Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Gente

Los celos acaban con la relación de Isabel Preysler con Mario Vargas Llosa

La reina de corazones confirma la ruptura con el premio Nobel, exclusiva de por medio en su revista de cabecera, tras siete años de convivencia

Ampliar Isabel Preysler cumple 70 años feliz y enamorada
Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa en una foto anterior en la celebración del 70 cumpleaños de ellaArchivo
  • Diario de Navarra
Actualizado el 28/12/2022 a las 17:53
"Mario y yo hemos decidido poner fin a nuestra relación definitivamente". Así ha confirmado Isabel Preysler (71 años) su separación de Mario Vargas Llosa (86 años) a su revista de cabecera '¡Hola!', aunque no ha querido ofrecer más detalles al respecto: "No quiero dar ninguna declaración más y agradezco a los amigos y medios de comunicación que nos ayuden en esta decisión", dijo. El romance saltó a la luz pública en la primavera de 2015 y desde entonces se les ha visto como una pareja sólida, disfrutando de vacaciones, bailes y citas profesionales. La pregunta sobre una posible boda entre ambos era habitual en cada uno de sus encuentros con la prensa. Sin embargo, ya antes del pasado verano surgieron los primeros rumores de ruptura después de que se comprobara que el premio Nobel había vuelto a su residencia en el centro de Madrid. En julio, tras pasar dos meses fuera, regresaba a la casa de Isabel Preysler en Puerta de Hierro y parecía que todo volvía a la normalidad, que las aguas se habían calmado. Pero no.
Al parecer, la gota que colmó el vaso fue una "escena de celos infundados" por parte del escritor, según explica la publicación. Mario salió de la casa de Isabel y se volvió a instalar en su piso cerca de la Puerta del Sol. Una salida que, esta vez, no ha tenido vuelta atrás ya que Isabel quiere vivir una vida tranquila y poder disfrutar de su familia y de sus nietos en un ambiente alegre y calmado. En unas fechas tan familiares, no estaba dispuesta a que esa armonía pudiera perderse. Y es que, según desvela la revista, esta no era la primera vez que se vivía una escena de ese tipo ya que la vez anterior que Mario Vargas Llosa se marchó de casa también se debió a sus celos, tal como recoge '¡Hola!'. Una actitud que ha terminado colmando la paciencia de la madre de Chábeli, Julio José y Enrique Iglesias, Tamara Falcó y Ana Boyer.
Según Isabel Preysler, no existen terceras personas sino que "ha perdido, poco a poco, la ilusión del principio". Una ilusión que se inició durante un viaje organizado por Porcelanosa para visitar al príncipe Carlos de Inglaterra en el palacio de Buckingham en mayo de 2015. Este noviazgo fue toda una sorpresa ya que Mario Vargas Llosa acababa de celebrar las bodas de oro con la que era su mujer, Patricia Llosa. Isabel, por su parte, había perdido a su marido, Miguel Boyer, en septiembre del año anterior después de una larga convalecencia debido a un derrame cerebral. Desde entonces, los vimos pasear, reírse y disfrutar como adolescentes un amor que les llenó de nuevas ilusiones y que ahora ha llegado definitivamente a su fin.
Los primeros meses de relación fueron un no parar. Semana sí y semana también eran portada de revista. Se les fotografió en Filipinas, Perú, Nueva York o Moscú. La posibilidad de boda siempre planeó en el ambiente. El primer escollo, que él consiguiera el divorcio. Lo logró a finales de 2018. "Estamos maravillosamente bien como estamos. Mario me ha pedido que me case con él, pero aún no le he respondido. Nada está descartado en nuestro futuro", dijo la reina de corazones a la revista ¡Hola! cuando él ya era libre para casarse.
UNA NUEVA VIDA
La familia Preysler despedirá 2022 unida, pero tratando de curar los desamores surgidos en los últimos meses. Porque mientras Isabel veía cómo su relación con Vargas Llosa se apagaba definitivamente, su hija Tamara Falcó sufría una infidelidad pública días después de anunciar su boda. Tal fue la crisis que sufrió la marquesa de Griñón que acudió a refugiarse a casa de su madre, donde días después llegaron sus hermanos para apoyarla. A Tamara le costó romper su relación con Íñigo Onieva pese a la evidencia de la infidelidad, pero fue Isabel Preysler quien la empujó a tomar la deicisión: "Hay más vídeos", le escribió en un mensaje. A partir de ese momento, madre e hija conviven juntas y unen fuerzas ante el mal de amores.
Con su ruptura con Mario Vargas Llosa, Isabel Preysler cierra en cierto modo un ciclo en el que antepone la familia y el sosiego a la llama del amor. Siendo muy joven, con 17 años, conoció a Julio Iglesias, del que se enamoró perdidamente y tuvo tres hijos. Tras romper con él se unió a Carlos Falcó; con el marqués de Griñón tuvo una hija y una ruptura de matrimonio no exenta de polémica para iniciar una relación con el entonces ministro Miguel Boyer, de quien enviudó tras 25 años de relación en 2014.
Según ha desvelado ella misma en una entrevista exclusiva en su revista de cabecera, la pareja se ha roto después de casi ocho años de relación y no es posible que se produzca una futura reconciliación ya que es una decisión que no tiene vuelta atrás.
La 'celebrity' y madre de Tamara Falcó asegura en la publicación que no existen terceras personas que hayan motivado la ruptura. 
Según informa '¡Hola'!, entre los causas que han provocado el final de la relación están los celos infundados por parte del escritor peruano y el desgaste de la pareja. Además, la revista también apunta a que la convivencia entre ambos se había vuelto complicada por sus diferentes trabajos.
La publicación relata que, a mediados de diciembre, tras una escena de celos de Vargas Llosa, el premio Nobel de literatura se fue de la casa que compartía con Isabel Presyser en la urbanización Puerta de Hierro y se instaló en su piso situado en el centro de Madrid y ya no regresó.
Según la revista, no era la primera vez que esto pasaba y ha sido esta actitud reincidente la que ha hecho que la viuda de Miguel Boyer haya decidido romper la relación.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora