x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Osasuna, en Primera

Osasuna provoca un Chupinazo en mayo

La marea rojilla invadió con fervor una abarrotada Plaza del Ayuntamiento

Chupinazo en mayo

Juan Villar y Kike Barja reciben el cariño de la afición tras descender del autobús descapotable que les trasladó al Ayuntamiento.

Actualizada 22/05/2019 a las 10:40
Etiquetas
  • DN
A+ A-

Como un 6 de julio minutos antes del chupinazo, la afición rojilla congregada en la Plaza del Ayuntamiento esperaba impaciente la llegada del equipo. Bufandas, banderas, cánticos y, sobre todo, la alegría desbordada del ascenso. Había ganas de fiesta para vivir uno de los momentos más esperados, la salida al balcón de los jugadores. El baño de masas hizo que Osasuna se retrasara en su llegada. Eran aproximadamente las 19:30. Y que los discursos se alargaran provocó los silbidos del público. Querían que los héroes del ascenso se asomaran al balcón.

A las 20h se prendió la mecha del cohete, que estalló con los rojillos apareciendo en escena. Uno de los más aclamados: Jagoba Arrasate, el artífice del ascenso. “Jagoba Arrasate, lo lo lo lo”, cantaba la marea que se vislumbraba desde lo alto. El entrenador cogió el micrófono. “El sábado nos vemos en El Sadar, queremos ser campeones, lo lograremos con vosotros”, dijo. El de Berriatua terminó cantando unos versos en euskera.
El artífice del nuevo hito de Osasuna dio paso a los jugadores, que fueron aclamados uno a uno después de la presentación del speaker. Después de una larga celebración, los futbolistas evidenciaron falta de voz al expresar sus impresiones. Oier Sanjurjo, totalmente afónico, apenas podía hacerse oír.

La plaza coreó el nombre de los integrantes de la plantilla y también de dos responsables de los despachos: Luis Sabalza y Braulio Vázquez, que fueron aclamados. El mandatario se emocionó al escuchar gritos de “presidente, presidente”.

RUBÉN GARCÍA Y ARIDANE, LOS RECLAMOS

Todos tuvieron su momento de reconocimiento, pero la afición pidió por aclamación popular que Rubén García se quede. El de Xàtiva escuchó durante todo el día el clásico “Rubén, quédate”. Hasta tres veces se escuchó el grito en la Plaza del Ayuntamiento. El talentoso futbolista agradeció haberse sentido “como uno más” desde el principio. “No sé qué será de mi futuro, pero me siento muy rojillo, muy navarro”, aseguró.

Los seguidores anhelan que Rubén pueda continuar, ya que el Levante puede recomprar gratis al atacante. Pero no fue el único que escuchó ese deseo por parte de la hinchada. También se dirigió a Carlos Clerc y Rober Ibáñez.

El repertorio de las canciones de El Sadar se trasladó al centro de la ciudad, en ocasiones después de que los propios jugadores empezaran a cantarlas. La conexión entre el balcón y a pie de calle fue total. Pero incluso se escucharon gritos que no habían tenido lugar. Se le cantó a Rubén Martínez. El meta gallego se ha ganado el respeto de la masa social con sus buenas actuaciones, algo que quedó patente.

Aridane Hernández también estuvo presente, incluso antes de que los jugadores subieran al balcón. El “Aridane, córtate el pelo” fue entonado en numerosas ocasiones. “Yo no he dicho que me iba a cortar el pelo, ¿eh? Ya veré lo que me haré...”, contestó el defensa.

El ambiente distendido y de buen humor dio otra muestra cuando fue a hablar Iñigo Pérez. “Que no son de Lezama, que son de Tajonar”, exclamaron los seguidores al navarro con pasado en la cantera bilbaína.


MOMENTOS EMOTIVOS Y DIVERTIDOS

Los agradecimientos a la afición se sucedieron una y otra vez por parte de los jugadores. De los recién llegados y de los más veteranos. Roberto Torres recordó “lo que ha costado llegar hasta aquí”, poniendo voz al sufrimiento osasunista que ayer sacó músculo en Pamplona.

El tiempo se echaba encima porque debían irse a la Capilla de San Fermín, pero la afición quería seguir escuchando a los protagonistas. De hecho, hubo pitos cuando se presentaba a alguno de ellos y no le pasaban el micro. Unai García, sin muletas pero recién operado del ligamento cruzado, pidió que se valorara el éxito aunque haya sido de forma tan holgada. Recibió el cariño del público. Al igual que Sergio Herrera, que recordó que hace un año caía lesionado y ahora celebraba un ascenso.

El momento emotivo contrastó con el divertido que lideró Brandon Thomas. “Me siento muy querido por vosotros y deciros que soy PTV, de Pamplona de toda la vida”, dijo. Su inmersión en el día a día ha sido tal que el balear habló en euskera unas breves palabras. Y vaciló al entrenador al grito de “yakisoba con tomate”, en referencia a Jagoba Arrasate. “Lo digo aunque no me ponga el año que viene”, pronunció Brandon entre risas. La canción “somos un equipo” cerró hora y cuarto de show rojillo.

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra