Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Incidencias

El puente de los socios de Osasuna

Dedican su tiempo a escuchar las inquietudes y a abordar los problemas que les llegan con toda la rapidez que pueden. El Órgano para la Defensa del Socio de reciente creación está formado por Alicia Martínez, Endika Rodríguez y Esther Diñeiro

Ampliar Esther Diñeiro, Endika Rodríguez y Alicia Martínez, en el exterior de El Sadar junto a la escultura Sentimiento
Esther Diñeiro, Endika Rodríguez y Alicia Martínez, en el exterior de El Sadar junto a la escultura SentimientoJOSÉ CARLOS CORDOVILLA
Publicado el 20/11/2022 a las 06:00
Cualquiera de los 21.000 socios puede dirigirse a ellos. Siempre puede aparecer un problema o una propuesta en una hinchada tan numerosa. Dicen que el osasunismo les animó a formar parte de este órgano que no tiene un año de vida. Alicia Martínez, su presidenta, dio el paso para “defender al socio por los errores que pueda haber”. “Que el socio esté contento revierte en Osasuna. Atendemos lo mejor que podemos las quejas”. Endika Rodríguez, su secretario, se animó aprovechando su “momento de madurez” y así “ser partícipe para ayudar a los socios y al club”. Al no poder acudir a la asamblea de la elección por una boda de un familiar, un vídeo le hizo ganarse los apoyos. “Me aceptaron y me colé entre los tres elegidos”. Completa la terna Esther Diñeiro, cuya voluntad le pedía “ayudar a que todo esto vaya hacia adelante y bien”.
No se conocían de nada. Funcionan con un grupo activo de whatsapp y cuando es necesario se reúnen en El Sadar, sin tener un local propio, pidiéndolo a la junta. Su organización está orientada a la rapidez. Son decenas de incidencias. El interlocutor de la directiva es Txuma Iso, pues hay asuntos más especiales que necesitar abordarse en la planta noble. En el día a día tratan con Mikel Vivanco, responsable del club del área de socios.
Escuchan, tratan y contestan lo antes que pueden. Si no dan la solución que quiere el socio, siempre habrá una explicación o un traslado si el tema se extralimita a sus funciones. Las quejas llegan generalmente a través del correo electrónico (defensordelsocio@osasuna.es). “Se recibe algo y hay tres visiones. A veces coinciden y otras no. Se somete a mayoría simple. Por eso hay tres personas”, dice Endika Rodríguez refiriéndose al modus operandi. “En principio lo resolvemos nosotros, pero si no podemos, lo pasamos a dónde corresponda. Siempre consultamos con el club”, añade Esther Diñeiro.
El plazo medio de cerrar un caso se ha registrado en 17 días. Pero el 80% se solucionan “en menos de tres días”, sostiene el secretario del órgano. “Se alargan si se mandan a la junta, cuando se abre un periodo más largo. Queríamos rapidez”.
QUEJAS EN LAS RENOVACIONES
Entrando a fondo, uno de los problemas recurrentes ha estado relacionado con la campaña de abonos. Hubo afecciones con la pasarela de pago con socios que creían que había pagado. “Propusimos al club que abriera una ventana extraordinaria de 24 horas para estos casos excepcionales. El club lo estimó y pudieron renovar. Son cosas positivas”, apunta Endika Rodríguez, que se lamenta con aquellos que se 'durmieron'. “Da mucha pena que se venga un socio y te diga que se le ha pasado el plazo y que es el club de su vida. ¡Pero si no podemos hacer nada!”.
Les ha llegado el malestar de los que no se les aplicaba el descuento por estar en el paro o ser familia numerosa. “Pero tienes que llevar el papel cuando vas a renovar. Si no lo llevas, el club no sabe si estás en paro o tienes familia numerosa. Yo personalmente estoy en paro y llevo el papel del Inem”, apunta Esther Diñeiro. “Ha habido algún caso de familia numerosa que decía que si el año pasado tenía esa condición está claro que seguiría manteniéndola. Pero no se guarda esa información en el club. Luego nos reclaman a nosotros”.
Alicia Martínez expone incidencias de antigüedad que no se pueden bonificar, cuando se demuestra que ese socio ha interrumpido años atrás su rango. Otro ejemplo de explicaciones: no puede haber cambio de titularidad de un abono, de padre a hijo.
Unos aficionados en un partido de Osasuna
Unos aficionados en un partido de OsasunaJOSÉ CARLOS CORDOVILLA
“Vamos a pedir que se traten los problemas que hemos detectado en la renovación de socios. Ha habido muchas incidencias. Entre julio y agosto, nos llegaron 150. Que la información se diga mejor. Pero siempre con una normativa. Si se pasa el plazo ya no se puede hacer nada”, explica la presidenta. Diferente es el periodo de reubicación de socios. Era insuficiente por la demanda y se consiguió que hubiera margen.
SOCIOS QUE NO VEN BIEN
El órgano es receptivo a todas las sensibilidades, pero en muchas ocasiones se sienten sin competencia para ofrecer luz. Con motivo de la reforma, hay un grupo de socios en la esquina entre Graderío Sur y Preferencia que tiene problemas de visión y quiere un traslado. “Nosotros no podemos hacer ese cambio”, lamentan. El secretario del órgano, precisamente, fue uno de los afectados de otro grupo que en la zona sur no veía la línea de fondo y tuvo que moverse al anillo superior, “después de ver los partidos 24 años en el mismo sitio”.
No son ajenos a los conflictos que seguridad que afectan a los aficionados. Recuerdan cuando trataron con unos jóvenes sancionados en el estadio del Levante con 3.000 euros. “No sabían qué hacer, pero esos temas se nos escapan de nuestro ámbito”, coinciden. “Siempre les recibiremos, que vean que se les abre las puertas del club para escucharlos”. Tampoco entran en las sanciones en Graderío Sur. “Si los pasillos tienen que estar libres, eso no es Osasuna, eso es una normativa seguridad. Lo mismo que estar sentados. Pero somos sensibles y se recoge todo. Nosotros lo mandaremos a quien corresponda”, explica Alicia Martínez.
Endika Rodríguez expone otro asunto “complicado”. Camisetas y símbolos. “Es indignante que vaya un niño con la camiseta del Atlético de Madrid y le peguen. Oye, yo al campo voy con la camiseta que me dé la gana”, remarca la presidenta del órgano, que pide respeto y tolerancia,
“Está la información en la web del club si vas a meter algo y tienes dudas, más allá de ideologías. Hay temas dudosos como el Arrano Beltza o el escudo de Amaiur . Hubo algún caso que se dio la vuelta al jersey. Hay que informarse, pero por otro lado tratar los temas con máxima delicadeza. Como órgano no somos competentes como la policía y seguridad. Podremos mediar o acercar posturas con la junta”, dice el secretario.
¿SE PUEDE FUMAR EN EL SADAR?
Problemas de trato en las oficinas, de socios con movilidad reducida, con goteras (ha habido dos) o con autobuses que cambiaron las paradas. Llegan quejas y propuestas, también que haya un servicio de villavesa a Tajonar, extremo que no es rentable para la Mancomunidad.
Asimismo, han recibido quejas sobre el alcohol y el tabaco dentro del campo. El alcohol está prohibido, fumar no. “Pero si hay un socio que le molesta que el de lado fume, ¿a quién defiendes?”, se pregunta Alicia Martínez. Tampoco pueden hacer nada con los precios en los bares.
Su compañero de órgano reflexiona: “Cuando al socio le dices algo que no quiere escuchar, somos los malos de la película. Es duro, porque estás para ayudar. Pero hay que cosas que no se pueden. Le dices que se está equivocando”. La presidenta apostilla: “La denominación ‘órgano de defensor del socio’ a veces perjudica. No puede ser por encima de todo. Y cuando no están de acuerdo dicen: ¿defendéis al club o al socio?”. Esther Diñeiro opina igual: “Parece que estás a favor de los otros. Pero es que no podemos hacer nada. Hay cosas que se nos escapan”.
Unos socios en las primeras visitas guiadas a El Sadar tras la reforma
Unos socios en las primeras visitas guiadas a El Sadar tras la reformaJESUS CASO
“Que el socio tenga claro que estamos para escucharles. Y que tenemos la potestad de hablar con la junta. No nos olvidamos. Y nos escuchan. Hay que decir que la junta nos contesta a todo”, prosigue Endika Rodríguez, que a título personal lamenta que el socio no sea más participativo. “Tengo una idea de la asamblea y es que debería ser una especie de parlamento rojillo. Opiniones de diferentes visiones se deberían enriquecer el club. Faltan voces críticas para construir, no destruir por destruir. Un debate rico”.
Mientras en otros clubes como Madrid o Barça la figura está más profesionalizada, los tres son socios de a pie de “diferentes perfiles” y “opiniones”. “Que el socio sepa que estamos para lo que necesite e intentamos solucionar”, valora Esther Diñeiro. Alicia Martínez resalta: “Que sepan que altruistamente trabajamos por y para el socio”. Y Endika acaba: “Luis Sabalza fue defensor del socio. Si alguien tiene la sensación de que yo doy guerra, le recordaría que él la dio también. No por eso eres malo. Mira dónde ha llegado”.

Fotos de boda, consigna o bicis en El Sadar

Dentro de las curiosas sugerencias, está la de una socia para hacerse las fotos de boda dentro del estadio. “Hablamos con el club y nos dijeron que no es la primera petición que reciben. Hay que organizarlo con unos criterios y unas normas. No es seguro, pero eso dependerá del club. Creo que están en ello”, explica Endika Rodríguez. Además, se ha solicitado un servicio de consigna para dejar el casco de la moto o el paraguas. El club trasladó que lo veía imposible al requerir de un trabajador en cada puerta. Hablando del paraguas recuerdan que está permitido entrar el plegable y no el convencional alargado. Aquí ha habido alguna queja. El órgano puede emitir propuestas para mejorar. Al secretario se le ocurre una: un servicio de bicis de alquiler.

Alicia Martínez Aoiz (22 de mayo de 1947; Unzué, Navarra) es la presidenta del Órgano para la Defensa del Socio. Suma 48 años como socia de Osasuna. Funcionaria de Sanidad, actualmente se encuentra jubilada. Obtuvo 220 votos en la elección de la asamblea de compromisarios.

​Endika Rodríguez Salaverri (29 de abril de 1982; Pamplona, Navarra) es el secretario del Órgano para la Defensa del Socio. Lleva 25 años como socio de la entidad. Su labor profesional está dedicada al interiorismo. Obtuvo 49 votos en la elección de la asamblea de compromisarios.

​Esther Diñeiro Rubial (28 de septiembre de 1962; Zumarraga, Guipúzcoa) es miembro titular del Órgano para la Defensa del Socio. Tiene 8 años de antigüedad en la entidad. Su desempeño profesional ha estado dedicado a la administración. Obtuvo 190 votos en la elección.

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora