PRETEMPORADA DE OSASUNA

Rojillos afortunados

  • El lateral derecho y el delantero se sienten orgullosos por el interés de Osasuna en ellos desde hace años

Imagen de la noticia

Nino y Marc Bertrán, amigos y compañeros de habitación en Italia, posan junto al palo de la portería tras el entrenamiento. MIKEL SAIZ

1
Actualizada 02/08/2011 a las 01:02
  • MARÍA VALLEJO . ENVIADA ESPECIAL A AFFI. ITALIA .

Se conocen de sobra. Cuatro años en las islas Afortunadas, en Tenerife, con sus alegrías y sus grandes disgustos, dan para mucho. Marc Bertrán (La Pobla de Segur, Lleida, 22-5-82) y Juan Francisco Martínez, Nino (Vera, Almería, 10-6-1980) han dejado la vida en la isla y un equipo descendido a Segunda B para intentar la aventura de Osasuna, un club que les ha querido fichar más de una vez y por fin lo ha conseguido.

En la estancia en Italia, los dos ex chicharreros comparten habitación y siguen cimentando su amistad. Estar juntos les ha ayudado a entrar en un grupo nuevo, pero su carácter afable y la buena acogida del vestuario les ha hecho la entrada muy llevadera. Serios, bromistas a veces, cómplices, Nino y Marc Bertrán se sienten afortunados.

¿Cómo les ha recibido el grupo?

Nino: Desde el primer momento bien. Sabíamos que había un buen vestuario, con gente comprometida, competitiva y con buena actitud. Y es lo que hay. Nos han recibido muy bien y el grupo se está portando muy bien con nosotros. Y en cuanto a las instalaciones, son muy buenas para seguir preparando al equipo para lo importante, que es la Liga.

Marc Bertrán: Está claro que antes de venir nos informamos mucho de cómo es el club, la ciudad, el vestuario. Y todo lo que nos había llegado eran referencias positivas, de ex compañeros que habían estado en el club. Todo esto se ha hecho realidad, sobre todo el equipo y el cuerpo técnico nos ha recibido muy bien, lo que ha hecho que la integración sea muy rápida y estemos muy a gusto. Se agradece. Nosotros venimos a sumar y aportar nuestro granito de arena para que la cosa vaya aún mejor.

Los dos proceden del Tenerife, pero el camino para venir a Osasuna fue bien diferente. Marc vivió un verano tranquilo, todo lo contrario que Nino.

N: Sí. Marc, por suerte para él, lo pudo arreglar mucho antes y tener el futuro asegurado. Mi caso no era fácil porque tenía un contrato largo e importante económicamente hablando para el club y para mí. Intenté arreglarlo lo antes posible pero no era fácil porque había muchas partes por medio. En cuanto lo arreglé, no dudé en ningún momento en venir a Osasuna.

¿Se puso nervioso? Aunque en el club no dudaban de su palabra, la afición llegó a pensar que no vendría.

N: Yo lo pasé muy mal. A priori, faltando un mes de Liga nos dijeron que no iba a haber ningún problema, que nos iban a dar la carta de libertad, pero todo cambia y dos meses después lo que se veía claro se veía negro. Pero al final, poniendo todos un poco de su parte se pudo arreglar y solucionar el tema.

Marc ya lo sabía desde hace tiempo, con lo que la tranquilidad era mayor.

MB: No tanto como la gente cree, me parece a mí, pero está claro que no tuve tantos problemas como Nino. Él tuvo que estar todo el verano pendiente del tema y yo lo pude arreglar un poquito antes, sobre todo para estar tranquilo en vacaciones después de un año duro.

¿Cómo se siente uno cuando saben que un equipo como Osasuna está detrás tanto tiempo? Nino es objetivo rojillo desde hace varios años y Bertrán estuvo casi hecho el pasado verano.

N: Es un orgullo y un halago saber que un equipo de Primera como Osasuna, de las características que tiene el club y con la afición que tiene, vaya detrás de uno tanto tiempo. Pero por circunstancias, uno no da el paso adelante y no se lleva a cabo. Más vale tarde que nunca.

¿Cuáles eran esas circunstancias?

N: Osasuna y otros clubes han estado cerca de Nino, pero por unas cosas u otras no se llevaba a cabo. Unas veces era la cláusula de rescisión, otras mi familia, si estaba a gusto o no, el cambiar. Son muchas cosas que hay que pensar antes de irte a un sitio. Mi ciclo en Tenerife había acabado, el interés de Osasuna era muy grande y no tardé en aceptarlo.

MB: Lo primero es un halago. Es un equipo de Primera y siempre es importante que se interesen en ti. El año pasado tuve la oportunidad de venir pero no pudo ser. Refuerza a uno y siempre es motivo de orgullo haber venido.

Estuvo a punto de fichar por Osasuna, pero el Tenerife pidió demasiado.

MB: Sí, son cosas que pasan. Este año se ha dado todo perfecto. Quedaba libre y podía decidir mi destino. El año pasado me quedaba un año de contrato y había que llegar a un acuerdo con el club. Hubo distancias económicas al respecto, aunque creo que Osasuna hizo una buena oferta. Pero fue así y es lo que hay. Me quedé contento en Tenerife porque me han tratado muy bien.

¿Cómo está siendo el cambio de Tenerife a Pamplona?

N: Todavía es pronto para decir si es bueno o malo. La primera impresión es de comodidad. La ciudad es pequeñita, acogedora, te plantas en cualquier lado en 10 minutos, la ciudad deportiva está muy bien para jugar al fútbol, el estadio, la afición. Cuando uno firma por otro club uno recoge opiniones de todos los lados e intenta que encaje en su forma de ser y de jugar, y a día de hoy estamos contentos. Luego vendrá el tema del frío -ríe- y ya veremos cómo nos acoplamos. Hay que acostumbrarse a todo y está bien probar el frío y el calor.

MB: El principal cambio es climatológico. En Tenerife teníamos calidad de vida y muy buen clima, es lo más bonito de la isla, su entorno. Me imagino que aquí el cambio será de clima, pero yo soy de frío. Soy de La Pobla de Segur, que tiene un clima parecido a Pamplona, y el frío siempre me ha gustado. Llevo cinco años en la isla y uno se acostumbra al calor, pero estoy acostumbrado al frío desde pequeñito, así que no habrá problema.

La Pobla, tierra de buenos futbolistas.

MB: Sí -sonríe-. Es curioso, La Pobla solo tiene 3.000 habitantes, pero está Puyol, mundialmente conocido y amigo mío. Y yo estoy en segundo plano -vuelve a sonreír-.

En las recepciones se acordarán más de Puyol que de Bertrán.

MB: Lógicamente -sonríe-. Pero para el pueblo es motivo de orgullo tener dos jugadores. Uno que ha alcanzado el máximo nivel y otro que ha estado ahí. El mundo del fútbol es muy competitivo y no es fácil conseguir lo que he hecho yo.

Así que son amigos a pesar de ser uno periquito y el otro culé.

MB: Sí, nos conocemos de pequeñitos, aunque él tiene 4 años más.

Se conocen mucho. ¿Qué dirían de su amigo, como jugador y como persona?

N: Marc es muy buena persona. Serio, trabajador, exigente consigo mismo, muy receptivo. Y deportivamente, yo lo conozco desde hace cuatro años. Ha dado un nivel muy bueno en el Tenerife. Tiene mucho recorrido por la banda, centra bien, es un jugador muy completo para Osasuna, sin ninguna duda.

MB: Como diga algo malo. -bromea-. Qué voy a decir de Nino, si lo conoce la gente mucho más que a mí. Lo más importante es que hace lo más difícil del fútbol, meter goles, con facilidad. Es su gran virtud. Ha metido goles todos los años, de todos los colores y todas las formas. A nivel personal -Nino gesticula en señal de temor por lo que va a oír, y después sonríe-, le he cogido mucho cariño. Son muchos años juntos y estoy encantado con él, de seguir en un equipo juntos. Es un orgullo estar a su lado.

¿Hasta qué punto influye tener un amigo para ir a un equipo u otro?

N: Cada uno busca lo mejor para él y su familia. Si coincides con un amigo en el mismo equipo es mucho más fácil para la adaptación inicial de un jugador en un vestuario, en la calle o en cualquier lado.

MB: No es lo principal. Lo más importante es la familia. Él tiene su mujer y sus niños (2) y yo tengo mi novia. Primero se toma una decisión deportiva, luego se consulta con la pareja, que es lo más importante, y si después viene un amigo contigo, mejor, sobre todo para los primeros días, aunque aquí la gente es muy maja y muy normal.

¿Con qué compañeros se juntan más?

N: Con todo el grupo. Con Ricardo, que es el más echado para adelante, o con Kike.

Con los más abiertos.

N: Así es. Pero todos quieren lo mismo, el bien de Osasuna, y la relación es muy buena con todo el mundo.

MB: Con todos, pero en mi caso más con Damiá porque nos conocíamos hace diez años, que empezamos a estudiar la carrera de INEF en Barcelona. Íbamos a la misma clase. Él firmó por el Barça y yo estaba en el Espanyol. Estuvimos en clase tres años. Él conoció allá a su mujer. Ahora volvemos a coincidir y es bonito.

¿Y cómo se lleva luchar por un puesto?

MB: De la mejor manera posible. Cada uno tiene sus ambiciones y quiere jugar, pero siempre desde el respeto y el trabajo, y sabiendo que es el míster quién elige. Aquí hay que entrenar todos al máximo para que él decida.

Pero tiene más boletos para empezar en el equipo, con Damiá lesionado.

MB: Yo creo que va a llegar. Está muy bien y cada día se siente mejor. Para el inicio de Liga estará.

¿Qué impresión tienen de Mendilibar?

N: Muy buena. Ya teníamos referencias y es similar a Oltra en los entrenamientos, muy exigentes y con mucho ritmo, continuamente corrigiendo. Es positivo para los partidos que el jugador esté metido en todo momento. Es cercano, te dice lo bueno y lo malo.

MB: Nino y yo tenemos una referencia en Oltra, que fue la etapa en la que mejor funcionó el equipo. Es un entrenador al que le tenemos mucho aprecio. Los entrenamientos aquí son parecidos, cortos y muy intensos, se asemejan a lo que luego es la competición, lo más específico posible. Desde el principio hemos encontrado esa intensidad que en otros equipos no hay. Y en lo personal es verdad que te corrige y te dice las cosas claras. Él está muy encima y le da igual que sea uno que otro, nos trata a todos por igual. Eso es muy importante y difícil.

No son unos recién llegados. ¿Qué les puede corregir el técnico?

N: Corregir la defensa, el ataque, la posiciones con los pivotes, te va corrigiendo en beneficio del equipo. En el fútbol cada día se aprende algo. Siempre que te lo tomes con buena actitud para ir creciendo como jugador y persona, es positivo.

MB: Ciertos aspectos de la presión, para apretar bien a banda, y también la salida de balón nos ha hecho algún inciso a los laterales, derechos e izquierdos. Son cositas diferentes a las que hemos hecho con otros entrenadores. Hay que aprender rápido y estar receptivo, para pillarlo cuanto antes.

Elche y La Pobla, sus lugares ideales para vivir

¿Cómo matan el tiempo en esta gira?

N: Yo veo la tele italiana, pero no nos enteramos de nada -ríe-. Así que fíjate. Un poquito de música, veo cómo juegan los compañeros a las cartas.

¿Nino no juega?

N: No de momento observo al rival a ver cómo va -sonríe-. Una pretemporada más, escuchar música.

¿De qué tipo?

N: De todo. La que me deja Ricardo.

¿Marc?

MB: Me pongo Internet en el móvil, y he empezado un libro, pero no me ha enganchado mucho.

Un lugar para vivir.

N: Elche.

MB: La Pobla de Segur.

Un compañero.

N: Marc.

MB: Nino.

Un día de su vida.

N: El día que nacieron mis hijos.

MB: El 22 de mayo.

Un partido.

N: No lo sé.

MB: Girona-Tenerife.

Una virtud y un defecto.

N: Trabajador y tomarme las cosas demasiado en serio.

MB: Trabajador y perfeccionista.

Un sueño.

N: Hacer un buen año con Osasuna.

MB: Lo mismo.

Una comida y una bebida.

N: Coca-Cola y pasta.

MB: Carne y agua.

Una película.

N: Gladiator.

MB: Armageddon.

Un equipo al que no iría.

N: Ahora mismo no diría uno.

MB: Ninguno.

Un miedo.

N: Que no les falte nada a mis hijos.

MB: La muerte.

Selección DN+


  • Toni
    (02/08/11 21:06)
    #1

    Qué gran fichaje habéis hecho con Nino. Aquí en Tenerife nos quedará un recuerdo maravilloso de él, como jugador y como persona. El "otro" es un 2ªB, como jugador y como persona.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra