Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Arquitectura

Las dimensiones y la luz natural, elementos clave para humanizar la vivienda

Al igual que la posibilidad de hacer una buena ventilación de la vivienda, la luz natural es una condición "importantísima" en el camino hacia unos espacios habitables más humanos

La compra de la vivienda es una decisión emocional
Imagen de archivo de una pareja en busca de una vivienda.
  • EFE. Pamplona
Actualizada 19/05/2020 a las 15:19

El obligado confinamiento domiciliario motivado por el coronavirus ha puesto de relieve algunos aspectos arquitectónicos que son esenciales para "humanizar" nuestras viviendas y a los que no se estaba prestando la debida atención, como contar con una superficie habitable adecuada y disponer de la suficiente luz natural.

Al igual que la posibilidad de hacer una buena ventilación de la vivienda, la luz natural es una condición "importantísima" en el camino hacia unos espacios habitables más humanos, ha asegurado en una entrevista con Efe el catedrático de Proyectos y director de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra, Miguel Ángel Alonso.

El arquitecto ha hecho un repaso de la evolución de las llamadas "viviendas colectivas", que en todo el mundo empezaron a construirse en los años veinte del siglo pasado y en España, fundamentalmente a partir de los años cincuenta, durante el éxodo de la población rural a las ciudades. En ese momento, ha explicado, "lo que había era una obsesión por dar cobijo a la gente y se primaba la cantidad sobre la calidad".

Tras un segundo momento en el que se crearon los barrios obreros, con casas pequeñas y dotaciones muy básicas, ha apuntado el arquitecto, en los años sesenta y setenta en España comenzó a prestarse más atención al confort de las viviendas, que se construyeron con "terrazas generosas" como espacios de convivencia.

No obstante, las cambiantes tendencias en el ámbito residencial hicieron que en los últimos años se haya producido una reducción del tamaño y el coste de las viviendas, debido al incremento del precio del suelo.

"Hay incluso una tendencia mucho más reciente, de los últimos veinte años, que habla de que la vivienda no es para toda la vida y que no se necesita tanto espacio, aunque sin llegar a las casas-colmena de los años sesenta en Japón", ha expuesto el director de la Escuela de Arquitectura.

Alonso ha recordado cómo una propuesta desarrollada en Barcelona y premiada por la Universidad de Harvard (Estados Unidos), planteaba casas sin cocinas, ya que las mismas no serían necesarias por el estilo de vida actual de muchas personas.

"En todo esto, como en tantas otras cosas, este confinamiento nos da un baño de realidad brutal, nos desmonta muchos de los tópicos", ha dicho Alonso, quien ha subrayado que las cocinas españolas "en gran medida están salvando muchas de las convivencias en los entornos familiares y se convierten en un elemento fundamental para pasar este tiempo".

Ante ese "mundo utópico, un poco irreal" de algunas propuestas arquitectónicas, ha agregado, "es absolutamente evidente que todo el mundo, cuando puede optar por una vivienda con espacios diferenciados, terrazas, lugares de comunidad y de privacidad suficientes y cocinas amplias donde se pueda estar, opta por ese tipo de vivienda".

"Creo que este confinamiento tiene muchos aspectos 'positivos' y uno de ellos es que nos va a quitar de la cabeza algunos de los discursos teóricos impostados que se estaban viviendo en relación a la vivienda", ha resaltado el catedrático.

El arquitecto ha declarado que el objetivo de la humanización de las viviendas es extensible a otros entornos como las oficinas, los colegios o los centros sanitarios, lugares en los que "esta nueva situación va a hacer replantearnos determinadas cosas".

Así, ha puesto el ejemplo de los centros hospitalarios, en los que va a ser muy importante la flexibilidad de todos los espacios para que una sala pueda convertirse rápidamente en una UCI o un box de urgencias para poder atender a los enfermos en una crisis como la actual del coronavirus.

"El ser humano tiende a la rutina y tenemos memoria corta, pero sin duda esta experiencia va a cambiar muchas cosas" en el ámbito de la arquitectura, ha concluido el catedrático.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE