Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Sociedad

Urdangarin, cazado en un romántico paseo por la playa con otra mujer

Se llama Ainhoa y es una compañera de trabajo; su hijo Pablo Urdangarin dice que estas cosas "pasan" y el entorno de Cristina, que ella lo sabía

Ampliar Iñaki Urdangarin.
Iñaki UrdangarinARCHIVO
  • Colpisa. Joaquina Dueñas 
Actualizado el 20/01/2022 a las 08:17
El matrimonio entre la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin parece estar roto. La revista 'Lecturas' amanecía este miércoles con unas fotografías en exclusiva del cuñado del rey Felipe paseando por una playa de Bidart, en el País Vasco francés, con una joven rubia mientras su esposa se encuentra en Ginebra, la ciudad suiza a donde la familia trasladó su residencia hace años y donde trabaja Cristina. En las imágenes, Urdangarin y su acompañante caminan uno al lado del otro, se ríen y se cogen de la mano con unos gestos que denotan complicidad, lo que hace entender que son algo más que amigos.
 En una de las instantáneas, los dos miran al mar observando a un surfista próximo a la orilla, mientras ella le coge del brazo. Nada más salir a la calle la publicación, el primer objetivo era saber quién era aquella joven. Aunque en un principio se barajó el nombre de una exmodelo vitoriana, después trascendió que la misteriosa mujer es una compañera del despacho de abogados donde trabaja el exduque de Palma y donde ella es analista contable. Su nombre, según ha podido confirmar 'El Correo', es Ainhoa Armentia, es vecina de Vitoria y tiene dos hijos. Fuentes del entorno de la nueva pareja han confirmado a este periódico la relación. Ambos han coincidido en el bufete Imaz&Asociados, ubicado en el centro de la capital alavesa y donde el aún esposo de la infanta está empleado desde hace meses como requisito para poder acogerse al tercer grado de su condena por corrupción. Urdangarin recibió el pasado junio el permiso penitenciario para no dormir más en la cárcel alavesa de Zaballa y, desde entonces, vive en la casa de su madre y va a trabajar en bicicleta o en coche a la oficina.
Las fotografías de Urdangarin y la joven alavesa han causado un auténtico terremoto. Se ha pronunciado hasta el segundo de los cuatro hijos de los exduques de Palma, Pablo Urdangarin, con unas declaraciones que apuntan a una separación de sus padres, que en octubre pasado celebraron 24 años de unión. "Todos estamos tranquilos y nos vamos a querer igual... Son cosas que pasan y lo hablaremos entre nosotros", dijo tras ser abordado en las calles de Barcelona, donde estudia y juega en el equipo de balonmano del Barça, como también hizo su padre. "Prefiero no decir nada porque es un tema familiar", reiteró el joven de 21 años, que siempre ha hecho gala de su discreción. Pablo se mostraba tranquilo y con otra de sus afirmaciones hacía pensar que en el núcleo familiar ya era cosa sabida: "Tampoco va a cambiar nada".
En el mismo sentido, la revista 'Hola' consultaba a fuentes cercanas a la infanta Cristina para confirmar que "ella ya lo sabía" y que la hermana de Felipe VI había mantenido una conversación telefónica con su padre, don Juan Carlos. Al parecer, la llamada se habría producido el martes, horas antes de que salieran a la luz las imágenes, para ponerle al corriente. La publicación recoge que "la infanta está bien y tranquila". "Ahora mismo solo le preocupan sus hijos".
Fotógrafos y periodistas esperaron este miércoles por la mañana a Urdangarin en su lugar de trabajo, pero el marido de Cristina de Borbón no apareció por allí. Personas cercanas a la familia como la infanta Margarita, tía de Cristina, era preguntada al respecto. Tanto ella como la infanta Elena han optado por no hacer declaraciones.
ESQUÍ EN BAQUEIRA
Las imágenes han sorprendido también porque la familia Urdangarin-Borbón había estado esquiando durante las vacaciones de Navidad en Baqueira Beret. Era la primera vez en cinco años que volvían a la estación de esquí predilecta de la familia real. Allí, según la periodista especializada en la monarquía, Mariángel Alcázar, se reunieron con amigos que no sospecharon en ningún momento que el matrimonio pudiera estar pasando por una crisis. Lo cierto es que los más avezados también se habían percatado que desde hace tiempo Iñaki no luce la alianza de casado. Tampoco pasó inadvertida la imagen de Cristina hace poco junto a su familia política. La hermana del rey paseaba cabizbaja junto a sus cuñadas y por primera vez en años, no le acompañaba la infanta Elena.
La periodista Pilar Eyre, que forma parte del equipo que ha elaborado el reportaje de 'Lecturas', afirmó este miércoles en 'Espejo Público' que ahora mismo la infanta Cristina "puede estar humillada, dolida y en medio de un gran sufrimiento, pero sorprendida, no. Urdangarin y la infanta llevan separados dos años y ella ya ha perdonado más infidelidades", contó la reportera, autora de libros sobre la monarquía como 'Yo, el Rey' (2020) o 'La soledad de la reina' (2012). Dijo también que para la infanta Cristina "hoy debe ser el día más triste de su vida, aunque estoy segura de que en Abu Dabi y Zarzuela están brindando ahora con champán", y recordó que Cristina "se ha enfrentado a toda su familia por defender su matrimonio", incluso cuando recibió presiones para separarse de su marido cuando Urdangarin fue juzgado, y condenado, por el 'caso Noos'. Pero ella se mantuvo a su lado y llegó al sentarse en el banquillo. Durante aquel proceso judicial también se dieron a conocer unos correos electrónicos que desvelaban que el yerno del rey emérito había mantenido una relación con la mujer de un amigo. Como consecuencia de las actividades ilícitas de Urdangarin, Cristina y su esposo quedaron excluidos de la familia real, fueron despojados del ducado de Palma y la familia se trasladó a Suiza en busca de anonimato. 
Ahora, cabe esperar un comunicado conjunto de la pareja dando explicaciones sobre la situación tal como en su día hicieran la infanta Elena y Jaime de Marichalar para trasladar lo que vinieron a llamar "cese temporal de la convivencia" que terminó siendo definitivo.
volver arriba

Activar Notificaciones