x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
Incendios

Un incendio afecta a la chimenea de una vivienda en Arbeiza

El incidente no ha causado heridos

Imagen varios efectivos de bomberos trabajan en el tejado de la vivienda afectada.

Imagen varios efectivos de bomberos trabajan en el tejado de la vivienda afectada.

CEDIDA
Actualizada 19/03/2019 a las 09:25
  • Diario de Navarra
A+ A-

Un incendió afectó el lunes a las 19:25 horas a una chimenea de una vivienda de la calle Mayor de Arbeiza. El incidente no ha causado heridos.

Hasta el lugar del siniestro se desplazó un equipo de bomberos que ayudaron a sacar a los usuarios de la vivienda afectada y a refrescar la chimenea.

Desde Bomberos de Navarra recuerdan la necesidad de realizar un buen mantenimiento de chimeneas para evitar este tipo de accidentes tan habituales en invierno:

 

Diez consejos para el uso adecuado de chimeneas

Con la llegada del invierno comenzamos a utilizar de forma continua las chimeneas. Por ello conviene recordar algunos consejos para aumentar la seguridad y evitar los incendios. Las chimeneas, como todos los sistemas productores de calor, conllevan un riesgo de incendio si no se mantienen, utilizan y aíslan adecuadamente.

La inadecuada utilización, mantenimiento o ejecución de las chimeneas en Navarra provoca cada año numerosos incendios. Seguir estos sencillos consejos nos permitirá a todos y todas ganar en seguridad sin renunciar al confort que nos ofrecen las chimeneas en nuestro hogar.

Contrata su construcción o reforma con profesionales

La construcción o reforma de la chimenea debe ejecutarse correctamente, ya que el tiro o conducto de evacuación de los humos -en su trayectoria vertical buscando el exterior- atraviesa forjados y cubiertas que deben estar perfectamente aislados del calor. No aislar una chimenea del forjado o hacerlo de forma deficiente supone exponer a la vivienda a un alto riesgo de incendio.

1. Comprueba el aislamiento.

Si adquieres una vivienda, o si reformas tu casa, comprueba con un profesional que la chimenea está aislada y cumple los estándares de calidad. Si reformas tu casa, aprovecha para mejorar el aislamiento.

2. Contrata profesionales.

Contrata las reformas con profesionales que garanticen que la instalación cumple con la normativa.

Realiza un mantenimiento periódico

La madera al arder destila una serie de aerosoles que se van depositando a lo largo de las paredes del conducto o tiro de la chimenea. Al acumularse, crean una costra alquitranosa llamada creosota que, si adquiere cierto grosor, se puede poner incandescente y arder. Una chimenea con un alto nivel de creosota es muy peligrosa y es fácil que provoque un foco de ignición en la estructura de la vivienda.

3. Deshollinado periódico.

Si utilizas la chimenea a diario todo el invierno, debes deshollinarla todos los años y si lo haces con menor frecuencia –por ejemplo en una segunda vivienda- cada dos o tres años como máximo.

4. Mejor con un o una profesional.

Realiza inspecciones sencillas del tiro de la chimenea, pero encarga siempre las labores de limpieza a un o una profesional. Son trabajos en altura y deben acometerse con los medios de seguridad necesarios.

Haz un uso adecuado

5. Evita sobrecargas de leña.

Utiliza la cantidad justa de leña. Una emisión de calor excesiva aumenta el riesgo de generar un foco de ignición en algún punto del tiro.

6. Leñas secas y duras; más calor, menos riesgo.

Utiliza maderas secas y duras (roble, encina o haya); generan menos creosotas y tienen mayor poder calorífico que las húmedas -verdes- o blandas (pino, chopo).

7. Crea una zona de seguridad junto a la chimenea.

No coloques, a menos de dos metros de distancia del fuego de la chimenea, material combustible (muebles, alfombras, ropa húmeda...). Recuerda que son preferibles las chimeneas con puerta, que evitan el salto de chispas que pueden prender en la estancia.

8. Ventila la estancia constantemente.

Mantén una ventilación constante de la estancia. La combustión consume oxígeno y además, si el flujo de aire a través del tiro no es el adecuado, el nivel de monóxido de carbono puede aumentar peligrosamente.

9. Asegúrate de apagar totalmente el fuego.

Aunque parezca obvio, apagar el fuego completamente es fundamental. No dejes la chimenea encendida al irte a dormir. En segundas viviendas comprueba que el fuego está apagado antes de marcharte.

10. Instala un detector de incendios.

Coloca un detector de incendios ubicado correctamente. Es una excelente medida de precaución para detectar a tiempo el inicio de un incendio, lo cual podría salvarte la vida.

 

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra