Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

tribunales

La familia del joven herido por un botellazo en sanfermines pide justicia

  • EFE. Pamplona
Actualizada 29/09/2020 a las 13:51

La familia del joven José Carlos Arranz, que resultó herido de gravedad en los sanfermines de 2010 al recibir el impacto de una botella en la cabeza, pidió que se haga justicia coincidiendo con el inicio del juicio, que ha propiciado un encuentro con madres de acusados que les han transmitido su pesar. 

El madrileño José Carlos Arranz participaba del inicio de las fiestas en honor a San Fermín cuando una botella impactó en su cabeza ocasionándole graves lesiones, que le llevaron a estar hospitalizado durante 47 días.

Tardó más de 426 días en curar y le han quedado como secuelas monoparesia en miembro superior, haber sufrido pérdida de materia ósea, disartia y un foco epiléptico.

La madre del joven, Soledad y su pareja, Pedro (el padre de José Carlos falleció cuando éste era un niño) asistieron a la primera sesión del juicio por esta causa que desde este lunes y hasta el próximo día 25 se celebra en la Audiencia de Navarra.

En los instantes previos al inicio de la sesión con la declaración de los trece imputados en la causa abierta, las madres de tres de los acusados se acercaron a ellos para decirles que "sentían" lo que le había sucedido a su hijo, según relató Soledad Rosa, visiblemente emocionada.

"Es algo que necesitaba escuchar", aunque "no es que haya sido algo que me haya reconfortado", manifestó Soledad, quien señaló que le han dicho que "sentían" lo que le había pasado a su hijo, que como madres le entendían.

"Yo se lo agradezco porque realmente les honra dentro de que tengan unos hijos con unas ideologías equis son madres y eso me ha llegado, sufrimos mucho por los hijos", aseveró al respecto.

Tras escuchar las declaraciones de los trece imputados, entre los que se encuentra el acusado de lanzar la botella que lesionó al joven, Pedro manifestó a los periodistas sentir "impotencia", así como que su impresión es que la mayoría de ellos acudieron con "la lección aprendida" y declararon "lo que les han dicho sus abogados".

"Creo que algunos han dicho la verdad, pero los otros creo que han venido con la lección aprendida", señaló Pedro, quien ha comentado que aquel día "un chico que vino a los sanfermines, sin beberlo ni catarlo, se encontró con un botellazo que le ha arruinado la vida"

Tras recalcar que lo que quieren es que se haga justicia, manifestó que José Carlos, que "estuvo en la muerte", lleva tres años con "rehabilitación y médicos".

"Han arruinado la vida de una persona con 30 años con toda la vida por delante", lamentó.

En este sentido la madre apuntó que su hijo, quien acudirá el miércoles a declarar, ha sufrido mucho y sigue sufriendo, "está luchando día a día por ser una persona válida en la sociedad", pero "ya no puede ser el mismo, tiene miedo de sus crisis epilépticas".

"Con ese miedo va a vivir, ya que una recuperación no va a existir, va a tener que hacer rehabilitación toda la vida", comentó la madre que aludió a los traumas físicos y morales que padece su hijo.

Y es que los daños que sufrió fueron "muy fuertes", según la madre, que reconoció que tuvo la suerte de que una UVI móvil le atendió enseguida.



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE