Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Deporvida

Guerreras en la lucha por la igualdad

Nerea Pena, Maitane Melero y Aintzane Gorria hablaron sobre la desigualdad

Campeonas con todas las letras
Campeonas con todas las letras
Campeonas con todas las letras
Campeonas con todas las letrasDN Admin
  • Lucía Valero
Actualizado el 09/03/2021 a las 06:00
Tres de las deportistas más importantes de Navarra participaron en el primer foro DEPORVIDA que organiza la Fundación Miguel Induráin y Diario de Navarra llamado ‘Campeonas con todas las letras’. La jugadora profesional de balonmano Nerea Pena (Pamplona, 13/12/1989), la atleta Maitane Melero (Pamplona, 20/2/1983) y la luchadora Aintzane Gorria (Burlada, 7/7/1995) abordaron durante una hora de forma telemática, con la periodista María Vallejo como mediadora, diferentes temas sobre la desigualdad de la mujer en el deporte.
EL SIGINIFICADO DEL 8M
El primer tema que se trató en el foro fue sobre el significado que tiene el 8 de marzo para las tres deportistas. Maitane Melero fue la primera en contar que tiene sentimientos contrarios. “Es una fecha señalada, pero jamás tendría que existir un 8-M. Aunque por otro lado, hay que reconocer de alguna manera a la mujer”.
Nerea Pena coincidió también con Melero en que no se debería conmemorar. “El día que no tengamos que celebrar este día, lo celebraremos. Me gusta que se hagan actos y si hay que colaborar lo hago, pero no lo celebro. Debe ser durante todo el año”. Aintzane vive de un deporte que se asocia más a la masculinidad y explicó que ella tiene que pelear día a día. “Hay que hacerlo todos los días del año, hay que ser más constante”.
LOS OBSTÁCULOS EN SU DEPORTE
Comparado con otros deportes, quizás el atletismo sea el que menos diferencias tiene entre hombres y mujeres. La atleta navarra explicó dónde las hay. “Donde se ve es en el número de pruebas que hay en hombres y mujeres. Suele haber más para hombres y para conseguir nivel alto lo tenemos muy complicado las mujeres”. Melero explicó que la diferencia está en el momento de buscar pruebas en las competiciones. “En los anteriores europeos las mínimas eran diferentes porque los hombres tenían semifinales y finales. Nosotras teníamos la final directamente”.
Nerea Pena explicó que ella vive la diferencia económica. “La mayor desigualdad nuestra es la económica. Me encuentro fuera de España porque las condiciones para jugar a nivel profesional aquí son malas. En el trabajo no la noto, pero sí en el bolsillo”.
DEPORTES MÁS RESPETADOS QUE OTROS
Nerea Pena explicó que el respeto en los diferentes deportes depende del país y la cultura. Hizo referencia al tenis, un deporte en que sí se reconoce la figura como mujer, pero en el que se encuentra desigualdad económica en cuanto a los premios tras ganar. También, en que son los medios los que sexualizan la figura de la mujer. “Contra eso es con lo que hay que luchar”, explicó Pena.
Aintzane siguió el hilo y comentó que son los medios los que le dan la vuelta cuando una mujer ha conseguido algún logro. “Cuando Garbiñe fue número uno del mundo lo primero que me encontré fue un título que decía: ‘Garbiñe Muguruza, cómo conseguir las piernas perfectas’. sigue sin ser igualitario porque sexualizan la imagen”.
Maitane Melero habló sobre el tema de los patrocinadores y expresó que la búsqueda se suele centrar más en la imagen y en la edad que en el currículum deportivo de la persona. “Es una sexualización de la mujer en el ámbito deportivo, se está creando una desigualdad”, explicó la atleta.

LA EDUCACIÓN, CLAVE
Las tres también contaron, desde su experiencia, cómo pelean en el día a día por los derechos de las mujeres y coinciden en que la educación es la clave. Aintzane cree que es muy complicado cambiar el pensamiento de las personas y que por eso, se debe incidir desde la base. “Una imagen mala o confundida de pequeño puede tener muchas repercusiones”, contó.
Nerea Pena se siente afortunada de no tener que pelear tanto en el día a día como otras compañeras, pero sí que se debe hacer hincapié en la generación futura para evitarlo.
SU LUCHA DIARIA
Aintzane se encuentra actualmente en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid y confesó que tiene que lidiar en su entorno social con comentarios machistas. “Tengo que andar dando cortes constantemente”. En este aspecto, Melero fue tajante y explicó que ha aprendido a ser selectiva y a saber con quien tiene que estar, por lo que tiene suerte de no tener que cortar esos comentarios despectivos.
LA MATERNIDAD, UN PROBLEMA
Nerea Pena estuvo viviendo en Hungría y explicó que allá el balonmano es un deporte muy reconocido en ambos géneros y cuentan con el mismo espacio de protagonismo. Sin embargo, sí hay una desigualdad social como por ejemplo en el tema de la maternidad. “Es una desigualdad cultural”.
Maitane también continuó con el tema al vivir en primera persona un embarazo mientras seguía siendo atleta profesional. “La gente se extrañaba de que volviera a hacer deporte, pensaban que debería estar cuidando a mi hijo todo el día”, comentó.
En algunas retransmisiones se llegan a escuchar motes como ‘Mamá Melero’. “Agradezco mucho el reconocimiento por la faceta de ser madre trabajadora y deportista pero también esto crea una desigualdad. En el primer campeonato internacional que participé tras el embarazo mi hijo tenía año y medio. Los medios habían puesto que no me llevaba a mi hijo porque me descentraba”, contó Maitane Melero sobre su experiencia.
LA FALTA DE MUJERES EN ALGUNOS ÁMBITOS
“Hay que dejar de ver el género por encima de profesionalidad”, dijo Aintzane Gorria ante elasunto sobre la falta de mujeres en algunos ámbitos. La navarra incidió en que a veces es el miedo de las propias mujeres que impide a asumir cargos por el qué dirán. Nerea Pena contó desde su experiencia que hubo un Europeo en el que todas las parejas arbitrales fueron mujeres. “No fue positivo, las pusieron por ser mujeres. Querían hacer un europeo igualitario y eligieron a mujer por encima del nivel que tienen como arbitras. Fue vergonzoso”, explicó Pena.
LAS GENERACIONES FUTURAS
Se abordó el tema también sobre las futuras generaciones y se les preguntó cómo creían que llegaban. Aintzane Gorria sí nota que hay cambio en la mentalidad, pero que todavía queda mucho por educar. “Quiero destacar el papel que tienen los hombres en este aspecto. Por mucho que nosotras luchemos, ellos tienen que ayudarnos. Parece que es una guerra pero queremos lo mismo”, explicó Aintzane. Maitane Melero aseguró que ahora hay más información. “Van a tener más seguridad en si mismas y más confianza. Se está haciendo más trabajo en visibilizar las injusticias”.
volver arriba

Activar Notificaciones