x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
Audiencia de Navarra

Un masajista condenado por abusos suma ya 5 denuncias

Un juzgado le impuso ayer 15 meses por un caso anterior

La Audiencia de Navarra

La Audiencia de Navarra.

AGENCIAS
Actualizada 21/05/2019 a las 08:22
  • C.R. Pamplona
A+ A-

La semana pasada, un juez de Pamplona pedía a las policías que investigaran si había más posibles víctimas de un quiromasajista de la capital navarra que acumulaba ya tres denuncias: una archivada provisionalmente, una enjuiciada a falta de sentencia y una tercera en fase inicial. Desde entonces, se han producido dos novedades en la investigación: el quiromasajista ha sido condenado a 15 meses de prisión por un delito de abuso sexual por el caso que había sido juzgado, y además dos mujeres más han denunciado posibles abusos en Policía Nacional. El magistrado que investiga lo ocurrido, el titular del Juzgado de Instrucción nº 2 de Pamplona, valora también si clausurar o no el local para evitar la reiteración delictiva.

Sobre los casos pendientes de investigación, la Policía Nacional ha recibido en los últimos días tres denuncias referidas al mismo masajista, gerente de un centro del Primer Ensanche. La primera, interpuesta hace dos semanas, dio origen a la petición del Juzgado de Instrucción nº 2 a los distintos cuerpos policiales. Desde que se dio a conocer esa información, otras dos mujeres más han acudido a dependencias policiales con un relato de hechos similar. Lo hicieron el jueves y viernes de la semana pasada. Con edades comprendidas entre los 30 y los 40 años, denunciaron sufrieron abusos mientras recibían un masaje en el centro del investigado.

CONDENADO A 15 MESES

Este lunes, por otra parte, se producía la segunda novedad. El Juzgado de lo Penal nº 2 de Pamplona condenó al quiromasajista a 15 meses de prisión por un delito de abuso sexual, por haber efectuado a una clienta tocamientos “impropios de un masaje de las características del contratado”.

En el juicio, celebrado el 16 de enero, tanto el fiscal como la acusación particular solicitaron una pena de 2 años de prisión, mientras que la defensa reclamó la absolución. En la sentencia, que puede ser recurrida ante la Audiencia de Navarra, el magistrado impone al procesado una indemnización para la víctima de 2.000 euros (la Fiscalía reclamaba 4.000 euros).

Los tocamientos se produjeron sobre las 17 horas del 27 de octubre de 2017 en el establecimiento de quiromasaje que el encausado tiene en el centro de la capital navarra. Una vez allí, según recoge la resolución judicial, concretaron el masaje a realizar: “relajante y descontracturante, de cuerpo entero”. Comenzó con la clienta tumbada boca abajo, y se desarrolló primero por la zona de la espalda, donde ella tenía una contractura”. Sin embargo, según considera probado el juez, “guiado por la intención de obtener satisfacción sexual”, el inculpado efectuó los referidos tocamientos a lo largo del masaje. Según el escrito de Fiscalía, primero empezó por la espalda y después, tras pedirle que se diera media vuelta y colocarle un antifaz, prosiguió por la zona delantera. En un momento dado, la mujer dijo: “Hasta aquí ha llegado el masaje”. Tiró 50 euros encima de la mesa, no esperó a que le diera las vueltas -el precio era de 40- y se marchó. Nada más salir, ella contó lo ocurrido a su expareja y a su compañero de piso.

En la sentencia, el magistrado destaca que la prueba de cargo viene dada por la declaración de la denunciante. Al respecto, el juez valora que no conocía de nada al acusado y que no aprecia un móvil económico que pudiera condicionar su actuación. Resalta, asimismo, que existen otros datos externos que avalan y refuerzan la fiabilidad del testimonio, como el hecho de que nada más acabar el masaje contara lo ocurrido a su expareja y su compañero de piso.

El acusado, por su parte, negó los tocamientos en zonas íntimas, lo que, según el juez, supone “una admisión implícita de la innecesariedad e inidoneidad de contactar con esas zonas anatómicas para la realización de un trabajo como el encomendado”. Ante la tesitura de dar mayor credibilidad al testimonio del procesado o al de la denunciante, el magistrado se decanta por la segunda opción: “Los tocamientos existieron y su única razón de ser, descartada toda justificación posible dimanante del ejercicio de la profesión de masajista, es el deseo de obtener una satisfacción sexual” por parte del inculpado, informó el TSJN.

Para la imposición de la pena, el juez se inclina por la prisión en lugar de la multa al valorar que el acusado “se aprovechó de la situación de confianza generada en la víctima por su condición de profesional del masaje”, así como por el hecho de que “los tocamientos fueron repetidos y recayeron sobre zonas del cuerpo de gran significación erótico-sexual”. En la sentencia, el magistrado concede al condenado la suspensión de la ejecución de la pena -una vez que sea firme-, condicionada a que en un plazo de dos años no cometa otros delitos.

 

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra