Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Coronavirus Navarra

Voluntarios les llenan el frigo

Voluntarios de Protección Civil de Milagro y particulares se ofrecen en las redes sociales estos días para hacer la compra a a las personas más mayores que estos días no pueden salir

Ampliar Voluntarios les llenan el frigo a los más mayores
Voluntarios les llenan el frigo a los más mayores
  • Iranzu Larrasoaña
Actualizado el 16/03/2020 a las 07:21
La personas mayores, uno de los grupos de riesgo del coronavirus, cada vez son más reacias a salir de casa estos días. Aunque muchos ancianos encuentran la ayuda para llenar sus neveras dentro de su propia familia, otros no tienen la misma suerte. Por esa razón, a lo largo del fin de semana han surgido personas voluntarias que se ofrecen a hacer esta tarea a sus vecinos.
Jose Mari Cambras, jefe coordinador de Protección Civil de Milagro, explica que los voluntarios de esta organización, que asiste a una población de 20.000 personas divididas en diferentes localidades, han puesto en marcha una iniciativa para que ninguna persona mayor se quede desatendida a consecuencia de la crisis del coronavirus. “En el ámbito de los pueblos hay muchos mayores que viven solos y que tienen a sus familiares lejos, por lo que no les pueden ayudar”, explica Cambras, que asegura que cada vez son más los ancianos que no se atreven a salir de sus casas por miedo al virus Covid-19. “Nuestra prioridad es que no les falte de nada. Para ello, les llevaremos la comida a casa y, sobre todo, lo que necesiten de la farmacia”, señala.
Dentro de esta iniciativa, los voluntarios de Protección Civil de Milagro quieren ayudar también a todas las personas que hacen uso de los comedores sociales. “Todos los clubes de jubilados de los pueblos, que era donde se comía, se han cerrado”, apunta el coordinador mientras adelanta que se está trabajando para poder llevar la comida a las casas de las personas. Aunque todavía es pronto para valorar este proyecto, Cambras asegura que ya ha recibido las primeras llamadas. “Acabo de colgar a una hija, que vive en Barcelona y estaba muy preocupada por su madre de avanzada edad. Nos ha pedido que estemos pendientes de ella”, ejemplifica el coordinador.
Para hacer frente a estos encargos, mucha gente ha decidido pasar estos días ayudando a sus vecinos. “Me han llamado personas, que no son voluntarias, para colaborar”, agradece Cambras mientras puntualiza que la oferta de ayuda va mucho más allá de hacer la compra. “En Villafranca, por ejemplo, un grupo de marroquíes se ha ofrecido para hacer de intérpretes para aquellos compatriotas que puedan necesitar nuestra ayuda”, comenta.
Una de esas personas es Leila Kassoos, una marroquí de 47 años afincada en Villafranca. “En este pueblo vivimos personas migrantes y españoles. Esta situación nos va a afectar a todos por igual”, justifica ella su colaboración. “¿Quién sabe? Igual yo también necesito ayuda en algún momento de las personas mayores que ahora me necesitan a mí”, reflexiona mientras asegura que ayudará en todo lo que pueda a sus vecinos.
En Marcilla, Margari Palacios Murugarren, de 55 años, está preparada para asumir su primer encargo. “Soy educadora infantil y, como la escuela va a estar cerrada 15 días, he pensado que puedo emplear ese tiempo libre en ayudar a los mayores”. Los interesados pueden solicitar la ayuda de Protección Civil de Milagro a través del teléfono 661522175.
LA JUVENTUD DE PAMPLONA
Estos últimos días las redes sociales han sido testigos de la iniciativa particular de jóvenes de Pamplona que quieren ayudar a sus vecinos mayores con la compra. En el Casco Antiguo de Pamplona, Ana Isabel Cordobés, de 28 años, se ofrece para hacer la compra de sus vecinos. “Donde yo vivo hay bastante gente mayor y abunda el pequeño comercio, que estos días está muy concurrido”, describe la situación. “La población más mayor y con patologías anteriores tienen más riesgo. En estos locales se exponen de manera innecesaria”, explica la razón que le ha llevado a hacerse voluntaria. “Creo que es responsable que gente joven, o sin problemas de salud, echemos un cable”, señala.
En la zona de San Juan se ofrece también Irene Otal Larequi, de 31 años. “Los momentos difíciles provocan que salga a la luz la cara buena y no tan buena de la ciudadanía”, reflexiona mientras añade que “hemos de demostrar que, por encima del egoísmo, somos una sociedad solidaria, dispuesta a emprender pequeñas acciones”. “Tenemos que ponernos en su lugar y tratar de contribuir a que no sufran doblemente las consecuencias negativas de esta crisis”, anima a más jóvenes a sumarse a la iniciativa. “Las personas mayores, además de ser un grupo con altas probabilidades de contagio, también sufren en muchos casos problemas de movilidad, por lo que hacer la compra para ellas es una tarea totalmente desaconsejable para su salud”, advierte. Los interesados pueden contactar con ellas a través del teléfono 675028809.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora