Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
INTERNACIONAL

Un español, entre los cinco muertos del crucero "Costa Concordia"

  • Los expertos creen que el barco navegaba fuera de ruta cuando chocó con las rocas cercanas a la isla italiana

0
Actualizada 16/01/2012 a las 02:02
  • JUAN LARA/CARMEN POSTIGO . EFE. ROMA

Tres personas -dos viajeros y un miembro de la tripulación- del crucero Costa Concordia, naufragado en la isla de Giglio, fueron rescatados ayer con vida, a la vez que fueron localizados los cadáveres de un español y un italiano, lo que elevó el número de fallecidos a cinco. El español fue identificado como Guillermo Gual, de 68 años y que formaba parte de un grupo procedente de Palma de Mallorca, según la unidad de crisis creada por las autoridades de Italia tras este accidente.

El otro cadáver encontrado es el del italiano Giovanni Masia, de 86 años, vecino de Portoscuso (isla de Cerdeña) y que viajaba con su esposa, de 83 años, su hijo, la nuera y dos nietos.

Los cadáveres fueron localizados por los buzos que trabajaban en la zona sumergida del barco. Ambos hombres habían quedados atrapados en un punto de reunión para la evacuación.

Casi dos días después del naufragio, más de un centenar de bomberos y decenas de buzos continuaban ayer la carrera contra el tiempo para intentar localizar a las 15 personas que seguían dadas por desaparecidas.

Entre ellas se encuentra la peruana Erika Soria, de 26 años y miembro de la tripulación del barco, que encalló el viernes frente a la isla italiana de Giglio.

Los rescatados fueron una pareja coreana, localizada en el interior de su cabina, y el italiano Marrico Giampetroni, comisario jefe del barco y que fue localizado en una zona anegada.

El Costa Concordia, que yace inclinado sobre su lado derecho con un agujero de 70 metros en el casco, resulta un espectáculo sobrecogedor y un misterio, si se tiene en cuenta que se trata del mayor barco de cruceros que naufragó del mundo.

El barco impactó hacia las 21.45 horas del viernes contra la isla de Scole, una formación rocosa que aflora del agua y que es visible desde las calles de la isla de Giglio, cuyos pescadores se cuidan mucho de faenar por esas aguas.

Enorme agujero

Los buzos detectaron el enorme agujero en el vientre del coloso y una inmensa roca empotrada en el casco del buque.

En el restaurante, los pasajeros cenaban cuando se escuchó un enorme estruendo y se apagaron los luces, según sus propios testimonios, y la tripulación les dijo que se trataba de un problema del generador eléctrico, por lo que la nave continúo navegando, embarcando gran cantidad de agua en el plazo de minutos, según el fiscal de Grosetto, Francesco Velusio, que investiga el caso.

El propio comandante, Francesco Schettino, de 52 años, ratificó que la nave avanzó todavía un centenar de metros y, después, ordenó dirigirse hacia Giglio, según explicó a miembros de Protección Civil y bomberos.

A pocos metros de la isla, el crucero dio medio vuelta sobre sí mismo, con la proa en dirección a la isla, y el coloso del mar se inclinó sobre su lado derecho, como un cetáceo gigante varado.

Mientras tanto, los pasajeros, presos del pánico, trataron de huir en medio de caóticas órdenes de evacuación, cortes de luz, dificultad para descender y alcanzar a empellones las lanchas de salvamento, por lo que muchos optaron por lanzarse al mar.

Velusio indicó que el impacto contra las rocas no fue avisado a capitanía y que el comandante del Costa Concordia "se acercó demasiado a la isla de Giglio".

Para expertos marítimos, el crucero navegaba fuera de ruta, ya que los buques pasan a dos o tres millas de la costa de la isla.

Pilotaje manual

Aunque el comandante defendió que "aquella roca no tenía que estar", la carta náutica de la capitanía de Giglio pone en evidencia la existencia de las rocas. "El primer impacto se produjo a 500 metros de nuestras costas", aseguró el alcalde de Giglio, Srgio Ortelli.

Un oficial de Marina aseguró que, "cuando se navega por el litoral, no se utiliza el piloto automático, sino el manual. Es por tanto decisión del comandante elegir la distancia de la navegación de la costa".

Identificación oficial de Gual

El embajador de España en Italia, Alfonso Lucini, acompañará a primeras horas de hoy a los familiares de Guillermo Gual, de 68 años, para la identificación del cadáver en el hospital de Grosseto, adonde fue trasladado tras su rescate del crucero "Costa Concordia", informaron fuentes diplomáticas. "Desgraciadamente, todo apunta a que se trata de Guillermo Gual, pero no se puede confirmar oficialmente su muerte hasta que la familia no lo haya reconocido", agregaron las fuentes de la Embajada. Los familiares de Gual, natural de Palma de Mallorca, se encontraban ayer en Puerto Santo Stefano, frente a la isla de Giglio, a la espera de encontrarlo.

Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra