Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Coronavirus Navarra

El primer día de cierre de fronteras vacía las Ventas en Dantxarinea

El anuncio de supresión de la libre circulación disminuye el tráfico en los controles policiales

Vídeo | La Guardia Civil cierra la frontera de Navarra con Francia
Vídeo | La Guardia Civil cierra la frontera de Navarra con Francia
Solo se permitirá la entrada en territorio nacional por vía terrestre a ciudadanos españoles.
CEDIDO
Agentes de la Guardia Civil, esta mañana en la frontera de Dantxarinea.
Agentes de la Guardia Civil, esta mañana en la frontera de Dantxarinea.
Foto de la Guardia Civil, en el alto de Ibardin.
La Guardia Civil, en el alto de Ibardin.
CEDIDA
Actualizada 18/03/2020 a las 07:25

El principal paso fronterizo en Navarra, enclavado en Dantxarinea, registró ayer un flujo irregular y notablemente inferior de vehículos con la entrada en vigor del cierre anunciado por el Ministerio de Interior para mitigar el avance del coronavirus. Una dotación de Policía Nacional reguló la entrada de Francia con ajuste a las restricciones que limitan el paso a españoles, residentes y transporte de mercancías. “El paso está abierto pero usted tiene que dar la vuelta”, fue la respuesta de un agente, protegido con mascarilla, a una conductora francesa que a eso de la una de la tarde trataba de hacerse entender para franquear el control habilitado. El dispositivo policial se encontraba en la primera rotonda en suelo navarro, que canaliza la circulación hacia los dos accesos al país vecino.


La reducción del tránsito, especialmente notorio a partir del mediodía donde se esperaba de Francia la adopción de una medida similar a la española, ahondó el silencio extendido a ambos márgenes de los primeros kilómetros de la N-121-B. Si ya el domingo, la actividad se resintió por la declaración del estado de alarma que limitaba las compras a puntos alimenticios, gasolineras y estancos, entre otros, la clausura de fronteras terrestres de ayer no hizo sino acentuar la sensación de vacío.


La estampa no dejaba de ser insólita para un área comercial que se nutre al año de la demanda de 4 millones de consumidores, en su mayoría franceses por el poder adquisitivo que les proporciona el valor del euro en su país.


Así como las cuatro gasolineras aseguraban el servicio con mecanismo de autoservicio, prepago con tarjeta o abono en metálico en ventanilla, los supermecados permanecían abiertos con sus estanterías repletas de género pero vacías prácticamente de consumidores. En esa tesitura, si el área de Urdax garantiza empleo a 600 personas -como calculaba el presidente de la Asociación de Comerciantes, Txomin Iribarren Larralde-, los ocupados ayer no llegaban al medio centenar. En la explicación a la ausencia de actividad, Iribarren reparaba en una circunstancia del paso de Dantxarinea, que le diferencia de Valcarlos o Irún. “Éste -decía- no es un paso de transporte de mercancías”. Tal evidencia contrastaba con el denso flujo de camiones por la N-121-A.


“Sólo he visto así Dantxarinea el 1 de enero, cuando se abre una sola Venta”, observaba Iñaki Rodríguez Irazoki, natural de Bera, en un receso compartido con un grupo de empleados en el exterior de Venta Axular. A su lado, Alexandre Genjembre, de Biok, apuntaba al certificado expedido por su empresa para franquear a primeras horas de la mañana el control de la Policía Nacional como vecino en la localidad francesa de Sempere. Fue de los pocos que pudieron pisar suelo español. Parte de los residentes galos que acuden a diario a trabajar a Dantxarinea optaron por permanecer en sus casas. Según el elizondarra Iñaki Maya Ballarena, de Venta Peio, les fue brindada tal posibilidad, al menos en los establecimientos regentados bajo este sello, por la inactividad en la restauración y el descenso verteginoso de ventas en los supermercados.


Así las cosas, los titulares de varios negocios sospesaban reagrupar a sus empleados disponibles y su actividad comercial en un solo punto de su cadena. El trasvase de género entre establecimientos alteró la montonía del silencio en la N-121-A y sus vías paralelas.


“Mañana no sé si abriremos”


Ante el panorama descrito por la doble restricción del estado de alarma y el cierre de las fronteras, Juan Ignacio Arzoz, de Venta Panta, a 50 metros del límite fronterizo, compartió con sus cuatro empleados sus dudas sobre la conveniencia o no de reabrir hoy. El estanco que regenta tenía ayer echada la persiana como día de descanso semanal. “No sé si merece la pena abrir. Yo creo que no”, se lamentaba tras sopesar los efectos de la conjunción de restricciones. Al ser preguntado si recordaba una clausura anterior de las comunicaciones, evocó a la situación de emergencia que decretó Francia con motivo de los atentados en la revista Charlie Hebdo. Sin mayores opciones que dejar pasar el tiempo, la resignación era compartida por titulares y asalariados de las Ventas. “Tenemos que aguantar como se pueda. Esta situación tampoco será para siempre”, se escuchaba decir en el improvisado descanso de Venta Axular.

 

“No ocurría una cosa igual desde la Segunda Guerra Mundial”


Recién llegado de Pamplona, donde aparcó un transporte que condujo en la víspera, Txomin Iribarren Larralde subrayaba la novedad de la situación en Dantxarinea, donde preside su Asociación de Comerciantes. “No pasaba una cosa así desde tiempos de la Segunda Guerra Mundial”, ofrecía como explicación al cierre de fronteras y el estado de alarma decretados. “La clave será el tiempo de permanencia en esta situación. La gente está mentalizada”, apuntaba.


Propietario de siete gasolineras, una de ellas en Valcarlos y Josenea en Dantxarinea, es titular de la empresa de transportes Mugatrans.


En calidad de transportista hizo un llamamiento a la reflexión de los dirigentes políticos para que reparen en las necesidades de los profesionales del volante, “que estos días se encuentran en la carretera sin lugar donde comer o asearse”.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE