Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Tour de Francia

Chupinazo duro en el pavés

Quienes aspiran a ganar el Tour se enfrentan este miércoles a uno de los exámenes más exigentes, la etapa del pavés en Arenberg. Serán 11 los tramos adoquinados, será un 6 de julio muy exigente para el Movistar, Imanol Erviti y Chente García Acosta

Ampliar Oier Lazkano, en la pasada edición de la París-Roubaix
Oier Lazkano, en la pasada edición de la París-Roubaixmovistar team
Publicado el 06/07/2022 a las 06:00
Habrá pocas páginas del libro de ruta del Tour 2022 a la que todos los equipos le han dado más vueltas que a la etapa de este miércoles. Los 157 kilómetros entre Lille y Arenberg, con sus 11 tramos de pavés, caminos rurales que en abril tienen su cita anual en la París-Roubaix y que son un día determinante en el Tour por cuarta vez en este siglo. El Tour lo hace cada cuatro años. Fue en 2010, 2014, 2018... y hoy. Días en los que siempre hay un favorito que se deja sus opciones en los adoquines. Movistar Team lo tiene señalado como uno de los días más complicados para Enric Mas.
“Son 11 tramos, no hay un pavé duro duro como pueden ser el Carrefour de L’Arbre o el Bosque de Arenberg en la París Roubaix. Son tramos duros, que están en la parte final de la etapa y que se enlazan continuamente unos con otros y no da opciones de reacción si hay problemas”, explica Chente García, director del Movistar Team en el Tour de Francia.
BIEN PREPARADOS
Movistar Team ha preparado esta etapa a conciencia en todos los frentes. Sobre el terreno estuvo viendo los 11 tramos de adoquines de la etapa del Tour la semana previa a la París-Roubaix. Allí fueron Enric Mas, Imanol Erviti y Albert Torres, que le dieron dos vueltas a los 11 tramos adoquinados, bajo la dirección de Chente García Acosta. Probaron materiales y presiones. Hace algo más de una semana, antes de viajar de España a Copenhague, punto de salida del Tour 2022, hicieron escala en París. Y desde allí se trasladaron para darle una tercera pasada en bici a los 11 tramos y probar el material definitivo para la etapa de hoy. Bicicletas, ruedas, presiones... todo está previsto y estudiado.
“En conocer el terreno estamos cubiertos. Qué va a pasar. Pues vamos a depender de lo que quieran hacer los Quick Step y los Jumbo, que se defienden muy bien en ese terreno y que seguro que van con la idea de hacer daño”, explica el director deportivo tafallés. “Para la gente de la clasificación general va a ser un día muy duro, difícil, de mucha tensión, sobre todo para la gente muy ligera que igual no se defiende bien en ese terreno. A nosotros nos va a tocar pasarlo mal y sufrir, como ha pasado en otros años”.
LA CONFIANZA DE ERVITI
Posiblemente sea la etapa de hoy la que más le exija al pamplonés Imanol Erviti. Por experiencia, porque nadie como él en el equipo se maneja en el adoquinado. Él lo sabe. “Es la etapa, es el día que todos tenemos en mente en este Tour por A o por B. Todos los días en el Tour pasan cosas y este día pueden y van a pasar muchas más. Va a ser un día decisivo, porque va a eliminar a alguno o a unos cuantos”, comentaba ayer Imanol Erviti.
Para el veterano ciclista pamplonés del Movistar, 13 tours de Francia y 17 París Roubaix en la mochila, el pensamiento común de la mayor parte del pelotón es la supervivencia, nada más. “La sensación que veo en el 90% del pelotón no es en ganar esa etapa, sino en no perder las opciones de sus líderes en el Tour. Es el día de mayor tensión en la carrera, en el que hay que hacer bien las cosas y también tener un punto de suerte”, explica desde Francia. “Se trata de llegar a los tramos colocados de la mejor forma posible y buscar seguridad sobre todo. Una por una no perder tiempo, y si hay situaciones favorables, bienvenidas sean, pero una por uno no perder ni un segundo”.

La cuarta vez y el botín que sacó Nibali en 2014

Será la cuarta vez en este siglo que una etapa del Tour tenga tramos adoquinados. La primera fue en 2010, con llegada en Wallers, hubo mucha tensión pero no enormes diferencias. Fue Vincenzo Nibali quien más provecho le sacó al adoquinado en 2014. Tan solo fueron siete tramos, suficientes para que Lars Booms, Fulgsang y Nibali llegaran destacados, ese día Valverde y Contador se dejaron dos minutos en una jornada muy accidentada, ese mismo día Froome se fue a casa por una caída y Xabier Zandio concluyó la etapa el último a 32 minutos del ganador. En 2018 fueron 15 los tramos entre Arras y la entrada a Arenberg, con victoria de Degenkolb. No hubo diferencias grandes, de los favoritos Landa se dejó apenas ocho segundos, perdieron 1:55 Urán y 16 minutos Urán.

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE