La Hemeroteca
Hoy puedes ver DN+ sin publicidad, como si tuvieras una suscripción... Suscríbete y será así todos los días.
Suscríbete a DN+
Entrevista
Guerreras

Eunate Arraiza: “Todavía me quedan sueños por cumplir”

Eunate Arraiza es la primera futbolista profesional sorda e España, juega en el Athletic Club en la máxima categoría y además es internacional por la selección absoluta.

Eunate Arraiza, con el presidente Rafa del Amo.

Eunate Arraiza, con el presidente Rafa del Amo.

DN
Actualizada 07/12/2017 a las 15:57

Un ejemplo de superación. Eso es lo que es Eunate Arraiza Otazu, que no ha parado de crecer tanto en los estudios como en el deporte, a pesar de ser soda. Cercana, humilde, con el trabajo por bandera y muy apegada a su pueblo, Biurrun, a pesar de que vive en Bilbao felizmente desde hace seis años.

Le diagnostican muy temprano. ¿Cuándo empieza a ser consciente de su sordera?

Me diagnosticaron cuando era pequeña, tampoco sé si era algo con lo que nací o fue posterior. Te das cuenta en cuanto te ponen audífonos.

¿Lo pasó mal?

La verdad es que no lo pasé mal. Mal no. Te ha tocado a ti y tienes que afrontarlo en el día a día. Te vas mentalizando en que te tienes que esforzarte el triple que los demás. Sí te llevas susto, sobre todo mis padres, pero hay que reaccionar. De pequeña me pusieron audífonos, a los ocho años me operaron… Al final aprendes a afrontar el día a día y superarte todos los días. Tanto en el deporte como en lo laboral, en los estudios.

¿Qué tal se lo tomaron en casa sus padres?

Ellos me inculcaron esa idea. Tenemos un ADN trabajador. Ellos me han exigido siempre el triple que a los demás. Ahora todo lo que estoy consiguiendo es por el esfuerzo y el trabajo que he ido haciendo desde pequeña.

¿Han sido demasiado exigentes con usted?

Es verdad que siempre se me pedía el triple que a los demás, pero me lo he tomado muy bien. Me parece algo positivo y lo llevo muy bien. No es una presión, sino una cosa que se interioriza, que va en el ADN. Yo creo que tanta exigencia me ha ayudado a superarme día a día.

¿Cree que sus padres acertaron al llevarle a un colegio para oyentes en vez de para sordos?

Mis padres siempre optaron por llevarme a colegio de oyentes, y se lo agradezco mogollón. El mundo está lleno de oyentes, aunque también haya sordos. Estoy muy contenta por ello. Mi padre decía que aunque me costara el doble y tuviera que repetir, yo lo sacaría. Con esfuerzo, se han ido consiguiendo cosas.

Acabó de Bachiller, pero sigue estudiando. ¿No es así?

Acabé el colegio con 19 años y después hice un Grado Superior Forestal en Villava. A los dos años me llamó el Athletic y allí me saqué el curso de entrenador y de lenguaje de signos, hice otro Grado Superior en paisajismo, jardinería. Ahora estoy con un Grado Superior en animación y actividades deportivas. No he parado de estudiar, porque sé que tengo que estar preparada para el día de mañana.

Vemos que para los estudios, la sordera no le ha impedido hacer lo que se ha propuesto. ¿Y en el fútbol?

En el deporte también tienes que esforzarte el triple que los demás, pero estoy muy contenta con lo que he conseguido. Te cuesta entender a las compañeras cuando hablan a tu espalda. Oyes, pero no entiendes exactamente el mensaje. Tampoco entiendes muy bien al entrenador si estás en la otra banda, pero por lo general todo bien.

¿Ha tenido algún problema con algún árbitro o rival?

La verdad es que no, nuestra delegada comunica antes del partido el problema de mi sordera al árbitro y a la capitana contraria, no he tenido nunca ningún problema. Si acaso, una vez que tenía cuatro tarjetas, que quise provocar la quinta para descansar, el árbitro no quería sacarme la tarjeta sabiendo de mi sordera. Al final me sacó la tarjeta, pero tarde (sonríe).

¿Qué siente una chica que está jugando el Lagunak cuando le llama un equipo como el Athletic con 20 años?

Cuando me llamó el Athletic no me lo esperaba. Pensé que tenía que aprovechar esta ocasión sí o sí. En estos seis años que llevo aquí, he aprovechado cada momento. Estoy muy feliz con lo que estoy jugando y con las compañeras. El salto fue muy grande.

Más recientemente llegó la llamada de la selección.

Tampoco me lo esperaba. Ojalá pueda seguir yendo, pero para ello tengo que seguir trabajando día a día y dar el máximo de mí. Mi prioridad es el Athletic, pero siempre hace ilusión ir a la selección. Creo que ha sido un premio a todo el trabajo que he ido haciendo desde pequeña. Estoy muy contenta con la llamada.

¿Cómo vivió su debut con Israel, partido en el que marcó gol?

Fue en octubre y jugué 20 minutos. Íbamos 0-3 y acabamos 0-6. Salí con confianza, aunque no esperaba jugar en la primera convocatoria. Fue un debut muy especial que nunca olvidaré. Pero no pienso en otra cosa que no sea seguir trabajando para poder dar lo mejor de mí y poder estar en el Mundial.

Poco a poco, ha ido cumpliendo todos sus sueños…

Bueno, sueños tengo todavía muchos por cumplir. Es verdad que he cumplido bastantes que no esperaba, tanto en los estudios como en el deporte. Yo me he planteado la vida como una superación diaria, los triunfos y las recompensas ya llegarán.

¿Qué sueños le quedan por cumplir?

Ganar otra Liga, la Copa de la Reina, estar en el próximo Mundial… pero poco a poco.

¿Qué momentos que le ha regalado el fútbol guarda en su memoria?

El día que jugamos en San Mamés fue un día especial, que nunca se olvidará. Jugar en ese campazo… Fue un día especial. Cuando salimos al campo y vimos a la gente, se me puso la piel de gallina. Pero el más especial fue cuando ganamos la Liga hace dos años. Ese día fue espectacular. Después, cuando la gente de Bilbao nos recibió en el Ayuntamiento y en la Diputación fue sensacional. Vivimos una semana grande.

¿Y el más triste?

Cuando perdimos, hace cinco o seis años, la Liga en San Mamés; o la final de Copa que perdimos en los penaltis.

Cuando termine su carrera deportiva, ¿tiene pensado a qué se va a dedicar?

Todavía no tengo nada pensado. No sé qué hacer después, pero me gustaría seguir ligada al fútbol. Aunque también me gustaría ayudar en casa en el campo y con la ganadería.

Ahora que nombra su casa, ¿Cómo llevó eso de marcharse de Biurrun a Bilbao sola?

El primer año en el Athletic no fue nada fácil. No es sencillo salir de Biurrun. Aún sigo echando de menos el pueblo, porque allí estoy con mi gente, con mi familia, con mis amigos… Aquí estoy muy a gusto, pero siempre que puedo me escapo.

¿Nos dejamos algo?

Sí, me gustaría agradecer a mi familia, a mis padres, a mis hermanas, a Biurrun, a mis amigas del fútbol, a todos en general, el apoyo que me han dado y que me dan para que yo siga luchando.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra