Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

vaticano

El papa recuerda en Letonia la necesidad de integrar y la importancia de la natalidad

Tras la disolución de la Unión Soviética (1991) cerca del 37 % de los ciudadanos en Letonia son de origen ruso lo que está generando algunos problemas de convivencia e integración

El papa recuerda en Letonia la necesidad de integrar y la importancia de la natalidad
El papa recuerda en Letonia la necesidad de integrar y la importancia de la natalidad
  • EFE. Riga
Actualizado el 24/09/2018 a las 10:42
El papa Francisco recordó la necesidad de la integración, de la creación de trabajo y de la natalidad para el futuro de un país, y en especial de Letonia, en el discurso que pronunció ante las autoridades letonas.

En su primer acto en Letonia, adonde llegó procedente de Lituania en su viaje por los países Bálticos, Francisco se reunió con el presidente, Raimonds Vejonis, y después dirigió un discurso a las autoridades en la sala de Ceremonias del palacio presidencial.

El viaje del papa a estos países coincide con el centenario de la primera declaración de independencia y en su discurso señaló que ellos conocen "muy bien el precio de esta libertad que han tenido que conquistar y reconquistar" tras 50 años de ocupación soviética y el periodo de la invasión nazi. Añadió que "la celebración del centenario recuerda la importancia de seguir apostando por la libertad y la independencia de Letonia, que ciertamente son un don", pero "también una tarea que implica a todos".

El papa insistió en que "trabajar por la libertad es comprometerse por un desarrollo integral e integrador de las personas y de la comunidad".

Tras la disolución de la Unión Soviética (1991) cerca del 37 % de los ciudadanos en Letonia son de origen ruso lo que está generando algunos problemas de convivencia e integración.

También en su discurso, el papa abordó el problema de la baja natalidad en el país que unida a la inmigración ha provocado que desde su entrada en la UE en 2004 haya perdido casi una quinta parte de su población. "Si hoy se puede hacer fiesta es gracias a tantos que han abierto caminos, puertas, futuro, y les han dejado en herencia la misma responsabilidad: abrir futuro poniendo la mirada en que todo esté al servicio de la vida, generando vida", indicó.

Puso hincapié en la necesidad de crear trabajo para evitar la emigración, "para que nadie necesite desarraigarse para construir su futuro". Subrayó asimismo que "el índice de desarrollo humano también se mide por la capacidad de crecer y multiplicarse" y que "el desarrollo de las comunidades no se produce únicamente, y menos se mide, por la capacidad de bienes o recursos que se posean, sino por las ganas que se tenga de engendrar vida y crear futuro".

Francisco destacó que "esta ciudad, como todo vuestro país, ha estado marcada por duras pruebas sociales, políticas, económicas y también espirituales -fruto de las divisiones y conflictos del pasado-", pero hoy "se ha convertido en uno de los principales centros culturales, políticos y portuarios de la región", añadió. "Ha sabido cambiar su luto y dolor en canto y danza y se ha esforzado en transformarse en lugar de diálogo y de encuentro, de convivencia pacífica que busca mirar hacia adelante".

El papa aplaudió en su discurso que han sabido "generar nuevas dinámicas sociales frente a todos los intentos reduccionistas y de exclusión que siempre amenazan el tejido social".
El pontífice se refirió a la convivencia de las diferentes Iglesias cristianas que han conseguido "desarrollar una comunión en las diferencias" ya que en el país hay un 20 % de católicos, un 23 % de luteranos y un 11 % de ortodoxos.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones