Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Coronavirus

Un 12% de los mayores en residencias de Tafalla y un 10% en Pamplona han muerto por COVID

El número de fallecimientos confirmados por COVID-19 a fecha 15 de mayo ascienden en Navarra a 260 y hay otras 163 muertes de personas con síntomas compatibles con el coronavirus

Miembros de la Guardia Civil saneando una residencia de Tafalla, en una imagen de archivo.
Miembros de la Guardia Civil saneando una residencia de Tafalla, en una imagen de archivo.
  • EFE. Pamplona
Actualizada 01/06/2020 a las 12:13

El número de fallecimientos confirmados por COVID-19 a fecha 15 de mayo ascienden en Navarra a 260 y hay otras 163 muertes de personas con síntomas compatibles con el coronavirus, pero no confirmados, ha informado en conferencia de prensa la consejera de Derechos Sociales, Mari Carmen Maeztu.


La zona con mayor número de fallecimientos confirmados o compatibles en residencias, ha señalado la consejera, es Tafalla (12 % de las plazas), seguida de Pamplona y Comarca (9,5 %), Tudela (5,9 %) y noreste (4 %). Por el contrario, Estella (2,9 %) y área noreste (3,6 %) son las que tienen menos incidencia.


La consejera ha indicado que no hay una correlación clara entre el tamaño de las residencias y la incidencia de la pandemia, ya que, en las de más de 175 plazas, ha habido un 9,4 % de fallecimientos; en las de 100 a 175, un 10,2 %; en las de 50 a 100, un 3,6 %; y en las de menos de 50, un 5,3 %.


Maeztu ha subrayado que el periodo de marzo a mayo "ha estado plagado de historias que nos conmueven y que la sociedad deberá conocer", al tiempo que ha resaltado "la decencia y compromiso ético que caracteriza a este sector".


La consejera ha comentado que los datos en las residencias de mayores van mejorando. Las altas epidemiológicas superan ya las 900 y sólo 7 positivas permanecen hospitalizadas, mientras que otras 89 están siendo atendidas en las propias residencias.
Con la salida del Balneario de Fitero de las 4 últimas personas el pasado jueves, ya no queda ninguna persona mayor en los recursos intermedios habilitados y el 72 % de los centros existentes (51 de un total de 71) no tienen casos.


El informe hace también una fotografía de la evolución de la pandemia hasta el 15 de mayo. Así, el número de positivos hasta esa fecha es de 1.266, lo que supone un 21,7 % del total de las 5.835 plazas existentes en Navarra.


No obstante, a día de hoy el número de personas positivas ha bajado hasta 96 y solo 7 de ellas se encuentran hospitalizadas, lo que supone un descenso del 90 % desde el pico más alto de la pandemia, el 13 de abril. En paralelo, aumentan las altas en las últimas semanas, que en este momento suman 901.


En relación a los equipos profesionales, las bajas causadas por COVID-19 han supuesto el 24,1 % de la plantilla: 740 personas de un total de 3.073, de las que 1.191 trabajan en centros de Pamplona y Comarca. En las últimas semanas, el número de personas de baja ha descendido de manera notable, hasta los 120 de este momento, lo que supone un 4 % de la plantilla total.


El informe presentado este lunes es una primera aproximación a una auditoría de todo lo realizado por el Departamento de Derechos Sociales durante la pandemia, un documento que se espera tener para finales de julio.


A partir de los datos de la auditoría, se formularán propuestas y recomendaciones de mejora. También permitirá determinar alertas tempranas y propondrá mejoras para mitigar los efectos de crisis similares en el futuro.


“Debemos aprender de nuestros éxitos y fracasos para estar mejor preparados para la próxima pandemia que ocurrirá inevitablemente. Esa será también una forma de honrar a las personas fallecidas”, ha apuntado Maeztu, quien ha agradecido la implicación de los profesionales “por su compromiso, sensibilidad y trabajo para procurar el bienestar de nuestros mayores, en unas condiciones tan complejas”.


La consejera y las entidades que representan al sector residencial han mostrado su preocupación por el posible deterioro de la imagen del sector o el peligro de "estigmatización" de algunas residencias y han subrayado que esta percepción en nada se corresponde con la realidad.


“Queremos hacer llegar un mensaje de confianza en los centros y sus profesionales y de tranquilidad hacia la ciudadanía. Lo sucedido en Navarra no es excepcional y ha ocurrido en otras muchas ciudades y países. No olvidemos que estamos ante una pandemia mundial”, ha señalado Maeztu.


Por su parte, Rafael Sánchez Ostiz, en representación de ANEA, que agrupa a 27 centros residenciales con cerca del 50 % de las plazas residenciales en Navarra, ha afirmado que los residentes y sus familias "han sido un ejemplo de resilencia, frente a las drásticas medidas que se han tenido que implantar para frenar la enfermedad".


También ha puesto en valor el esfuerzo de los trabajadores y trabajadoras, “por encima de lo exigible, para dar la mejor calidad de vida posible a las personas atendidas en esta situación excepcional”.


Eduardo Mateo, en nombre de LARES, que agrupa a 37 residencias, ha asegurado que no tiene "conclusiones claras sobre las causas del comportamiento desigual del virus en los centros residenciales”, aunque ha destacado que "ha habido un elemento común, el modelo de trabajo, realizado desde la humanidad, el cariño y la constante comunicación".


"La escucha, mantener rutinas y hábitos saludables y cierta normalidad han sido imprescindibles”, ha indicado


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE