muerte del niño en un piso tutelado en Tudela

Familiares y amigos del niño de 9 años que se suicidó en un piso tutelado por el Gobierno de Navarra se concentraron este sábado en Pamplona

Foto de familiares y amigos de la familia del menor, ayer por la tarde en San Jorge.
Familiares y amigos de la familia del menor, este sábado por la tarde en San Jorge.
Actualizada 07/06/2020 a las 06:00

Un centenar de familiares y amigos de la familia del niño de 9 años que se suicidó la semana pasada en un piso tutelado del Gobierno de Navarra se concentraron este sábado en el barrio de San Jorge, donde vive la familia, para pedir justicia y para que se tomen medidas y un caso como el suyo no vuelva a repetirse. Los familiares fueron muy críticos con la actuación del departamento de Derechos Sociales, tanto antes como después de lo ocurrido en el piso de Tutela.

“Justicia para Jesús, que algo así no vuelva a ocurrir”, gritaban una y otra vez frente al Civivox. Jesús Ander, de 9 años, murió el martes en la UCI de Pediatría, donde llevaba ingresado desde el miércoles de la semana anterior . El Gobierno de Navarra tenía asumida la tutela del menor desde octubre del año pasado, cuando se abrió un expediente de desamparo, y desde entonces el menor había pasado por un centro en la cuenca de Pamplona y por un piso tutelado en Tudela, donde estaba interno desde principios de marzo. La Policía Foral investiga lo ocurrido, que fue denunciado por la familia, mientras Derechos Sociales estudia el caso.

Entre pancartas con fotos del niño donde se acusaba de “negligencia” al Gobierno foral y se reclamaba que lo ocurrido no quedara impune, la familia criticó que el niño estuviera en un piso de Tudela, lejos de su entorno, con compañeros de edades muy superiores, y que no se atendieran sus peticiones. La abuela del niño, que tenía la patria potestad hasta octubre, tomó la palabra con un megáfono: “Él me suplicaba en las videollamadas que le sacara de allí, me lo escribía en papeles, que quería volver conmigo, y no hicieron caso a sus sentimientos ni a sus súplicas. Necesito que se haga justicia con mi hijo, la muerte de m i hijo no puede quedar impune y esto no le puede volver a pasar a los niños que tienen a su cargo. Me lo quitaron porque le iban a dar una vida mejor, los cuidadores me decían que estaba bien, y mira cómo me lo han devuelto... no puedo más, ya no puedo más”, gritaba entre lágrimas por un megáfono.

Otros familiares también criticaron la falta de información que están recibiendo del departamento de Derechos Sociales. “No sabemos la verdad, no dicen nada, todo esta tapado. Cuando llamamos se pasan la pelota unos a otros y no nos atienden, no dan la cara directamente”, denunciaban. Además, los familiares se quejaban de que no les hubieran dejado tomar ninguna decisión tras el fallecimiento, como lo relativo a la donación de órganos. “Ni siquiera se atrevieron a dar la cara para entregarnos el cuerpo y lo hicieron a través del tanatorio”.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE