Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Pelota

Una miniferia de pelota en fechas de San Fermín para relanzar el verano

El borrador de las empresas contempla una final de Cuatro y Medio a puerta cerrada y festivales 8, 9, 10 y 11

Aspecto que presentaba el frontón Labrit el 7 d ejulio de 2019 por la mañana en la final del Cuatro y Medio de San Fermín.
Aspecto que presentaba el frontón Labrit el 7 d ejulio de 2019 por la mañana en la final del Cuatro y Medio de San Fermín.
DN
Actualizada 02/06/2021 a las 06:00

Las empresas de mano profesional afrontan un segundo verano de incertidumbre, aunque quizá Pamplona puede proyectar un poco de luz con una miniferia en fechas Sanfermineras, más concentrado que lo habitual, que ya se ha presentado al Ayuntamiento de Pamplona, y que está pendiente de que Salud de el visto bueno a la ampliación del aforo del recinto pamplonés a unos 500 espectadores.

A la espera de cómo evolucione la pandemia y los aforos en Euskadi, Navarra puede ser un buen banco de pruebas para el verano de las empresas de mano. Estas han presentado un borrador de miniferia a los responsables municipales -dueños al fin y al cabo del Labrit- y la Federación Navarra de Pelota (FNP).

FINAL EL 7, A PUERTA CERRADA

Las empresas contemplan abrir el verano con un campeonato navarro del Cuatro y Medio que -en teoría- comenzaría después de la semana de vacaciones que los pelotaris de Aspe y de Baiko van a disfrutar desde el 13 al 20 de junio, justo después de la final manomanista si no hay contraorden.

Las empresas tienen previsto facilitar sus alineaciones en próximas fechas, aunque no diferirán de la competición de primera.

El Cuatro y Medio de San Fermín suele culminarse la mañana del 7 de julio con la gran final. Cuando se presentó el borrador de la competición las autoridades municipales no lo vieron con demasiados buenos ojos. En un primer momento la recepción fue negativa, pero después se vio la posibilidad de jugarlo pero a puerta cerrada, sin público.

La final del Cuatro y Medio será el plato fuerte de una feria sanferminera que tendría una versión más comprimida. El plan de las empresas contempla festivales los días 8, 9, 10 y 11 de julio, de jueves a domingo.

En esos cuatro festivales estaría contemplado un minitorneo de Parejas, así como el tradicional festival especial del Desafío del Vino.

DE 285 A 500 ESPECTADORES

Pero toda la idea de relanzar el verano con San Fermín pasa por el hecho de que las empresas puedan meter en el Labrit más personas de lo que permite ahora mismo las restricciones.

De acuerdo con la normativa, en la actualidad el Labrit puede acoger a 285 personas (280 incluidos pelotaris, técnicos, periodistas, jueces y personal de ETB y cinco plazas de minusválidos). Las empresas, por medio de la Federación Navarra de Pelota, quieren ampliar esa capacidad hasta los 500 espectadores. Para lo cual deben presentar a Salud un plan anticovid específico en el que ya llevan un tiempo trabajando.

El desafío de las empresas : Llevar gente al Labrit sin hostelería

 


El mayor desafío al que se enfrentan ahora las dos empresas de mano profesional -Aspe y Baiko- no va a ser tanto programar en el Labrit, sino conocer cuál va a ser respuesta del público ante la posibilidad de volver a ir a la pelota. Un regreso que va a ser muy diferente al de las condiciones previas a la pandemia.

Cuando los aficionados regresen al Labrit lo primero que se van a encontrar es un control de temperatura al entrar, la limpieza obligatoria con gel hidroalcohólico y un circuito señalizado de entradas y salidas para moverse por el frontón. Posiblemente la entrada sea como hasta hora por la calle Juan de Labrit y la salida tenga que efectuarse por la puerta trasera que da al Jito Alai.

EL BAR, CERRADO

Si el Labrit ha funcionado como un tiro en estos años previos a la pandemia los sábados por la tarde y los 10 días que duraba la feria de San Fermín, lo ha sido en gran medida por el ambiente festivo en la instalación.

Y en ese ambiente festivo, la hostelería -el bar del Labrit, gestionado por la Federación Navarra de Pelota- juega un papel esencial. Es un servicio muy bien atendido, que en fiestas sanfermineras triplica sus barras. El nivel de consumición previo a la pandemia era notable. Hay que ver en qué medida ese condicionante influye en el aficionado.

Con la normativa Covid los servicios de hostelería están cerrados en las instalaciones deportivas, no se puede consumir ni se puede llevar productos desde el exterior. La Federación Navarra de Pelota barajó la posibilidad de contar con un bar externo al frontón, y que los aficionados consumieran antes de entrar al festival. Sin embargo, los costes que requiere y la breve duración de la feria -apenas cuatro festivales- llevan a prescindir de la idea.

ESPECTADORES ESTÁTICOS

El regreso al Labrit también va a tener otros condicionantes. En principio no habrá movilidad en el frontón. Si el aforo se amplía hasta los 500 espectadores implicaría -a grandes rasgos- que la ocupación sería un asiento sí uno no, alternos. Siempre fijo en la localidad y con mascarilla.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE