Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

La crónica

Osasuna sale ileso

Sufrido punto en San Mamés en otro mal partido rojillo

Ampliar Osasuna
Aitor Fernández abraza a David García celebrando el punto conseguido en San MamésAFP7
Actualizado el 10/01/2023 a las 00:22
Osasuna se trajo de Bilbao un punto que no lo mereció. El marcador fue lo más rescatable porque la imagen, en sintonía con lo ocurrido en Anoeta, distó bastante de la que ofrecía ese equipo que sorprendió en aquellas primeras jornadas antes de que se parara la competición. Esa carencia de energía sobre estos últimos rivales unida a una preocupante falta de planeamiento ofensivo deberá resolverse cuanto antes dentro un mes de enero que hará la selección natural. El empate resultó casi milagroso, especialmente por la inferioridad tan llamativa que existió en la primera mitad. El Athletic jugó siempre con las alas bien abiertas para volar con su verticalidad.
A Osasuna le quedaba encomendarse a que su oponente adoleciera de pegada en sus feroces llegadas y a que su capitán, David García, y su portero, Aitor Fernández, sostuvieran en pie a toda la estructura. Lo consiguieron firmando un partido de matrícula.
En ataque, no hubo armas con las que batallar. El área rojiblanca estuvo lejísimos. No se dio sensación de peligro. Apenas una ocasión solitaria de Manu Sánchez a punto de llegar al final aceleró el pulso que tan bajo golpeaba. Fue un espejismo para dar carpetazo a una noche de la que más allá de la igualada se deben extraer conclusiones. Osasuna no está en su mejor momento.
Arrasate había reclamado de víspera a sus jugadores que sometieran al Athletic en sus posesiones y que cuidaran la vigilancia a la hora de poner el freno en su velocidad de vértigo. Ni una cosa ni la otra se plasmó sobre el césped de San Mamés, donde los rojillos se fueron menguando. El repaso en la primera mitad había encendido las alarmas. Los Williams eran un vendaval en cada costado y Sancet no paraba quieto en la media punta. El Athletic encontró fácil la fórmula para llegar en condiciones a tres cuartos.
Diego Moreno, debutante en Liga, tomó la alternativa en un partido de altas revoluciones con todo lo que supone. Juan Cruz sufrió muchísimo en el lateral izquierdo ante lo que le estaba viniendo. Aridane, novedad ante la ausencia de Unai García, encadenó errores difíciles de entender. El Athletic encontraba pasillos ante un Osasuna a merced. Aitor Fernández salvó con una extraordinaria parada el 1-0 de Guruzeta cuando maduraba el primer acto. El punta referencia vizcaíno había sido quien había abierto fuego al comienzo con una transición mal finalizada. Iñaki y Nico seguían amenazando tanto por la derecha como por la izquierda.
David García adquirió el papel de apagafuegos. No ya con su trabajo, también con las ayudas hacia los demás y esos cortes providenciales. El problema se propagaba en las posesiones a favor. Encadenar pases resultó dificilísimo. El Athletic mordía, lo que no podía hacer Osasuna.
Moi Gómez no podía destaparse por dentro. Moncayola estaba desaparecido como falso interior derecho y Abde sufrió más con De Marcos que al revés. Darko y Torró estaban superados. Zarraga se erigió en el mariscal del Athletic para avanzar por dentro. Como 9 actuó Budimir, que sigue lejos del gol y en este caso de la portería, pues poco pudo hacer en un duelo de nula producción grupal.
ECHANDO AGUA FRÍA
Quedaba por ver si en la segunda parte seguiría esa brecha de ritmo. Una mala cesión de Aridane de cabeza que a punto estuvo de aprovechar Iñaki Williams ante Aitor indigestó el comienzo. Osasuna permanecía atrás, con ese complejo de arriesgar lo menos posible para no perder las carreras verticales. Su hermano pequeño volvió a la carga de nuevo. El cancerbero rojillo, atento a los dardos laterales, sacó la pierna.
Moncayola había pasado al centro. Saltaba Rubén García, luego Kike García y Aimar Oroz. Arrasate quería el balón. No se lubricaron ataques, pero al menos se echó agua fría en la electricidad de los de Valverde. En este segundo tramo de partido, se respiró más aliviado. El Athletic cambió cromos de ataque. Otra vez los Williams se arrimaron al área navarra, pero sin un remate certero. Nico no conectó un centro de Muniain e Iñaki lo hizo con tibieza.
Parecía que, por fin, el duelo se estaba equilibrando después de tanta desigualdad. Osasuna se había serenado en defensa. Olvidados los errores groseros del pasado, emergió el trabajo para agarrar este punto tan valioso. Pedir los tres era demasiado, pero el fútbol nunca cierra puertas a nada.
Rubén García metió una pelota al hueco para que Manu Sánchez, recién entrado, superara por sorpresa a los centrales vizcaínos. La figura de Unai Simón se hizo gigante en su poderosa y taponadora salida. El pequeño zurdo saltó por los aires. Tuvieron que pasar 89 minutos para generar la primera ocasión de peligro. Momento para la reflexión. Desde un resultado positivo siempre será más fácil volver a ser Osasuna.

ATHLETIC: Unai Simón; De Marcos, Vivian, Yeray, Yuri; Vesga, Zarraga (Villalibre, m.85), Sancet (Muniain, m.63); Iñaki Williams (Raúl García, m.78), Nico Williams y Guruzeta (Berenguer, m.63).
OSASUNA: Aitor Fernández; Diego Moreno, Aridane, David García, Juan Cruz; Torró; Moncayola (Pablo Ibáñez, m.87), Darko Brasanac (Aimar Oroz, m.70), Moi Gómez (Manu Sánchez, m.87), Abde (Rubén García, m.58); y Budimir (Kike García, m.70).
ÁRBITRO: Mario Melero López (Comité Andaluz). Mostró tarjeta amarillas al visitante Budimir (m.65).
INCIDENCIAS: Partido de la jornada 16 de LaLiga Santander disputado en San Mamés ante 39.216 espectadores.

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora