Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Solidaridad

Palabras y dibujos para infundir aliento a los pacientes de coronavirus en Navarra

En la 6ª planta de antiguo Virgen del Camino cada paciente con coronavirus recibe, junto con cada servicio de comida, una carta y un dibujo de navarros anónimos. Un aluvión solidario que suma hasta la fecha más de 1.000 cartas, dibujos, poemas etc.

Jota del niño Pablo BLasco para los pacientes con coronavirus.
Jota del niño Pablo BLasco para los pacientes con coronavirus.
Jota del niño Pablo Blasco Isco para los pacientes con coronavirus.
Cedido
Un grupo de los sanitarios que trabajan en la sexta planta del antiguo Hospital Virgen del Camino, donde hay ingresados positivos, con algunas de la cartas recibidas por anónimos.
Un grupo de los sanitarios que trabajan en la sexta planta del antiguo Hospital Virgen del Camino, donde hay ingresados positivos, con algunas de la cartas recibidas por anónimos.
CEDIDA
Actualizada 29/03/2020 a las 17:17

Las comidas en la sexta planta general de Hospital Virgen del Camino alimentan el alma. Contienen un ingrediente muy especial, surgido de la solidaridad. La bandeja que el personal sanitario entrega a cada enfermo de coronavirus lleva el menú que toque ese día y ese momento pero, además, incluye una carta y un dibujo de amigos anónimos. Al día, cada paciente recibe cuatro cartas y cuatro dibujos: en el desayuno, en el almuerzo, en la merienda y en la cena. “Son una medicina a base de palabras y dibujos de niños que buscan infundir aliento, ánimo y fuerza en la soledad del aislamiento”, cuenta Ángel Muñoz Pardo, un sanitario que hace de portavoz de la iniciativa .

Ángel no quiere protagonismo. “Estamos inmersos todo el equipo de sanitarios de la 6ª General. Todos aportamos nuestro granito de arena para hacer llegar a los pacientes los mensajes. Somos alrededor de 25 o 30 personas, todas con un nexo en común: la humanización de los cuidados”, detalla.

Fue a mediados de marzo cuando estos profesionales crearon la dirección de correo ‘animocovidnavarra@gmail.com’ para que los navarros enviaran mensajes solidarios. “Queríamos hacerles llegar a los enfermos todo los sentimientos de apoyo que vemos en los balcones, que supieran que no están solos, que hay mucha gente ahí afuera que piensa en ellos y hacer que el ingreso sea un poquito más ameno”.

 

HOLA CAMPEÓN

-¡Hola campeón/a! No nos conocemos pero eso ahora es lo menos importante. Estamos en un momento en el que todos tenemos que estar unidos”. Así comienza una de la cartas que ha recibido alguno de los pacientes de esta planta, la unidad de infecciosos.

La primera llegó al correo electrónico el 20 de marzo. Desde entonces, ha sido un “aluvión” de mensajes, dibujos, poemas y hasta audios con jotas, como la del niño tafallés de 10 años, Pablo Blasco Iso, rezando por ellos a la Virgen de Ujué.

“Hay mucha calidez, mucha humanidad, en todo lo que nos llega”, cuenta Muñoz,. Asegura que los héroes no son los sanitarios, sino los pacientes que se encuentran confinados por necesidad en un hospital. Sus familiares no pueden verles más que una hora al día, una visita que no siempre llega y que debe enmarcarse entre las 5 y las 7 de la tarde bajo extremas medidas de seguridad. “La dureza de la situación de tener que afrontar la enfermedad en soledad es tremenda”, comenta Ángel.

Llegan muchas cartas anónimas, pero también de familiares. “El porcentaje de pacientes con mensajes de allegados es alto. Para ellos también es muy duro estar alejados de su ser querido”.
Los sanitarios roban tiempo al tiempo para gestionar la avalancha de cartas. Las imprimen y, además, tratan de contestar a todo el mundo. “Quiero aprovechar a dar las gracias a todo el mundo que ha aportado algo. Intentamos responder, pero son tantos correos que, incluso, empleamos nuestro tiempo libre, en casa, para poder contestar. A veces solo podemos poner un gracias “ .

 

SUS REACCIONES
Hasta mitad de esta semana habían recibido más de mil correos. “Es fantástico ver cómo los niños dibujan y escriben mensajes para los enfermos. Impresiona lo bien que han entendido el mensaje de quedarse en casa y de la situación actual. Todos sus dibujos son preciosos”.

Ángel cuenta que “en principio” son los propios pacientes los que leen las cartas y dibujos, ya que en esta planta. “Al principio se quedaban extrañados, como diciendo: ‘¿Quién escribe esto? Pero ahora mismo, muchos de ellos ya nos dicen que quieren leer más mensajes y ver dibujos. Están muy agradecidos con todo esto y nos transmiten que demos las gracias”, explica Ángel.
La emoción en muchos de los pacientes es evidente., No faltan lágrimas. “Es un momento bonito de vivir, ya que muchos se emocionan y, a pesar del momento que están atravesando dibujan una sonrisa tímida en su rostro. Luego, hay cartas muy profundas, que nos emocionan a todos, incluso a los sanitario. Lo que estamos viviendo estos días en la planta nos hace emerger los sentimientos a flor de piel permanentemente”.

Ángel reconoce que le resulta complicado quedarse con algún momento vivido. Al final, por la insistencia, claudica: “Al entregar una carta esa persona se emocionó muchísimo. Daba sin parar las gracias y aseguraba que no se sentía solo a pesar de que en muchas ocasiones nos separaba una puerta cerrada. Comentaba que cuando esto pase, nos vendrá a dar muchos besos y abrazos. Cuando volví a entrar un poco más tarde en esa habitación, me contaba: ‘No puedo parar de leer lo que me habéis entregado, lo habré leído como veinte veces y de mirar el dibujo no me canso. Es que le daba besos al dibujo y se lo colocó para tenerlo a la vista. Se me saltaron las lágrimas”.

Por eso repite la palabra gracias. Y dice, en nombre de sus compañeros, gracias a quienes mandan mensajes, para que los navarros sigan enviando esos fármacos en forma de palabras, gracias a quienes les hacen llegar pizzas, bombones, etc; gracias a la comunidad de vecinos de una residente de la UCI que les mandan pastas caseras, gracias a quienes donan material. “Mil gracias de corazón a todos”.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra