Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Salud

Navarra registró en 2017 un 43% más de enfermedades de transmisión sexual

Salud Pública destaca la importancia de la prevención para frenar el aumento de las infecciones de trasmisión sexual

Centro de Salud de Sarriguren.
Centro de Salud de Sarriguren.
  • Europa Press. Pamplona
Publicado el 20/06/2018 a las 14:55
El Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN) ha recordado a la población la importancia de la prevención para frenar el aumento de las Infecciones de Trasmisión Sexual (ITS), "en tendencia ascendente en España y en los países del entorno". En el caso de la Comunidad foral, la incidencia de ITS notificada está aumentando en los últimos dos años, según ha informado el Gobierno foral.
Por trimestres, esta tendencia creciente es significativa en la trasmisión de clamidia, gonococia y sífilis. La infección por el VIH también presenta una tendencia ascendente.
Según el último informe epidemiológico del ISPLN, en el primer trimestre del año se han diagnosticado 89 casos de infecciones por clamidia (frente a los 63 del mismo período del año pasado), 37 de gonococia (frente los 29 del primer trimestre del año pasado), 19 de sífilis (14 en los tres primeros meses de 2017) y 13 de VIH (10 el año pasado). En la comparativa anual, 2017 se cerró con un 43% más de nuevos diagnósticos de estas cuatro enfermedades (449 casos notificados, frente a los 312 de 2016), más de la mitad de ellos (247) por clamidia, una infección bacteriana común, normalmente leve y en muchos casos asintomática, que se trata con antibióticos.
El ISPLN ha señalado que tanto la sociedad como los sistemas sanitarios cuentan actualmente con medios para la prevención, diagnóstico y el tratamiento de las ITS que, "bien utilizados, permitirían prevenir la mayor parte de los casos, lo que contrasta con la tendencia ascendente que se viene registrando".
Ha destacado que la prevención y el diagnóstico y tratamiento precoz de las ITS tienen ventajas importantes para las personas implicadas y cortan la cadena de transmisión, por lo que se amplían los beneficios para la población. El ISPLN ha añadido que las ITS pueden afectar a cualquier persona que tenga relaciones sexuales. Se consideran prácticas de riesgo para contraer una ITS tener relaciones sexuales de tipo vaginal, anal u oral con una o más personas que tengan una ITS aunque pueden o no saberlo, ya que en algunos casos en ese momento pueden no presentar síntomas.
Por ello, ha animado a quien sospeche o tenga duda sobre la posibilidad de tener una ITS a que acuda a su centro de salud o Centro de Atención a la Salud Sexual y Reproductiva (CASSYR) para descartarla o tratarla. Constituye una sospecha el haber mantenido un contacto sexual con alguna persona con ITS o presentar algunos de estos síntomas: llagas o úlceras en la zona genital, que duelan o no; secreciones de pus en los genitales (vagina, pene o ano); dolor o ardor al orinar, fundamentalmente en hombres; flujo genital u anal diferente al habitual; dolor en la parte baja del abdomen; dolor testicular en hombres; dolor en las relaciones sexuales en mujeres; sangrado entre periodos menstruales; lesiones en la boca o manchas en la piel.
En el marco de la prevención, se recuerda además que para algunas ITS o enfermedades que se pueden transmitir también en las relaciones sexuales hay vacunas (hepatitis A, hepatitis B, Virus de Papiloma humano.
En este mismo marco, ha expuesto, el uso adecuado del preservativo masculino o femenino disminuye el riesgo de transmisión de las ITS y también de los embarazos no deseados y abortos. El ISPLN indica que la responsabilidad de la transmisión es compartida y que la utilización del preservativo permite aunar el disfrute, la seguridad y la tranquilidad, alejando las relaciones sexuales de los miedos y preocupaciones del antes, el durante y el después (dudas sobre la posibilidad de embarazo o de haberse contagiado de alguna enfermedad) y permitiendo el cuidado necesario en la relación sexual bajo el compromiso 'me cuido y te cuido'. Recuerda asimismo que las caricias, besos y abrazos, masajes, etc. son prácticas sexuales sin riesgo.
Según ha manifestado, el crecimiento de la notificación de las ITS puede atribuirse a un incremento real de la incidencia y también a una mejora de la práctica clínica, con una mayor confirmación microbiológica de los casos. El aumento real de la incidencia viene a su vez condicionado por la reducción de la edad de inicio de las relaciones sexuales, el incremento del número de parejas sexuales y, en cualquiera de los casos, por el mantenimiento de relaciones sexuales de riesgo sin protección.
Ha concluido que la educación sexual es la clave para "aprender a conocerse, aceptarse y expresarse de manera ética y satisfactoria como persona sexuada, desde una visión positiva y previniendo riesgos innecesarios".
volver arriba

Activar Notificaciones