Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Final cuatro y medio de promoción

Bakaikoa se trabaja su txapela

El etxaiarra gana su segunda Jaula tras imponerse a Zubizarreta en Alsasua

Joanes Bakaikoa se ajusta la txapela junto a Iraitz Zubizarreta en el podio final del Cuatro y Medio de Promoción
Joanes Bakaikoa se ajusta la txapela junto a Iraitz Zubizarreta en el podio final del Cuatro y Medio de Promoción JESÚS GARZARON
Publicado el 08/11/2021 a las 06:00
Joanes Bakaikoa inscribió este domingo su nombre por segunda vez en el palmarés del Cuatro y Medio de Promoción. Su clara y trabajada victoria ante Iraitz Zubizarreta en el Burunda (22-10) le permite completar un bonito palmarés con dos Cuatro y Medio (2018 y 2021) y un Manomanista (2018). El año que viene se codeará con los primeras.
Era una final con las cartas sobre la mesa. El trabajo, la constancia e insistencia de Bakaikoa de un lado. El aire y los ángulos de Zubizarreta de otro. La cuestión era quién conseguía imponer su juego en el exigente Burunda.
Se amoldó mejor a la irregular pared izquierda del recinto alsasuarra y a su suelo nuevo el delantero de Etxarri Aranatz. Tiró Bakaikoa de experiencia -era su cuarta final-, del insistir y del buscarle bien los pies al ataundarra.
A pesar de que el guipuzcoano estrenó el marcador con una apertura que le sorprendió a Bakaikoa, el de Sakana siguió el guión con el que vino de casa y que le recordaba desde la silla de contracancha Mariezkurrena II. Hubo dos pequeñas tacadas, las que hizo para empatar Zubizarreta del 4-4 al siete iguales, que fue cuando más daño le hizo con los ángulos el guipuzcoano.
No descompuso la figura ni su estrategia Bakaikoa. Aprovechó cuando tuvo el saque, y en cuanto hubo peloteo (10 tantos por encima de la decena de pelotazos) buscó con la derecha primero los pies para evitar el aire, y le insistió al guipuzcoano en pared izquierda, moviéndole para después acabar. Como la apertura del 12-7 después de madurar el tanto o más espectacular la dejadita en carrera del 20-8.
La confianza de Zubizarreta, nunca cómodo, con contadas ocasiones para atacar de aire: tres de sus seis tantos fueron de aire. Aunque su padre le llamó a la silla en tres ocasiones (10-7, 16-7 y 20-8) más los dos descansos obligatorios no consiguió enchufarlo al partido. No era una misión sencilla doblegar a un Bakaikoa serio y que redujo a la mínima expresión su ratio de errores. Tan solo una falta de saque cuando ya estaba todo resuelto, en el 21-9.

La final del día 14: empatar el año o dejarlo 4-2 para Aspe

Los cursos de la mano profesional no coinciden con los años naturales. Van de octubre (Cuatro y Medio) a junio (Manomanista). En lo que es el año natural 2021 la txapela conseguida por Bakaikoa mantiene vivo el duelo de txapelas entre Aspe y Baiko.
La promotora de los Vidarte se ha llevado en 2021 el Manomanista de Primera (Altuna), el Parejas (Elezkano-Zabaleta) y el Manomanista de Promoción (Peio Etxeberria). En el haber de Baiko, dos de los tres títulos de Promoción. Alberdi-Salaverri II (Parejas) y Bakaikoa (Cuatro y Medio). La finalísima entre Jokin Altuna y Unai Laso resultará definitiva para las estadísticas de un curso que ha vivido cuatro finales sin público.

Bakaikoa 22

Zubizarreta 10

Frontón. Burunda de Alsasua, 315 espectadores en la grada.

Duración. 45:25 minutos.

Pelotazos. 244.

Saques. 5 y una falta de Bakaikoa, 2 de Zubizarreta.

Pasas de la distancia. Ninguna.

Tantos hechos. 10 de Bakaikoa, 7 de Zubizarreta.

Tantos perdidos. 0 de Bakaikoa, 7 de Zubizarreta.

Botilleros. Jon Mariezkurrena con Bakaikoa, Rafa Zubizarreta con su hijo Iraitz.

Dinero. De entrada a la par, con tendencia colorada.

Incidencias. Buena temperatura en el Burunda, pancartas animando a los finalistas. Un autobús de seguidores de Zubizarreta vino de Ataun.

“La txapela, para mis padres”

Joanes Bakaikoa estaba feliz ayer en el Burunda. Cuando ganó lo celebró consigo mismo, aplaudió a la grada, luego se abrazó con Jon Mariezkurrena, su botillero.
¿Contento?
Muy muy feliz. Tenía unas ganas enormes de jugar esta final. Y el partido me ha salido muy redondo, ni en los mejores sueños pensaba haber ganado de una forma tan fácil. Yo esperaba un partido muy reñido, yo creo que Iraitz ha acusado el hecho de ser su primera final. Creo que no ha dado su mejor nivel en la cancha.
Le ha quitado el aire.
Creo que con el saque le he hecho daño, y luego he peloteado con velocidad. Si entraba de aire, que lo hiciera con dificultades. Cuando lo ha hecho, no me hacía daño y he podido jugar bastante cómodo.
Su primer error en el partido ha sido la falta de saque del 21-9, un partido impecable.
Sí. Había mucha tensión, quizá no le daba toda la velocidad que quería en el saque, pero en la pared izquierda creo que le he hecho mucho daño, es un frontón muy incómodo porque hace extraños y creo que él lo ha pasado mal ahí.
Tres txapelas de cuatro finales.
Sí, y me hace una ilusión especial. La valoro más que las anteriores, para mí ha sido una txapela diferente.
¿Por qué ha sido especial?
Por el tema de la lesión. Al final somos personas, tenemos momentos buenos y malos. Y he sabido sobreponerme a los momentos difíciles que he tenido, he confiado en mí, en el trabajo. Y esta txapela es para mis padres, porque ellos saben mejor que nadie por lo que he pasado y ellos me han ayudado siempre, siempre han estado ahí.
El año que viene a Primera.
Por supuesto, y tengo confianza en seguir mejorando con el trabajo.
volver arriba

Activar Notificaciones