Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Osasuna

Nuevos pero de casa

Gran partido de los debutantes Moi y Rubén Peña

Ampliar Moi Gómez recorrió 11,71 kilómetros y estrelló un balón en el poste sevillista
Moi Gómez recorrió 11,71 kilómetros y estrelló un balón en el poste sevillistaj.p. urdiroz
  • Fernando R. Gorena
Publicado el 15/08/2022 a las 06:00
Sin duda y con motivo, Aimar Oroz fue el objetivo principal de los comentarios de los aficionados osasunistas tras el partido ante el Sevilla. El debut de su compañero del Promesas, Pablo Ibáñez, también ilusionó a la hinchada de El Sadar a la que, como en todos los clubes, les gusta que los jugadores de la cantera brillen en el primer equipo. Por eso, los estrenos con la zamarra rojilla de Moi Gómez y Rubén Peña pasaron a un segundo plano.
Los dos exvillarrealenses hicieron un gran partido. Moi fue el rojillo que más kilómetros recorrió, nada menos que 11,71 kilómetros. El zurdo ya llegó a Pamplona con la vitola de ‘correcaminos’ ya que con los de la Cerámica acostumbraba a ser el jugador que más distancia recorría, llegando a superar en ocasiones los 12,5 kilómetros. El centrocampista valenciano hizo un partido brillante. Ocupó el teórico carril del ‘10’ aunque se movió por la zona izquierda del ataque. En campo sevillista, dispuso de dos buenas ocasiones de gol, una de ellas estrellada en el poste. También mostró sus buenas maneras a la hora de guardar y proteger la pelota y fruto de ello, en la recta final del partido, mantuvo un rifi-rafe con la defensa sevillista que enardeció y gustó al público. El colegiado le mostró una tarjeta amarilla. Gran debut de un jugador que, con un contrato de cinco años por delante, puede dar grandes tardes a la parroquia.
TITULARIDAD
Sorprendió relativamente la presencia en el lateral derecho del también exvillarrealista Rubén Peña. Parecía que Nacho Vidal, dueño del mismo las últimas temporadas, mantendría la titularidad, pero Arrasate apostó por el abulense. Y Rubén Peña dejó en buen lugar la decisión del técnico cuando, tras una recuperación a los ocho minutos, condujo el balón por su banda y puso un largo y preciso centro en la cabeza del Chimy Ávila que entraba por la banda contraria. Casi le bastó para anotar que el balón le rebotara en la cabeza. A lo largo del resto de la primera parte, subió la banda en varias ocasiones y llevó balones al área con peligro.
Buena parte de la sorpresa que pudo albergar la titularidad de Rubén Peña fue que en algunos partidos de pretemporada había jugado más adelantado, con Nacho Vidal a su espalda. Jagoba apostó tímidamente por esta variante cuando sacó del campo a Kike Barja por Nacho y éste formó pareja en la banda con Peña. El intento no duró mucho ya que el abulense fue sustituido a su vez por Darko poco después.
A la conclusión del partido, Nacho Vidal y Rubén Peña se cogieron del hombro para seguir los cánticos que llegaban desde la grada. Una competencia deportiva que puede jugar a favor de Osasuna.
Moi y Rubén son nuevos, pero han empezando encajando a todos los niveles.

Manu Sánchez perdió la carrera por el lateral

Además de los ‘promesas’, Moi Gómez, Rubén Peña y Aitor Fernández son las tres caras nuevas de la plantilla osasunista. Sergio Herrera sigue siendo titular para Arrasate así que a Aitor le toca esperar. La cuarta novedad sería Manu Sánchez pero parece difícil encajarlo en el ‘paquete’ de novedades del equipo cuando el madrileño cumple su tercera temporada vistiendo la zamarra rojilla.
Pero la cesión del lateral atlético, petición expresa de Arrasate, le convierte, al menos contractualmente, en una novedad en la plantilla.
Manu no fue titular. Juan Cruz ocupó ese territorio y el también madrileño y rojiblanco estuvo como siempre. Pundonor, entrega y lucha sin reservas fueron sus credenciales y dos acciones suyas de pundonor puro en la segunda mitad fueron las más aplaudidas después de los goles de la tarde-noche..
DIEZ MINUTOS
El turno de Manu llegó a escasos diez minutos de la conclusión. Saltó al pasto por Unai García, que lo abandonó tiñendo a éste con el rojo de la sangre que manaba de su rostro. Juan Cruz, acostumbrado a hacerlo la temporada pasada ocupó la ubicación del navarro junto a David García y Manu hizo lo propio con el lateral zurdo.
No era el momento para veleidades ofensivas y carreras por la banda, así que el madrileño se disciplinó en tareas defensivas y cumplió una vez más.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE