Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Cine

Samuel L. Jackson, protagonista de 'Kingsman'

  • El conocido actor interpreta al villano contra el que luchan los agentes británicos

El actor Samuel L.Jackson.
El actor Samuel L. Jackson
Cedida
  • Colpisa. Los Ángeles
Actualizada 26/02/2015 a las 06:00
Tras 'Kingsman: servicio secreto' se esconde una sociedad secreta internacional de espías millonarios que quieren salvar al mundo. Un grupo de agentes británicos que recuerdan a los caballeros de la tabla redonda peleando contra el crimen organizado. Samuel L Jackson confiesa que llegó al rodaje de la película con la mentalidad de un supervillano. El actor interpreta a Valentine, un personaje megalómano y egocéntrico obsesionado con llevar a cabo sus planes cueste lo que cueste.

Basada en el cómic de Mark Millar y con el mismo titulo, la película está dirigida por el realizador de 'Kick-Ass' Matthew Vaughn. La historia muestra cómo una organización secreta británica de espionaje recluta jóvenes de la calle para la agencia, mientras al mismo tiempo trata de acabar con Valentine. En la cinta participan también Colin Firth y Michael Caine como dos veteranos agentes obsesionados con mantener la etiqueta para proteger el secreto de la agencia.

'Kingsman', que tuvo un costo de producción de unos 70,4 millones de dólares, se estrenó el pasado fin de semana en Estados Unidos y su colocó en el segundo lugar por recaudación en la taquilla tras 'Cincuenta sombras de Grey'.

Sam, usted ha hecho muchas películas de acción en su carrera. ¿Le gustó trabajar junto a Colin Firth?

Cuando aparecí en el rodaje, el equipo llevaba trabajando un tiempo. El director Matthew Vaughn me llevó a su oficina y me enseñó una escena que habían rodado que me dejó con la boca abierta. Colin Firth es real, un actor de acción sensacional y creo que los dos nos hemos preparado en nuestra profesión para interpretar personajes como los que representamos en 'Kingsman'.

¿Qué quiere decir?

En casa siempre leo guiones, veo películas. Es algo que he hecho toda mi vida, desde que era niño y me colaba en el cine. Cuando leí el guión de 'Kingsman', pensé que había estado toda mi vida esperando una historia como esta. Es puro entretenimiento y ese es el corazón de mi trabajo. Colin y yo somos ante todo actores, hemos aprendido a sacar de dentro las emociones, a disfrutar con la interpretación, a vestir de forma distinta, a caminar como lo hacen nuestros personajes, a representar la fantasía de los escritores. Somos indios, vaqueros, soldados, vikingos, lo que sea que tengamos que actuar y lo hacemos a gran escala.

Nadie tiene que enseñarnos nada, porque hemos aprendido la coreografía de las peleas, el aspecto técnico de las grabaciones. Este filme es en esencia una gran historia de acción y Colin y yo somos los actores adecuados para interpretarla.

¿Se considera el mejor villano posible para un filme de espías?

Si me contratan es por dos razones: o quieren que sea el más duro de la historia o les interesa alguien diferente y creativo. En este caso consiguieron que fuera los dos.

¿Conocía la historia de 'Kingsman'?

Si. Leí el cómic antes de recibir el guión y no sabía que estaban relacionados, porque tenían nombres distintos. Hablé con Matthew antes de empezar para que los dos tuviéramos una idea similar del personaje. Durante las pruebas de vestuario, decidí que mi personaje iba a tener un impedimento en el habla y cuando se lo dije a Matthew al principio no se mostró muy convencido pero, poco a poco, cuanto más me oía, más entendía lo que yo pretendía conseguir. Digamos que quise distinguirle de otros villanos en otros filmes. Además, el publico nunca me ha visto hablando así.

¿Le toca hacer audiciones?

Ya no, hace años que dejé de hacer audiciones para los directores. Cuando tengo que hacer un determinado personaje, me piden que lea escenas.

¿Es usted creyente?

Rezo cada día por todo lo que tengo, merece la pena

¿Cree que Dios puede cuidar de todo el mundo?

Las cosas ocurren, creo que cuando algo sucede pasa por una razón determinada. No sé si es para cumplir un destino o porque en la vida hay una serie de oportunidades que se presentan y, dependiendo de cada decisión, tienes un camino u otro. Cada uno se forma de sus propias experiencias, esperanzas y sueños.

Hablando de adicciones, usted tiene otra que es el golf. ¿Es tan importante en su vida este deporte?

Mi contrato cuando hago una película siempre dice que tengo que jugar dos veces a la semana durante el rodaje. El golf es beneficioso para mí.

¿Es fácil para un productor acomodar sus peticiones?

Depende de dónde vayamos a rodar. Yo puedo montarme en un avión, jugar al golf tres horas y luego regresar. Jugar al golf cada mañana a las cinco y media forma parte de mi rutina, no puedo vivir sin eso.

¿Qué considera aceptable a la hora de poner en su contrato?, ¿Los actores son realmente muy exigentes?

Para mí, exigente es llegar a pedir un cocinero, un entrenador y un maquillador personal, tres guardaespaldas, una persona que compre ropa para mí tres veces a la semana, tener cuatro hijos en el set, dos niñeras, un tráiler que es una casa, un apartamento de siete habitaciones con mayordomo, comida orgánica a mi alrededor y un guía espiritual de la cienciologia para limpiar mi espíritu, eso es llegar al extremo. Mis exigencias son fáciles: necesito un DVD, jugar al golf dos veces a la semana y un coche.

¿Cuál es su campo de golf favorito?

Spyglass Hill, en Monterrey County. Es un campo estilo la vieja escuela, difícil, que combina muchos elementos distintos como son el golf tradicional de la costa este con hoyos más vanguardistas de la costa oeste.

¿Suele llevarse a los personajes a casa al final del día?

Se quedan en el trabajo, no se vienen conmigo, no me los llevo a ningún sitio. Con suerte, en el rodaje has desarrollado una relación entre tú y los otros actores suficientemente buena como para disfrutar con el trabajo del otro sin importar lo que haga cada uno en su escena. Al final, lo importante es reírse y decir: "¡Lo conseguimos!".

Ha dicho que no quería trabajar mucho, y sin embargo rueda cuatro películas al año.

El cine es mi pasión, me gusta trabajar y ver películas. Me he pasado mi vida en los cines viendo al menos tres películas diarias antes de ir a casa. Cuando era niño me colaba en el cine, ahora trato de hacer las películas que me llevaban a mí al cine cuando era joven. La vida es muy corta y quiero vivirla haciendo lo que me gusta.
Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE