Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

El Forofillo

Sí, pero...

Muchos de los que estaban en las sombras han empezado a ver la luz en este equipo

Ampliar El Forofillo
La reacción del Forofillo, tras el empate de OsasunaDiario de Navarra
Actualizado el 23/10/2022 a las 22:00
Me da en la nariz, y de naso ando bastante bien, que Jagoba ha llamado esta semana a Duracell y ha encargado un par de palés de pilas porque el cambio en algunos futbolistas ha sido notable, con mejoría incluida, y eso lo agradecemos los seguidores. Porque en Montilivi, campo de gratos recuerdos para nosotros, Osasuna demostró de lo que es capaz. E incluso se llevó poco botín para lo hecho y visto. Pero...
Pera. Esa es la fruta que se suele utilizar cuando hablamos de un señor gol, que la aumentamos en peraza o chicharrón. Y una de estas nos dejó el bueno de Kike Barja, aprovechando la lesión de un Abde al que las ganas y la juventud le han pasado factura. Con el tiempo irá aprendiendo.
No aprenden. Los del pito, ese colectivo, raza cruel, cuya solución podría estar en el interior de un contenedor, rodeados de políticos y programadores informáticos, descendiendo cuan K-141 Kursk a la fosa Mariana. No caerá esa breva, que dice el amigo Paco de tanto llevar higos a la redacción. No, no caerá, pero nos tocan los cacahuetes y, de paso, los maíces.
Palomitas hicieron falta para ver el choque. Con un once nuevamente cambiado, desde la portería hasta la delantera. Lo siento, se me está yendo la fe en Sergio Herrera, no tanto por él (que hay que reconocerlo, el chaval pone de su parte) como por AItor, que va tornándose en debilidad del que aporrea las teclas. Con los mismos laterales, Manu y Nacho que estos sí que han recibido paquete de pilas ya que empiezan a mejorar su prestaciones y se acercan a lo que sabemos que pueden hacer. Monca en el centro, Moi al lado, Abde al otro y el Chimy arriba. Verás lo mono que va a quedar el Ferrari para la segunda vuelta. Si no se nos gripa...
Que no se nos gripe el fútbol, porque es lo que nos gusta. Y nuestro equipo juega a fútbol. Lo demostró en el feudo gerundense, con dos intentonas de Peña, la segunda con casi beso al palo, con buenas combinaciones para sacudirse la presión local y con peligro arriba. Se acerca el otoño, hay que agitar el árbol para recoger las nueces. Aunque en el nogal esta vez hubo pera.
Peraza. Vaya chicharro se fabricó el de Noáin, un Kike Barja que cubrió la temprana lesión de Abde, chaval que está empezando a cogerle gusto a ponerse hielitos. Mientras sea solo en la pierna... El caso es que una recuperación lateral le cae a Moi, Gómez mete un globo que gana Chimy, corajudo, de cabeza, y trata de buscar el pase a Kike. El defensa le gana la partida pero como las oportunidades las pintan calva, Barja quiso currárselo. Porfió, peleó, empujó, ganó el espacio, ganó el cuero, giró hacia su izquierda 180 grados y sacó un interior de derecha que mandó el cuero a la escuadra. Eso no lo para Gazzanaga ni con la capa de Supermán. 0-1 y la cosa pintaba bien.
Bien y tú, que decía mi difunto abuelo Domingo. Bien y tú. Ser de Osasuna es lo que tiene, que las alegrías, pocas, saben a gloria. Y las penas siempre suelen andar cerca. Cerca de la vergüenza nos dejó el pitolari, en ese balón dividido al que Torró va mirando cuero y Yangel se mete al bulto. Así te vas a llevar la patada sí o sí cienes de veces de otras tantas que vayas. Pero... Falta al borde del descanso, falta al borde del área, un pelín más lejos, falta coordinación...
Es raro que jugadores que tienen las pilas cargadas fallen, y fue el caso de Juan Cruz. Vale, si no falla nadie, esto termina siempre 0-0, no lo discuto. Pero esa falta al borde del área, esa falta al borde del descanso, ese envío al cogollo retrató al central que se quedó clavado y permitió que se liara la que se lió. Yangel asiste de cabeza, David  López, que nosotros tuvimos uno, remata de aquella manera y Sergio... Pues eso. Sergio y confianza no casan bien este año. ¿Un descanso?
El descanso dio alas a los locales, algo lógico por cómo llegaron las tablas. Pero Osasuna supo aguantar para reponerse y tener ocasiones. Unai la tuvo de cabeza, Darko se metía entre líneas para crear peligro, los laterales llegaban tanto a centrar como a rematar, Moncayola casi clava un chicharrazo... Todo eso para al final terminar como había empezado la cosa. Empate. Por o menos con goles y buena imagen.
Imagen que muchos futbolistas mejoraron. La cosa se endereza tras los últimos tropiezos. Vidal y Manu recuperan chispa. Moncayola está mejor, Rubén Peña vuelve... Y es buena noticia para Osasuna. Un empate, sí, que suma, sí. Pero... Pudo llevarse más premio de Montilivi el equipo de Jagoba Arrasate. Por ocasiones, por juego, por imagen. La imagen solo da de comer a los guapos (guapes). En esto del fútbol por mucha cremita, gomina y demás que se pongan, lo que cuenta viene mayoritariamente de las botas. De la cabeza si eres delantero. Así que el resto sobra.
Que no sobre la ambición. Media inglesa, sinónimo de buena clasificación con aroma a Europa. De momento pasito a pasito. Se ganó al Espanyol, se empata en Girona. Una victoria contra el Valladolid nos permitirá afrontar las dos finales previas al parón con otra cara. Con la mitad del trabajo hecho y dos encuentros por delante, viaje a Vigo y visita del Barcelona (soñar es gratis). ¿Por qué no? Jagoba tiene pilas para rato. Y para todos.
¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora