Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Ciclismo

El mejor maillot de Mulu, el eritreo de Etxarri-Aranatz

El ciclista del Caja Rural-Alea, apadrinado y ‘criado’ desde hace más de un año por el ex ciclista Egoi Martínez, conquistó ayer el Lehendakari 2022

Ampliar Mulu, con el maillot de ganador del torneo Lehendakari.
Mulu, con el maillot de ganador del torneo Lehendakari.Oskar_Matxin_Edesa
Publicado el 18/09/2022 a las 06:00
En tiempos en los que la miseria humana campa a sus anchas en forma de guerras, crisis y situaciones que golpean día sí, día también, hay episodios que resultan reconfortantes. Egoi Martínez, ex ciclista profesional que trabaja en la empresa de representación Kec Sport, topó hace algo más de dos años con el eritreo Mulu Kinfe Hailemichael. Mulu es un chaval de apenas 1,58 metros y 50 kilos de Adrigrat, una ciudad de cien mil habitantes en el norte de Etiopía, que quiere ser ciclista. Fue campeón de su país y terminó recalando en el equipo francés Delko, con el cartel de promesa del ciclismo africano. Sucedió que la formación francesa quebró y desapareció, al mismo tiempo que en su región -Tigray- se desataba una guerra civil entre las fuerzas regionales y federales.
En apenas unos días, Mulu se quedó sin nada. Sin equipo, sin sustento y sin un lugar al que ir, ya que su país está envuelto en una guerra civil. Fue entonces cuando Egoi Martínez dio un paso adelante. Acogió a Mulu en su propia casa con su familia, se convirtió no solo en su representante, sino también en su consejero, entrenador... en su otro padre.
“Hay casos y circunstancias que se presentan en la vida, que pasan a tu lado y a los que no les puedes volver la espalda. Y acogimos a Mulu como uno más de la familia”, explica Egoi Martínez.
Mulu se estableció en Etxarri Aranatz. Y desde allí, con la ayuda de Egoi Martínez, comenzó a poner los cimientos de su vuelta al ciclismo. Egoi trató de buscarle un hueco en equipos profesionales, pero al final no le quedó otra que recalificarse como amateur. A veces hay que dar un paso atrás para luego seguir avanzando. Fue el equipo navarro Caja Rural-Alea quien terminó haciéndole un hueco mediada la temporada.
“Mulu tiene muy claro que quiere ser ciclista. Es muy responsable, muy ordenado, muy profesional con los entrenamientos, y tiene su temperamento también. Yo creo que puede ser un muy buen ciclista, igual no para pelear por generales, pero sí para pelear por objetivos y ser protagonista en su terreno, que es la montaña”.
Mulu dio sus primeras pedaladas con el Caja Rural-Alea en la Vuelta a Navarra. Y a partir de ahí ha tenido un desempeño brillante. Trabajador incansable, en el Torneo Lehendakari, el que unifica las pruebas del calendario vasco navarro, ha firmado un triunfo parcial, se ha metido en el top-5 en seis pruebas y ha puntuado en todas menos en tres. Ayer en Oñati terminó rubricando su victoria en ese torneo de la regularidad.
“Les estoy muy agradecido a todos mis compañeros, tanto ciclistas como staff, que han trabajado muy duro para poder conseguirlo. Ha sido el broche a una gran temporada”, dijo ayer Mulu, que ha hecho méritos para regresar al profesionalismo el año que viene en el Caja Rural-RGA y que espera en Etxarri un final feliz.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE