Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Sociedad

Norma Duval no quiere una pareja abierta

La vedete puntualiza los términos de su relación con Matthias Kühn y asegura que ahora están "mejor que nunca"

La vedette, posando en el Club Náutico de Palma en julio de 2019.
La vedette, posando en el Club Náutico de Palma en julio de 2019.
ARCHIVO
  • Colpisa. Madrid
Actualizada 09/08/2020 a las 06:00

El año pasado por estas fechas Norma Duval se paseaba por el Club Náutico de Palma presumiendo de edad. "Tengo 63 y lo digo todo el rato", insistía la vedete, orgullosa de su envidiable estado de conservación. Tal vez solo comparable con el que exhibe (salvando las distancias) el famoso busto de Nefertiti... Este pandémico agosto Norma también está en Mallorca pero, a falta de regata, ha posado junto a su casa de Alcudia para la revista '¡Hola!'. Y si en 2019 aparentaba unos 50..., un año después aparenta 45. Más allá del inevitable Photoshop, de la genética, del bótox o las inyecciones de colágeno y hialurónico, tiene que haber algo que Norma conoce y las demás ignoramos. Una sustancia, una pócima, una especie de formol para vivos que ella ha descubierto... Y ya está tardando en compartir la receta.

Posa la vedete en dicha exclusiva con un indefinible 'deshabillé' maxi transparente en color turquesa de mangas abullonadísimas y paradójico cuello alto, que ondea al viento dejando al descubierto su interminable anatomía en bikini... Tan ampulosa y despampanante es la imagen, que está pidiendo a gritos una banda sonora de José Luis Rodríguez 'El Puma' cantando 'Pavo real, uú, pavo real, uú...'. Y no porque Norma se pavonee de su palmito (que, bueno, un poco también), sino porque la que tuvo retuvo y, en el cuarenta aniversario de su debut como estrella del Folies Bergère, Duval sigue manteniendo esa actitud como de estar permanentemente bajando las escalera de un cabaré de París.

ENTRE RUBIAS

Pocas pueden presumir como ella de haber reinado en el templo donde triunfaron también Yves Montand, Edith Piaf y Frank Sinatra (si bien, por otros motivos). Pero aquello queda ya muy atrás y la catalana no pretende vivir anclada en el pasado. Su realidad está en el presente como madre de tres hijos, abuela de un nieto, tía amantísima de sus dos sobrinas huérfanas, hija de una madre con Alzhéimer a la que dedica toda su atención y su cariño, y eterna novia del agente inmobiliario (con hechuras de agente secreto) Matthias Kühn, con el que sigue sin planes de boda, después de haberla cancelado dos veces.

Porque Norma y su teutón, rubio como la cerveza, siguen juntos. Lo certifica ella misma, desmintiendo ciertos rumores de infidelidad por parte de Matthias, a quien recientemente fotografiaron con otra rubia en un yate. Norma aclara que conoce a la rubia y que es muy simpática, además de ser la novia de un amigo de Khün. Ese amigo (qué pequeño es el mundo... del dinero) es el expresidente de Panamá Ricardo Martinelli, actualmente investigado y retenido en su país por el 'caso Odebrecht', "un atropello y un amaño", según su versión.

esumiendo que, tras casi doce años de intermitente relación, Norma está "mejor que nunca" con su novio y, por si hay alguna duda en el aire, con la misma rotundidad con la que en su día le arrojó un zapato a Jimmy Giménez-Arnau, la vedete también dispara una advertencia incontestable: "No somos una pareja abierta".

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE