Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

El protagonista de la jornada

Una despedida por todo lo alto

Eneko Mercero jugó el domingo el último partido con el San Juan. Lo hizo en la 2ª RFEF tras 18 campañas en la Tercera

Ampliar El mediocentro Eneko Mercero luce el brazalete que portó en el último partido con el San Juan
El mediocentro Eneko Mercero luce el brazalete que portó en el último partido con el San Juanjesús caso
Publicado el 25/01/2022 a las 06:00
Eneko Mercero ha asimilado con el paso de las horas qué ha supuesto para él el partido del domingo. Ese día prefirió centrarse en la cita deportiva. El mediocentro pamplonés disputó su último encuentro con el San Juan. Se ha despedido de la Agrupación en la Segunda RFEF, en una temporada histórica para la entidad. Él formó parte del equipo que logró el ascenso desde la Tercera, algo que no había sucedido hasta el pasado 22 de mayo.
Pero es que Eneko Mercero ha participado del ascenso, del título de campeón de la liga, de las participaciones del San Juan en la Copa del Rey... “He tenido muchos momentos para celebrar con este equipo. Ha estado muy bien”, aseguró. El mediocentro pamplonés, de 37 años, que ha sido padre este curso, llegó a la Agrupación en la temporada 2012-2013 del Aoiz. Desde entonces, siempre ha lucido la camiseta verde del conjunto de la Agrupación. Ha disputado en la Tercera División 18 temporadas, a las que suma lo que lleva jugado en la Segunda RFEF.
Ahora, añadió, quiere disfrutar del fútbol a otro nivel. Pero hasta este momento ha tenido la oportunidad de hacerlo en lo más alto del fútbol navarro. “En los anteriores años a llegar al San Juan, estaba en equipos que peleaban por no descender, aunque también tuvimos temporadas buenas, por ejemplo, en el Beti Onak. Llegué al San Juan y el primer año ganamos la liga. Fue un cambio positivo. Puedo decir que deportivamente son los mejores años que he tenido. He estado muy a gusto y la verdad es que ha habido tardes bonitas: el partido contra el Granada de la Copa del Rey, el ascenso...”.
"MUY AGRADECIDO"
En sus diez temporadas en el San Juan ha contado con dos entrenadores: Alfredo Ibero ‘Bebeto’ y Xabi Mata, y con su confianza. “No me puedo quejar. He tenido compañeros en la misma posición que eran muy buenos y, por una cosa u otra han contado conmigo. Estoy muy agradecido a los dos. Con Bebeto he pasado más años. Echándole ilusión y ganas me ha tocado jugar”, desveló. Si echa la vista atrás, lo tiene muy claro. Se queda con todos los compañeros que ha tenido. “Me quedo con la gente que he conocido, con los amigos que he hecho. El domingo vinieron excompañeros del San Juan, del Aoiz. No les esperaba y me hizo ilusión”, señaló. A la Tercera División, llegó en Oberena, club en el que militó en juveniles. Al año siguiente fue al Beti Onak, donde permaneció dos cursos. Después acabó en el Lagunak. Pasó al Aoiz. Aquí jugó cinco temporadas para fichar por el San Juan.
En la Agrupación jugó el domingo su último partido. “Lo empecé a asimilar cuando pitó el árbitro el final del partido. Me vino la emoción. El partido es el partido, y era uno más. Sí que es verdad que, el día anterior y el mismo del partido, me llegaron unos mensajes de compañeros, y excompañeros que te tocan un poco”. Portó el brazalete. “En principio, les había dicho que no quería el brazalete. Ya lo había lucido en alguna ocasión. Pero cuando me enseñaron que habían puesto mi nombre y el año en el que llegué y en el que me voy, me emocioné y dije: ‘Lo han hecho con cariño. Tengo que responder’. Era especial”. Y respondió. “Aunque el resultado es una mierda y más en el minuto en el que se dio, casi sin tiempo a reaccionar. Ya habíamos ganado muchas veces”, bromeó.
El San Juan perdió 0-1 ante el Cayón, pero la derrota no empaña la buena temporada del equipo. “Empezamos los primeros dos partidos compitiendo muy bien. Después enlazamos unas cuantas derrotas y empates. Nos veíamos con unos pequeños complejos. Lo intentábamos de todas las maneras pero no nos daba. Llegó un punto de inflexión y empezamos a ganar. Hasta el domingo llevábamos 20 de 27 puntos”. Y ahora lo tiene claro: “Han perdido un compañero de vestuario pero han ganado un aficionado”.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE