Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Copa del Rey

La 'revolución' de Abde

El internacional marroquí saltó al campo con su fórmula de siempre, desborde, línea de fondo y regate; insistió hasta que uno de sus centros terminó en la portería rival impulsada por un rival y vio cómo entraba el balón maltrecho desde el suelo

Ampliar Abde, durante el partido frente al Nàstic
Abde, durante el partido frente al Nàsticosasuna
Publicado el 06/01/2023 a las 06:00
Despertar a un equipo cuando parece incapaz de sorprender al rival parece la misión encomendada a Ez Abde desde que llegó a Osasuna. La misión de este jueves 5 de enero era especialmente peliaguda porque el partido transcurría por unos derroteros peligrosos y anodinos cuando saltaba al campo en el minuto 67 y poco después empataba el peleón Nàstic. Pero si algo tiene Abde es capacidad para repetir una y otra vez lo que mejor sabe hacer, aunque no le salga ni a la primera ni a la quinta. Y su insistencia fue lo que rompió el cántaro de los octavos de final. Osasuna tiene mucho que agradecer a Abde a la hora de saber que será uno de los 16 equipos que estará este sábado 7 de enero en el bombo.
El internacional marroquí era una de las opciones de refresco de Jagoba Arrasate en el partido de este jueves. Él y Aimar Oroz salieron para dar descanso a Kike Barja y Chimy Ávila y enseguida se torcieron las cosas con el gol del local Pablo Fernández. Costó retomar el pulso al partido y no fue hasta los minutos finales cuando Osasuna metió una marcha más, liderado por Abde. Pero fue en la prórroga cuando el extremo se echó el partido a los hombros.
Como casi siempre, metido en la esquina izquierda del campo, cabeza abajo, velocidad, desborde y centro, como exhibió al planeta en el Mundial, semifinal incluida ante Francia. El problema era que los remates eran defectuosos o no existían, pero Abde no se arredró. Tuvo que llegar la segunda parte de la prórroga, cuando el riesgo de los penaltis planeaba por el Nou Estadi, cuando su enésima acción fue rematada en propia puerta por Montes Arce. El internacional rojillo quedó maltrecho en el suelo mientras el balón entraba y apenas pudo celebrar el gol de la clasificación con sus compañeros. Su participación había supuesto una decisiva revolución en el partido.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora