Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Osasuna Magna

Tony, Dani Zurdo y César, artífices de un cambio de ciclo

Madrileño, jienense y cordobés son tres de las caras nuevas que presentó el equipo para esta temporada

El cierre madrileño Tony Esribano, el ala jienense Dani Zurdo y el ala cordobés César Velasco han llegado esta temporada a Osasuna Magna.
El cierre madrileño Tony Esribano, el ala jienense Dani Zurdo y el ala cordobés César Velasco han llegado esta temporada a Osasuna Magna.
Actualizada 29/01/2021 a las 06:00

Destacan de Imanol Arregui su acierto a la hora de fichar a jóvenes jugadores. Para esta temporada, la 2020-21, depositó su confianza en Tony, Dani Zurdo y César. Ellos no le han fallado. Están llamados a protagonizar un cambio de ciclo en el C.D.Xota, una nueva etapa en Osasuna Magna. Llegaron tras un curso en el que se fueron jugadores de peso en las filas de la entidad navarra. No quieren comparaciones. El listón es alto. Ellos buscan su camino y, para ello, no dejan de aprender del entrenador que puso su mirada en los tres.


No se conocían antes. Osasuna Magna les ha unido en un equipo y les ha dado un mismo espacio de convivencia. Son compañeros de conjunto y de piso. Lo llevan bien, aseguran. El cierre Tony Escribano, madrileño de 22 años, procede del Ciudad de Móstoles, en la Segunda División. Está viviendo su primera experiencia en la máxima categoría del fútbol sala nacional. Dani López López ‘Zurdo’ es de Jódar (Jaén). El ala tiene 21 años. Hace tres años que Imanol Arregui lo fichó pero fue cedido. Sus caminos se han vuelto a cruzar. César Velasco, de 23 años, procede de Cabra (Córdoba). Jugó en el Córdoba el pasado curso en Primera. Arregui les llamó y ellos están respondiendo en la pista.

 

Tony Escribano (cierre): “La decisión de venir aquí no la cambiaría por nada”
 

 


¿Qué le hizo venir aquí? ¿Cómo se está encontrando?
Imanol ha sido una persona muy importante en la decisión de venir a Osasuna Magna. También quería salir de mi anterior equipo, el Ciudad de Móstoles, no porque estuviese mal. Quería dar este paso de jugar en Primera e Imanol fue una persona muy importante. Me convenció, me hizo venir aquí. La verdad es que creo que he tomado una decisión muy buena.


A Imanol (Arregui) ya le conocía. ¿Le ha sorprendido?
A Imanol, cualquiera que vea fútbol sala, le conoce. Pensaba que era otro tipo de persona pero al final es muy cercano, que siempre nos apoya. Es como un padre. Estoy muy contento de haber decidido venir aquí y no lo cambiaría por nada.


Una vez está aquí, ¿cómo está viviendo el salto a la Primera División, el cambio de ciudad...?
Pensaba que lo iba a llevar peor porque soy un poco niño de mamá pero me siento muy contento de haber venido aquí. La ciudad me está encantando. El equipo me está tratando bien desde que llegué. Mi conjunto de procedencia era como una familia y aquí estoy igual. No echo de menos, dentro de lo que cabe, lo que tenía antes. Se está muy bien. No lo cambiaría por nada-insistió-.


Habéis llegado para dar el relevo a jugadores con un gran peso en el equipo.
Xota siempre ha contado con grandes jugadores Rafa, Araça, Dani, Eric... y, por ello, creo que tenemos algo más de presión. Nosotros seguimos teniendo los mismos objetivos que tenían ellos. Nos está costando por los resultados pero creo que, con el trabajo que estamos haciendo, lo vamos a conseguir. Reemplazar a gente tan importante siempre resulta muy difícil. Creo que estamos haciendo un grupo muy bueno y vamos a sacar los resultados adelante.


Habla de presión, ¿es más autoimpuesta?
Está claro. Es autopresión porque nosotros somos ambiciosos y nos gustaría hacer lo mismo que los compañeros que se acaban de ir. Entonces quieras que no nos ponemos esa autopresión que nos hace entrenar mejor todos los días, venir con más ganas y hacerlo lo mejor posible.


Convive con César y Dani, ¿les conocía de antes? ¿Qué tal llevan la convivencia?
La convivencia, muy bien. La verdad es que tenemos los problemas típicos de una convivencia pero si me voy con mi hermano, me pasaría lo mismo. Pero he tenido mucha suerte de coincidir con ellos. No nos conocíamos de nada porque uno es de Córdoba y el otro de Jaén pero así estamos. Son gente muy top. Se me está pegando hasta el acento, imagínate.


¿Qué le está pareciendo la Primera División?
Es otro nivel. Se nota en intensidad. Yo venía de la Segunda División, del Ciudad de Móstoles. Se nota el nivel de intensidad, la exigencia de los entrenamientos, la profesionalidad del vestuario, el servicio médico, que es excepcional. Nosotros, con todo lo que nos da este club, tenemos que ofrecer resultados.


Le ha tocado debutar en la Primera División en una campaña muy complicada en cuanto a lo social se refiere.
Es raro. Me encanta Pamplona por lo que he podido ver, porque la ciudad es pequeña. Me recuerda a Móstoles, donde vivo yo. Estoy muy contento. Es difícil que podamos conocer a más gente, porque no estudiamos aquí, ni nada. Pero al final espero que toda esta situación se resuelva lo antes posible.


Está costando que lleguen los resultados positivos, ¿qué cree que le falta al equipo?
A lo mejor un poco de madurez en el juego, somos todos muy jóvenes, pero también un poco de suerte. Es verdad que hay que buscarla pero creo que vamos por el buen camino. Al final llegarán los resultados por el trabajo que estamos haciendo. La finalización la estamos trabajando porque creamos muchas ocasiones pero no metemos gol, aunque a la vez estamos jugando bien. Tenemos que mejorarlo y seguir trabajando.

 

 

Dani Zurdo (ala): “Espero que los resultados nos acompañen”
 

 


¿Cómo ha vivido la primera vuelta con Osasuna Magna?
La verdad es que bien. Es cierto que siempre que llego a un equipo me cuesta adaptarme a la dinámica del grupo y coger ritmo. Creo que estoy en ello, me siento mejor, cómodo, aprendiendo mucho, con un entrenador que tiene las ideas muy claras y unos compañeros que nos ayudan a que sea todo más fácil. Estoy bien.


¿Qué le hizo venir a este equipo?
Viene de largo. Imanol lleva tres años detrás de mí. Los dos primeros años que me ficharon fui cedido, el primero, a Santiago y el segundo, al final, separamos nuestros caminos. El año pasado estuve hablando con Imanol y me dijo que creía oportuno que llegara este año al equipo. Estaba deseando venir a trabajar con él, aprender y creo que es el sitio idóneo para crecer.


Están protagonizando un cambio de ciclo en el equipo. Se ha ido gente importante y con experiencia. ¿Cómo están viviendo este momento?
Yo creo que, al final, cada uno tiene que asumir su rol en el equipo. Pese a que el equipo es nuevo estoy viendo un equipazo. Estamos todos muy unidos. El juego lo tenemos muy claro. Nos está faltando esa suerte de cara al gol o ese gol, no suerte. Las transiciones o cambios de ciclo, como dice, llevan su tiempo y espero que esta segunda vuelta sea mucho mejor que la primera. Nos merecemos más.


Como jugador, ¿qué prefiere? ¿Llegar a un equipo con tantos jugadores nuevos o ser uno de los pocos cambios?
Tiene su parte buena y mala cada situación. Si vienes nuevo, igual, en el juego, te cuesta menos adaptarte porque lo tienen todos muy claro y al final vas a aprender. Pero si el grupo está muy unido... Ya depende de cada persona. Pero el ser todos nuevos nos ha venido bien, por ejemplo, a los que somos más jóvenes porque podemos ganar nuestro puesto. Somos siete nuevos y no había nada claro.


¿Qué están aprendiendo de la gente con más experiencia del equipo?
Lo que más he aprendido es que hay mucha disciplina. Son unos trabajadores muy constantes. Tienen las ideas muy claras. Todos van a una. Esa es la clave de un equipo, que todos vayamos a una. Eso es lo que más me impactó al llegar. Todo estaba muy claro. Todos reman en el mismo sentido.


¿Qué espera para esta segunda vuelta?
Que los resultados nos acompañen. Nosotros vamos a seguir luchando como lo hacemos, dando todo por este escudo y espero tener esa suerte, o llámalo como sea, para que los resultados nos acompañen.


Los dos últimos partidos en casa contaron con público. ¿Cómo se vive en la pista un partido con o sin público?
Es muy frío sin público. Incluso cuando metes goles no es lo mismo. Estos dos últimos partidos estoy muy agradecido con la gente que ha venido, a pesar de las circunstancias. Que sepan que su apoyo para nosotros es increíble. Cuando sales a la pista, con gente, se te ponen los pelos de punta. Es que sin ellos el fútbol sala no sería nada.


El pabellón se llenaba.
Espero verlo lleno.


¿Cómo se encuentra en Pamplona?
La verdad es que bien. No salgo mucho por todo lo de la covid, pero lo que he visto me gusta. La gente que he conocido es muy amable. Me gusta mucho para vivir.


¿Cómo lleva la convivencia con sus compañeros?
Son dos personajes, muy buena gente. César es andaluz, como yo, y Tony es medio andaluz porque no pronuncia las s. Estamos muy bien, a gusto.

 

César Velasco (ala): “Somos un equipo joven pero jugamos bien”
 

 


¿Cómo se está encontrando en Osasuna Magna?
Muy bien. La verdad es que la adaptación ha sido muy buena. Se trata de un equipo muy familiar. Los integrantes llevan muchos años. Me he adaptado bastante bien y me siento muy contento por ello.


¿Qué le hizo venir a este equipo?
Quería dar un paso más, subir un paso más en la escalera de mi carrera deportiva. Y creo que Osasuna Magna era el equipo ideal. Hablé mucho con Imanol (Arregui) y fue uno de los culpables de que, a día de hoy, yo esté aquí.


¿Se están cumpliendo las expectativas que tenía?
Para ser un equipo nuevo, el juego que estamos haciendo no demuestra eso. Somos un equipo nuevo, que estamos jugando bien. Estamos ahí todos los partidos, que es importante. Lo importante es competir en esta categoría y más en un equipo como el Xota, que le ha competido a todos los rivales. Es verdad que se han escapado muchos puntos a última hora pero esperemos que en esta segunda vuelta le podamos dar una vuelta de rosca a todo y vayan las cosas mejor.


¿Qué está faltando?
Creo que nos falta un poco de veteranía. Al final somos gente muy joven y nos faltan jugadores que sepan medir el tiempo del partido y, en esos minutos finales, decidan de manera correcta. Se nos han ido puntos en los últimos minutos, cuando más concentrado tienes que estar. Esa es la clave pero el tiempo nos dará la experiencia y la madurez.


Son protagonistas de un cambio de etapa en el club navarro. ¿Cómo viven ese proceso?
No podemos igualar a un equipo que ha jugado tantos años con los mismos jugadores. Son gente con experiencia. Supongo que todos ellos, con nuestra edad, tampoco estarían donde se encuentran ahora. Los que se han ido lo han hecho a equipos punteros, que marcan la diferencia. Todo el mundo ha tenido esta fase de aprender e ir creciendo y es en la que nos encontramos nosotros. Yo sabía que era un año en el que teníamos que aprender, conocernos, madurar en ese sentido.


¿Cree que el equipo está sorprendiendo de forma positiva?
En juego estamos muy bien. Casi todos los partidos los dominamos pero nos falta esa puntillita de cara al gol que nos está penalizando. Al final, estamos perdiendo o empatando más partidos por la falta de esa madurez que he hablado antes, de estar correcto y decidir bien en los últimos momentos. Estoy muy contento con el equipo y cómo está rindiendo en la pista. Eso es lo importante.


¿Cómo se encuentra viviendo en Pamplona?
Muy bien. Además de la adaptación en el club, en la ciudad, lo que he visto hasta ahora, me gusta bastante. Todo lo que tenía que ver con el norte me gustaba mucho de antes. Estoy aquí para disfrutarlo.


Lo hizo con la nevada.
Yo soy de un pueblo de Córdoba, que se llama Cabra, y la verdad es que casi todos los años nieva pero tanto como lo hizo aquí, no había nevado nunca. Fuimos los tres al Decathlon, compramos nuestro kit de nieve y fuimos a pasarlo muy bien.


Con Tony y Dani no había coincidido, ¿cómo resulta la convivencia?
Bien. Somos gente joven. La convivencia va muy bien.


Tony ha dicho que va a terminar hablando andaluz, pero en el equipo el idioma que domina es el portugués.
Le estamos pegando un poco a todos los idiomas. Pero a mí no se me pega el acento madrileño. Yo sigo con mi cordobés a full. Ya chapurreamos un poco de portugués y eso que nos llevamos.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE