x
MÚSICA

"La historia de Maldita Nerea es una historia de escuchar"

  • Jorge Ruiz, alma del grupo, reflexiona sobre el amor en su nuevo disco, 'Mira dentro'

Jorge Ruiz, compositor, cantante y alma de Maldita Nerea.

Jorge Ruiz, compositor, cantante y alma de Maldita Nerea

EFE
0
Actualizada 01/10/2014 a las 10:29
  • EFE. Madrid
A+ A-
Jorge Ruiz, alma de Maldita Nerea, quería hablar del amor y lanzar temas más movidos en su último disco, pero el resultado, "Mira dentro", es una reflexión más bien introspectiva en la que no abandona del todo sus premisas iniciales, aunque solo sea porque el amor por uno mismo "antecede al amor verdadero". 

"Me ha faltado tiempo", se justifica el artista murciano en una entrevista en Madrid, ante el infructuoso intento de darle a su música una nueva pátina. "Pero es que las canciones nos hacen a nosotros", prosigue con el tono sereno del animal fetiche con el que se identifica a su banda desde "El secreto de las tortugas" (2007). 

Con ese álbum alcanzaron un éxito atípico por lo tardío y por el contenido de su propuesta, pero a cada disco posterior le siguió una impresionante respuesta del público, que convertió cada trabajo en un número 1 en ventas, mientras llenaban una y otra vez enormes pabellones como el Palacio de los Deportes de Madrid. 

Ahora llega el quinto disco de su carrera -sin contar la reedición de "Fácil" (2012)-, rodeado de una enorme expectación, pues se publica tras un año de absoluto retiro musical, durante el que Ruiz ha buscado en Miami "desarrollo personal, el bienestar familiar, conocimiento del mercado latino y marcar distancias con la popularidad". 

"No soy una persona que conviva bien con lo que no sea anonimato, a pesar de que a día de hoy salgo a la calle y todavía paso bastante desapercibido, pero temía perder eso en mi última etapa", explica el músico, que ha rehusado aparecer en programas de televisión por esa razón. 

En su filosofía musical, el foco no está en el artista, sino sobre la canción. "Y a día de hoy lo más reconocible de mí son las canciones", presume este compositor, que da charlas como terapeuta del lenguaje y que destaca la importancia de prestar atención al otro. 

"La historia de Maldita Nerea es una historia de escuchar", afirma Ruiz, que sigue una máxima definida para seleccionar el repertorio de los conciertos: "Si una canción no se canta, se retira del show". 

Se reconoce como un rara avis en la industria. "Soy músico, pero creo que los músicos no escuchan. Nos centramos en ser emisores, pero si eso es lo único que haces, hay una parte que dejas de escuchar y es a ti mismo", afirma. 

"El terapeuta no es nada sin sus pacientes, no cura, sólo encuentra la tecla que pulsar de sus pacientes para que todo salga y digan lo que no pueden decir normalmente, y eso es lo que soy", agrega. 

La canción "No pide tanto, idiota", la única producida por Sebastian Krys -el resto del disco corre a cargo del productor Tato Latorre-, es un claro ejemplo de esta convicción de abrir los oídos. 

"El punto 1 del temario 'Cómo relacionarte con las mujeres' no lo tenía nada claro, hasta que lo entendí por casualidad. Los tíos estamos empeñados en solucionarle la vida a las chicas y ellas lo único que quieren es que las escuchemos y estemos a su lado", opina. 

Siguiendo la idea de escuchar y de que "si quieres que una canción llegue, no la puedes dejar sola, hay que sembrarla", utilizó su base en Miami para estudiar la idiosincrasia musical mexicana, dejándose contagiar por una idea: "Hacer más beat (ritmo) y menos palabra". 

"Al final hay más palabra que beat, aunque lo tiene", reconoce Ruiz, que publicará este álbum en Latinoamérica con un formato diferente, incluyendo tres de sus éxitos consagrados: "Tu mirada me hace grande", "El secreto de las tortugas" y "No podíamos ser agua". 

Ruiz deseaba también hablar más del querer. Lo hace explícitamente en "Perdona si te llamo amor", que formó parte de la banda sonora de la película del mismo nombre, y en otros cortes "de una manera tácita". 
"Estoy hablando todo el tiempo del amor propio, que es lo que antecede al amor verdadero", dice. 

Asimismo le dedica una canción a la culpa, "que está muy presente en nuestras vidas y anula partes muy importantes de cada uno de nosotros", asegura. 

"Yo he tenido una convivencia con la culpa muy acuciada a través de personas muy cercanas", confiesa el músico, que esta vez ha dado también más espacio a canciones oscuras, pensando que "la luz necesita oscuridad". 

"No existiría sin ella", apostilla. 
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE