x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
PELOTA

La primera txapela del año

El navarro Agirre persigue hoy en el Labrit su segundo título del Parejas de Promoción junto a Salaverri

El navarro Asier Agirre y Rubén Salaverri pugnan hoy en el Labrit por la txapela del Parejas de Promoción.

El navarro Asier Agirre y Rubén Salaverri pugnan hoy en el Labrit por la txapela del Parejas de Promoción.

30/03/2019 a las 06:00
Etiquetas
A+ A-

Asier Agirre (Pamplona, 1995) es un luchador nato. Y por muy amargas que hayan sido sus lesiones y recaídas, valora que todas ellas le han conducido por un proceso de aprendizaje que de nuevo le aúpan hasta su cuarta final de Promoción. Le tiene tomada la medida a la categoría.
El navarro, que posee dos txapelas de Segunda: la del Cuatro y Medio 2017 y del Parejas de 2018, y un subcampeonato en 2016, pone a prueba esta tarde en el Labrit su filosofía de lucha en una final que muchos consideran “igualada”.

Una final en la que, en contra de lo que pronosticaba el propio Agirre, tiende a favor del delantero de la Rochapea y Rubén Salaverri (Fuenmayor, 1998). Los chaquetillas que hoy ocupen la contracancha del Labrit cantarán de inicio cien a 70 u 80 por la pareja de Baiko.

La baza de la promotora bilbaína ha funcionado. “La solvencia de Agirre está fuera de toda duda, es un pelotari con los pies en el suelo y con muchos recursos. Es el capo de la pareja”, apunta el técnico Rubén Beloki. “Salaverri, por su parte, es un zaguero de mucho trabajo, al que no le importa bregar y que es muy completo en el conjunto de las dos manos”.

Están acostumbrados a perfilarse en el desempeño de los partidos duros en los que los registros de más de 500 pelotazos suponen un castigo para el cuerpo y las manos. Quizás sea ese el planteamiento sobre el que se vertebre una final cuyo único precedente se celebró hace tres semanas en la misma Bombonera.

Aquel día, no obstante, Oier Etxebarria (Igorre, 1997) gozó con su entusiasta derecha con la que se impuso en el peloteo durante una decena de tantos que permitió a la pareja de Aspe mantener la distancia en el marcador hasta el 18-22 final.

“Oier ha demostrado poseer una gran capacidad psicológica, es muy duro de cabeza, muy trabajador. Ha sido una grata sorpresa”, comenta el intendente de la empresa armera Jon Apezetxea, “Es un pelotari seguro, que sabe lo que hace, con las ideas claras y que falla muy poco”. Este zaguero vizcaíno ha alcanzado en apenas tres meses su primera final.

Un hito apadrinado por Aitor Elordi (Mallabia, 1996) al que muchos consideran un “depredador” a partir del cuadro dos. “Antes igual no usaba tanto la volea, la parada al txoko, el gancho… Siempre se le ha tachado como un rematador pero ahora está perfeccionando su estilo”, reconocen desde Aspe. Con estos alicientes, el Labrit vivirá una pugna interempresarial por la primera txapela del año 2019.

“Los rochapeanos nos tendremos que hacer notar”

Cuadrillas de amigos y familiares entonarán los nombres de Agirre, Salaverri, Elordi y Etxebarria en un día destacado en sus carreras profesionales. Está previsto que el acotado pamplonés cuente con una mayoría de voces vizcaínas ya que fueron Elordi-Etxebarria los primeros clasificados y por tanto quienes garantizaron a sus aficionados su presencia en la final con tres semanas de antelación.

Así las cosas, al lote de 55 entradas asignadas a cada finalista (25 en el gallinero y una treintena más en el primer piso) se completó con la reserva de localidades online.“Los rochapeanos nos tendremos que hacer notar”, aseguraba el delantero navarro Asier Agirre ante la llegada a Pamplona de un autobús proveniente de Mallabia, otro de Igorre y un tercero de Fuenmayor, a los que se sumarán coches particulares.

Dos vizcaínos optan a la txapela diez años después

La final de esta tarde en el Labrit reserva un desafío histórico para los pupilos de Aspe Aitor Elordi y Oier Etxebarria. Han pasado diez año desde que una combinación enteramente vizcaína alcanzase el peldaño más alto del podio del Parejas de Promoción. Fue en marzo de 2009 cuando Berasaluze IX-Urberuaga se impusieron 6-2 a Mendizabal I-Ibai Zabala en el frontón de Amorebieta.

“Estoy muy contento por ser nosotros, una pareja enteramente vizcaína, quienes entremos en una final después de tantos años”, comentaba Elordi en los días previos, “A ver si conseguimos llevar la txapela a Vizcaya”. Fue Ibai Zabala el último pelotari de esta provincia en calarse la txapela de Segunda en 2010 junto a Arretxe II, asimismo Mikel Larunbe cerraba desde 2016 el registro de vizcaínos en alcanzar esta final.

 

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra