Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Sentencia de 'La Manada'

Así opinan los expertos en Derecho sobre la sentencia de 'La Manada'

En el Palacio de Justicia, epicentro de un terremoto sin precedentes, la reacción a la sentencia de La Manada se ha vivido con tristeza, incredulidad y preocupación. También con “indignación” al ver la respuesta de políticos como el ministro

Varias personas escriben lemas contra la justicia en Pamplona tras el fallo de La Manada.
Varias personas escriben lemas contra la justicia en Pamplona tras el fallo de La Manada.
EFE (VILLAR LÓPEZ)
Actualizada 06/05/2018 a las 06:00

El miércoles, en pleno huracán por la sentencia de La Manada, el mismo tribunal, la tan denostada Sección Segunda, celebraba una vistilla para decidir sobre la prisión provisional de un acusado por agresión sexual. Antes de empezar con sus alegaciones, uno de los abogados, Javier Asiáin, hizo una introducción: “Aunque me dé rubor hacerlo en una sala de Justicia, con carácter previo quiero recordar el artículo 117 de la Constitución: la Justicia ha de administrarse por jueces y magistrados integrantes del poder judicial, independientes, inamovibles, responsables y sometidos únicamente al imperio de la ley; las sentencias no se dictan por plebiscito popular”.

La frase ilustra a las claras cómo se han vivido estos días en el Palacio de Justicia, epicentro de un terremeto de dimensiones que nadie esperaba y que nadie acierta a explicar. “Sentimos una mezcla de tristeza e incredulidad. También indignación por las palabras del ministro”, resume un magistrado. Incluso en Fiscalía, donde discrepan con la sentencia (entre los jueces también hay disparidad de opiniones), han sentido preocupación ante una reacción “muy desproporcionada” que ha superado el umbral de la crítica. El sentir mayoritario entre jueces, fiscales y abogados es que la respuesta popular, alentada por políticos y cargos públicos, va más allá de este caso y pone en cuestión la independencia judicial.

Todos estos profesionales de la Justicia en Navarra, como hizo todo el país, se paralizaron a la una de la tarde del jueves 27 abril ante el televisor. Y ahí empezó todo. “La reacción, sin haber leído la sentencia, fue absolutamente desproporcionada. Fueron 9 años de prisión, ¡uno menos que por homicidio! Si llegan a absolverlos queman el Palacio de Justicia”, sostiene un juez. En Fiscalía también causó “sorpresa” la reacción instantánea que se propagó por todo el país. Aunque no compartan la sentencia, reconocen que está muy trabajada, que cree a la víctima, a la que se dio un trato “exquisito”, y que la pena es elevada. “Al final tenemos una calificación por abusos debido a ese terreno fronterizo que hay entre el abuso de superioridad y la intimidación, pero el tribunal lo justifica y lo razona. No es ninguna atrocidad para levantar semejante indignación”, sostienen con estupor.

UN CASO COMPLICADO

Todos coinciden en que el caso del portal de Paulino Caballero es muy complicado y excepcional, y que los jueces han tenido que resolver en mitad de una presión sin parangón. También lo ven muy interesante desde el punto de vista jurídico. Sobre la intimidación (requisito para ser una agresión sexual), algunas voces sostienen que el tribunal resolvió “apegado a la tradición jurisprudencial”, que dice que para que exista intimidación tiene que haber una amenaza con un mal expreso, algo que en este caso no hubo. “Quizás la jurisprudencia tenga que adaptarse a los nuevos tiempos y que situaciones como la del portal se consideren intimidación”. La sentencia optó por abusos con prevalimiento, una figura que por lo general se aplica a situaciones de superioridad en ámbitos laborales, educativos o familiares, pero muy pocas veces en superioridades que surgen en el momento, algo que los jueces sí aplicaron a este caso.

Y si la explicación jurídica no es sencilla, tampoco lo es dar con una razón que explique una reacción que ha llegado hasta la ONU. Los jueces y fiscales consultados no tienen respuesta, pero aportan varios factores: es un caso con un eco extraordinario en medios y redes sociales, el juicio se celebró a puerta cerrada, se habían generado muchas expectativas en torno a la sentencia, el propio retraso las alimentó... “y así se dejó que el magma fuera creciendo”. “¿Pero hubiera colmado las expectativas una condena por agresión?”, se pregunta con duda una magistrada. Otro juez ve “mucha manipulación en las redes y determinados colectivos”. “De un tiempo a esta parte hay un interés por desprestigiar al Estado Español y la Justicia”.

De fondo, todos lo reconocen, está la creciente sensibilización social ante los delitos de violencia contra las mujeres. “Hace unos años era impensable que ante una denuncia por agresión sexual hubiera concentraciones al instante o que se pararan las fiestas. Ahora las hay y eso está ahí, hay que adaptarse”, dicen para comprender que a la gente le decepcionara el fallo. Lo que no comparten son algunos de los lemas esgrimidos, porque la sentencia ya los recogía. Citan, por ejemplo, al “yo sí te creo”, porque el fallo creyó a la víctima, y el “no es abuso, es violación·”, ya que la violación (“todo acceso carnal sin consentimiento”, según la RAE) puede ser agresión o abuso sexual en el Código Penal. Incluso sostienen que las reivindicaciones del manifiesto firmado por 1.900 psicólogos y psiquiatras están incluidas en la sentencia: “Lo que más nos indigna son los que se indignan sin haberla leído”.

Eso, y la respuesta de los políticos. “Fue vergonzosa su reacción sin haber leído la sentencia. Mostraron un nulo respeto por uno de los pilares de la democracia y han dicho auténticas barbaridades. Si lo que quieren es que la presunción de inocencia valga para todos los delitos menos para los sexuales, que lo digan. Por un puñado de votos se han subido a la ola y han puesto en peligro algo que nos ha costado muchos años construir”, alerta un juez. Otro alude al desamparo que han sentido ante responsables públicos y políticos de todo signo. “Los que tenían que frenar esto, aportar sensatez y hacer pedagogía, no lo han hecho”.

En el centro de la diana, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, que insinuó que el juez del voto particular tenía un “problema singular”. Si hasta el lunes los grupos de Whatsapp de los jueces giraban en torno a la sentencia y sus reacciones, tras las palabras del ministro se incendiaron. “Fue alucinante, tenía que haber dimitido al minuto uno. Me pareció un ataque brutal e injusto a Ricardo González, que es un magnífico juez, muy trabajador, exigente y escrupuloso”, apunta un magistrado. Y concluye con una reflexión general: “A todos los que se manifestaron les haría una pregunta: si alguna vez os veis en el banquillo de los acusados, o vuestros hijos, ¿quién os gustaría que os juzgara: el pueblo enardecido en la plaza pública o los jueces de este caso? Si todos contestaran con sinceridad, la respuesta está clara”.

 

MARÍA HERRERA, abogada: “Técnicamente, la sentencia es intachable”

 

 

Así opinan los expertos en Derecho sobre la sentencia de La Manada

1 ¿Qué opinión le merece la sentencia? Técnicamente hablando, la sentencia en mi opinión es intachable. Se podrá compartir o no, y se podrá criticar, pero a mi juicio se han estudiado y valorado cada una de las pruebas practicadas en el acto de la vista oral. Está perfectamente explicado el razonamiento que ha llevado a los magistrados a concluir que los hechos constituyen un delito de abuso sexual por existir prevalimiento, aunque sea una cuestión que no se suscitó por ninguna de las partes del proceso.

2 ¿Y el voto particular? Si la sentencia mayoritaria está muy fundamentada, el voto particular aún lo está más. Hace un estudio extensísimo de lo que significa la presunción de inocencia, derecho fundamental de todos los ciudadanos, y después de desgranar una por una todas las pruebas y de valorarlas en conciencia, concluye que dicha presunción no ha sido desvirtuada, y en virtud de la misma y del principio” in dubio pro reo” ( en caso de duda , a favor de reo ) dicta un fallo absolutorio. Debo señalar que me parece un acto de valentía, predicable también para los magistrados de la sentencia mayoritaria, ya que lo fácil hubiera sido dictar una sentencia por agresión sexual. Merecen todo mi respeto.

3 ¿Qué valoración hace de la reacción que se ha generado? La reacción me parece repugnante. Creo firmemente en la independencia judicial y en la separación de los tres poderes. La injerencia que se está produciendo me produce indignación, rabia, impotencia. Es puro populismo y demagogia. Es inaceptable. Se ha llegado al ataque personal: “Difama que algo queda”. Lo que está sucediendo me recuerda a los tiempos de Roma y el coliseo en los que el pueblo decidía con un gesto de dedo quien debía ser echado a los leones y quien no. Increíblemente la mayoría de los que alzaron sus voces en contra de los magistrados y la sentencia, no se la habían leído. Parece que se pretende que se establezca una Justicia a la carta. Me parece gravísimo lo que está sucediendo.

 

EDUARDO RUIZ DE ERENCHUN, abogado: “El voto particular es un tratado de la presunción de inocencia”

Así opinan los expertos en Derecho sobre la sentencia de La Manada

1 ¿Qué opinión le merece la sentencia? Es una sentencia muy trabajada por los magistrados, está muy motivada, razonada y argumentada, muy por encima de la media de los casos normales, probablemente por la expectación mediática y, sobre todo, por la enorme complejidad que tiene el caso. La frontera entre el prevalimiento de la superioridad y la intimidación no es sencilla al igual que ocurre con el abuso de superioridad y la alevosía, pero de la prueba practicada no se puede deducir, en mi opinión, ni violencia ni intimidación.

2 ¿Y el voto particular? Es un tratado del contenido del derecho a la presunción de inocencia, de las reglas de la prueba y de valoración de la prueba. Tiene un trabajo exhaustivo que se debe reconocer por quienes discrepen del mismo. Es un texto que debiera ser analizado en todos los Master de Abogacía y la Escuela Judicial y yo desde luego lo recomendaré para ayudar a que los alumnos entiendan qué es la presunción de inocencia.

3 ¿Qué valoración hace de la reacción que se ha generado? En este país falta mucha cultura democrática y de respeto a las instituciones. Se nos llena la boca de presunción de inocencia pero cuando se aplica -y se absuelve por falta de pruebas- nos lanzamos a la calle. Las críticas y discrepancias son sanas y positivas pero los ataques personales y las solicitud de inhabilitación son un intolerable ataque a la independencia judicial. Nadie de los que protestó en un primer momento estuvo en el juicio ni leyó la sentencia.

 

PAZ FRANCÉS, abogada: “Si la perspectiva de género está ausente en el fallo, en el voto...”

Así opinan los expertos en Derecho sobre la sentencia de La Manada

1 ¿Qué opinión le merece la sentencia? La dificultad que presentaba el enjuiciamiento de este caso es indudable. Pero considero que de los hechos probados de la sentencia se desprende una agresión sexual. La expresión de “atmósfera coactiva” empleada en la sentencia para justificar el abuso sexual por prevalimiento es un eufemismo para no apreciar la intimidación, y por tanto la agresión sexual, que concurre claramente con la manifiesta superioridad física y el acorralamiento a la víctima.

2 ¿Y el voto particular? Si la perspectiva de género está ausente en el fallo, el voto particular es una expresión perfecta de todos los imaginarios colectivos que dominan nuestra sociedad patriarcal: las mujeres son objetos de satisfacción sexual, han de ser insistidas para que quieran relaciones sexuales y aunque inicialmente no quieran… finalmente disfrutan.

3 ¿Qué valoración hace de la reacción que se ha generado? Solo a los tribunales les corresponde juzgar e imponer una pena a una persona pero los jueces están sujetos a crítica. La crítica es una expresión democrática. Sin embargo, rechazo las tendencias punitivas que han abrazado ciertas voces en estos días y también el oportunismo de la clase política. No necesitamos más prisión, necesitamos cambios estructurales.

 

CHELO SOLA, abogada: “Hemos asistido a un veredicto social furioso”

Así opinan los expertos en Derecho sobre la sentencia de La Manada

1 ¿Qué opinión le merece la sentencia? Muy depurada. Veremos en los recursos si ha existido error en la valoración de la prueba o infracción de ley. No se puede obviar que hay una prueba abrumadora que son los vídeos; algo excepcional en delitos contra la libertad sexual que suelen cometerse en la más absoluta clandestinidad.

2 ¿Y el voto particular? Respondo igual que en la pregunta anterior. Es una defensa a ultranza de la garantía de la Presunción de Inocencia y que comparto sin ambages. Y muy valiente. ¿Alguien se ha parado a pensar que hubiese sido muy fácil condenar? Rechazo enérgicamente que para cambiar las cosas se tenga que recurrir a la figura del “chivo expiatorio”. Esto es lo primero que habría que cambiar.

3 ¿Qué valoración hace de la reacción que se ha generado? Esperpéntica. Hemos asistido a un veredicto social furioso. Se está atacando y desprestigiando a un tribunal de auténticos profesionales, expertos en su trabajo. Se ha alimentado al monstruo del populismo punitivo. La película “Furia” de Fritz Lang, año 1936, deberíamos verla varias veces.

 

SERGIO GÓMEZ, abogado: “El voto particular tiene una fundamentación apabullante”

Así opinan los expertos en Derecho sobre la sentencia de La Manada

1 ¿Qué opinión le merece la sentencia? La sentencia cree a la denunciante y aplica el Código Penal con base en la totalidad de su testimonio. A mi juicio, la formulación de los hechos probados implica una valoración que debería haberse fundamentado desde criterios lógicos, que en este caso, parece que van más allá.

2 ¿Y el voto particular? Realiza una valoración exhaustiva de los hechos, con una apabullante fundamentación jurídica, desbrozando hasta el más mínimo detalle cada uno de los mismos. A mi entender, es una argumentación que será seguida por los tribunales superiores.

3 ¿Qué valoración hace de la reacción que se ha generado? Los políticos han vulnerado la Directiva Comunitaria 343/2016, y sin llegar a leer la sentencia han realizado valoraciones absolutamente improcedentes. Si lo que queremos es un juicio paralelo, este debería darse con todos los elementos sobre la mesa, no manipulando datos y hechos, u ocultando elementos esenciales que solo los jueces han podido ver con independencia de las partes.

 

CARMEN SALA, abogada: “La sentencia también es producto del legislador”

Así opinan los expertos en Derecho sobre la sentencia de La Manada

1 ¿Qué opinión le merece la sentencia? Hay que valorar la sentencia entendiendo que en el resultado es producto, no solo del trabajo de los jueces, también del de otras personas: por un lado, los legisladores (políticos), que reformaron el código penal en el 2015 y han hecho una ley que no responde a las demandas sociales; por otro, la acusación: tenía que exponer y probar los hechos. y en la sentencia, con todo respeto, se pone de manifiesto algunos planteamientos y actuaciones desacertadas.

2 ¿Y el voto particular? Se puede o no estar conforme con el voto particular, pero nadie esta valorando que su existencia refuerza la sentencia, prueba que los jueces han escuchado y debatido en profundidad los argumentos de todas las partes y eso, de cara a recurrir el fallo condenatorio, “cierra puertas” a las defensas en aspectos muy importantes.

3 ¿Qué valoración hace de la reacción que se ha generado? Creo que opinar es legitimo, pero si se hace en público ha de tenerse una opinión informada y desinteresada. Me parece repudiable que algunos “opinantes” estén aprovechando la ocasión para auto-promocionarse, despertar simpatías políticas, o incluso desviar la mirada de su mala gestión.

 

MIGUEL EZCURDIA, abogado: “El voto particular utiliza una adjetivación innecesaria”

Así opinan los expertos en Derecho sobre la sentencia de La Manada

1 ¿Qué opinión le merece la sentencia? Es una sentencia de marcado carácter técnico, donde la clave no está en los hechos, los cuales los declara probados y ninguna duda parece existir en los mismos, sino en la calificación jurídica que realiza, considerando que no existe intimidación pero sí prevalimiento al ser un delito cometido por cinco personas. Debería plantearse si el problema está en la calificación de los magistrados o en una redacción incorrecta o poco expresa de la norma.

2 ¿Y el voto particular? Quizá utiliza una adjetivación innecesaria en un tema tan complejo y, sobre todo, tan sensible como este. Puede ser que le faltara un poco de empatía con la víctima. Dicho esto, no puedo compartir las críticas personales a un magistrado que, acertada o erróneamente, realiza su trabajo.

3 ¿Qué valoración hace de la reacción que se ha generado? Toda sentencia puede y debe estar sometida a la crítica pública y, por lo tanto, todo mi respeto a la reacción que se produce y, quizá, siendo que el poder judicial emana del pueblo, este debería ser al menos escuchado. No obstante, mi frontal oposición a esa especie de linchamiento mediático que se está produciendo con los magistrados firmantes, que supone un ataque furibundo a la independencia judicial.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE