Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Coronavirus Navarra

El COVID-19, un factor añadido de riesgo para las personas con adicciones

Según el profesor de la UPNA Alfonso Arteaga, es probable que las personas que ya tienen algún problema previo se resientan especialmente en esta situación excepcional

Alcoholismo
Los alcohólicos "pueden ser más vulnerables y presentar un empeoramiento significativo en su problema".
DN
  • efe. pamplona
Actualizada 02/04/2020 a las 15:51

La pandemia del coronavirus COVID-19 es una dificultad añadida para las personas que sufren algún tipo de adicción, un colectivo especialmente vulnerable y que puede ver empeorado su progreso por esta crisis sanitaria.


Una característica que suelen presentar las personas con problemas de adicciones es su dificultad para gestionar bien sus estados emocionales.


Por ello, cuando una situación excepcional genera mayor malestar y estrés en esa persona, es más probable que su capacidad para afrontar su día a día y su problema se vea influida negativamente, ha explicado a Efe Alfonso Arteaga, doctor en Psicología del Departamento de Ciencias de la Salud de la Universidad Pública de Navarra.


Arteaga ha señalado que no parece que el hecho de estar confinados en casa tenga relación con una mayor incidencia (aumento en la aparición de nuevos casos) de las diferentes adicciones en este periodo. Sin embargo, probablemente sí que ocurra que las personas que ya tienen algún problema previo se resientan especialmente en esta situación que les toca vivir.


Especial mención, ha apuntado, merecen las personas que tienen problemas de adicción al alcohol: "Si esta situación que están viviendo con motivo del confinamiento se une a factores de riesgo como vivir solas, una falta de interés por actividades gratificantes o una tendencia a la depresión, pueden ser más vulnerables y presentar un empeoramiento significativo en su problema".


Algo parecido, ha destacado, puede ocurrir con las ludopatías, ya que, "en ausencia de casas de apuestas físicas, o de bares abiertos con máquinas tragaperras, deberemos prestar atención a lo que ocurre con las apuestas online".


El psicólogo ha comentado que, si bien las apuestas deportivas son más difíciles de llevar a cabo en estos momentos en los que la mayor parte de las competiciones están paralizadas, es probable que las personas con problemas de ludopatía recurran a otras apuestas a través de la red.


"En cualquier caso, es una situación nueva y debemos observar con cautela qué ocurre con este problema del juego a lo largo de esta crisis", ha afirmado.


En todos los casos, la soledad, la falta de acompañamiento por parte de personas significativas, es un factor de riesgo. "El soporte social es fundamental para superar una adicción en cualquier contexto, y más especialmente en el que nos toca vivir", ha indicado Arteaga.


En ese sentido, ha considerado que los familiares de una persona con una adicción, o con un problema de abuso, "tienen un peso específico importante en su proceso de recuperación; juegan el papel de soporte afectivo, por un lado, y de agentes de control de la situación, por otro".


Se trata, ha asegurado, de combinar estrategias de comunicación generadoras de cercanía y confianza, "con otras que sirvan para poner límites o que devuelvan a modo de espejo las conductas o las contradicciones a la persona con adicción; es el doble papel que estas personas pueden jugar".


Para Arteaga, justo en estos días es recomendable "propiciar y reforzar la participación de estas personas en cualquier actividad alternativa al consumo, así como su implicación en la vida familiar, aunque sea en cosas muy pequeñas. Hablar y escuchar sus dificultades, miedos y preocupaciones va a servir para que la persona se sienta atendida y entendida".


"Esto sin duda debe ir acompañado de grandes dosis de paciencia, ya que, cuando los problemas se suman, las dificultades en la convivencia se multiplican. Siendo conscientes de esto, y de que la persona tiene un problema añadido, tener 'mano izquierda' y empatizar con ella va a facilitar la convivencia y probablemente que el pronóstico de su problema de adicción mejore", ha resaltado.


Arteaga ha aseverado que, si la persona está en tratamiento por su adicción, es el momento de no perder el seguimiento, probablemente online o telefónico con los profesionales de referencia. Y, si no lo está y aparecen dificultades añadidas en este momento, "sería adecuado ponerse en contacto con entidades y profesionales que puedan dar apoyo tanto a esa persona como a sus familiares de referencia".


Entidades como Proyecto Hombre o el circuito de salud mental de la red pública pueden ser recursos en los que apoyarse en estos momentos.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra