Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

RUNNING

Amigos de la Vuelta del Castillo, entre cuatro paredes

Galería de fotos de Amigos de la Vuelta del Castillo durante la crisis por el coronavirus.
Fotos Coronavirus: Amigos de la Vuelta del Castillo, entre cuatro paredes
CEDIDAS
Fotos Coronavirus: Amigos de la Vuelta del Castillo, entre cuatro paredes 11 Fotos
Fotos Coronavirus: Amigos de la Vuelta del Castillo, entre cuatro paredes
Galería de fotos de Amigos de la Vuelta del Castillo durante la crisis por el coronavirus.
CEDIDAS
  • Carlos Vallejo
04/04/2020
No todos los deportistas que estos días ven limitada su actividad física son deportistas de élite, están en la liga de las estrellas, o tratan de mantener el pico de forma que pensaban les llevaría a Tokio 2020.
 
También están todos aquellos navarros que regularmente, un par de días a la semana o quizás más, se ejercitaban, bien sea para mantenerse en forma, o quizás para disputar alguna competición popular. Hasta que el Covid-19 llegó a nuestras vidas, en los diversos clubs deportivos de nuestra comunidad, polideportivos municipales, gimnasios o simplemente correteando por nuestras calles o caminos
 
Entre estos últimos, los AVC, o Amigos de la Vuelta del Castillo, aquellos que desde hace ya casi la friolera de 50 años se vienen reuniendo semana si, y semana también, en el banco, su banco, de nuestro pulmón, ahora más pulmón de la ciudad que nunca, en la vuelta del castillo, cada martes y jueves, 20.00h, con los 5 minutos de cortesía, claro está. Y para los avanzados, o más viciosos, también sábados y domingos a las 8.30 de la mañana.
 
Ellos no han ocupado los minutos deportivos de los telediarios, más preocupados de cuándo o cómo se van a jugar los partidos pendientes de la Liga, Champions o la final de la Copa del Rey, el Tour o Roland Garros, y la dificultad de encajar tanto acontecimiento en un tiempo reducido, o quizás posponerlo todo sine die. Su preocupación, y su desesperación se queda en que el Covid-19 les ha quitado ese punto de encuentro de amistad, de pique sano, de desahogo de cuerpo y mente, que nunca en estos últimos 50 años había visto nada igual. Ni un solo martes o jueves, diluviara, nevara o helara, o incluso con días de 40 grados con sus preceptivas paradas en las diversas fuentes de nuestra vieja verde Iruña, o en periodos navideños o fiestas de guardar, el banco se había visto tan solitario.
 
Así que los AVC, pero solo aquellos que no tienen un rodillo tradicional, la bici de spinning que cogía polvo en el trastero, o el ya más moderno b-kool, como sí tienen los privilegiados Todopalote, Quieromote, Trujales, Solvencio, Gepetto, Pitxon o Cagancho, se encuentran encerrados entre cuatro paredes y subiéndose por las mismas ya durante la tercera semana de encierro forzoso. En esta situación desesperada, nos encontramos a los taladrados: Tintxo subiendo y bajando miles de escaleras mientras esquiva coches en el garaje, a Petardazos, que se recorre el jardín de su bajo haciendo cientos de eles de 20 metros seguido por su perrito, a Moli, que se ha montado un circuito de 50 metros entre las mesas, sillas y juegos infantiles en su terraza al que da 100 vueltas diarias, o a Rocky, recorriendo el pasillo hasta el salón, pasando por los dormitorios, esquivando obstáculos y jugándose la cadera en cada quiebro, completando 10 kms... También en casa se ejercitan por los pasillos y escaleras Juguetero y Bigbro, recuperándose del maldito bicho al que consiguió dejar atrás hace unos días, aunque se resiste aun a abandonar al resto de su familia. Aunque la palma se la lleva Stravas, que este domingo hizo su particular “tirada larga” llegando a completar una media maratón en poco más de 2 horas, simplemente, rodeando una y otra vez su casa de Sangüesa donde está pasando la cuarentena.
 
Y para no ser menos que otros colectivos que buscan solidaridad en la distancia, todos los martes, tras el aplauso al impagable servicio a nuestros sanitarios de las 20.00 h de rigor, con los 5 minutos de cortesía y a la orden del Boss, se ponen la verde, su camiseta de siempre, la que se han estado poniendo estos 50 años y que han paseado orgullosos por toda la geografía nacional e internacional, se fotografían con ella, y la comparten entre risas. Porque se echan de menos, echan de menos esa afición que los une y que les da la vida que estos días tenemos tan limitada, tan necesitada de estímulos positivos, para vencer todos al bicho, quedándose en casa, y esperando volver a tener ese encuentro con su añorado banco, con sus amigos, los Amigos de la Vuelta del Castillo.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra