Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

ENTREVISTA
IMANOL ERVITI CICLISTA NAVARRO EL MOVISTAR TEAM

“Ha sido un Tour estresante, el equipo ha estado condicionado por las bajas”

El pamplonés Imanol Erviti completó su grande número 26, su decimosegundo Tour. Una edición en la que ha tenido que multiplicarse por los percances sufridos en el equipo

Ampliar Imanol Erviti, ayer pasando por el Arco del Triunfo de París en la última etapa del Tour 2021
Imanol Erviti, ayer pasando por el Arco del Triunfo de París en la última etapa del Tour 2021Movistar Team
Publicado el 19/07/2021 a las 06:00
Imanol Erviti completó ayer su undécimo Tour de Francia en una docena de participaciones. El de 2021 será recordado por el pamplonés como uno de los más intensos de su carrera. Por los contratiempos, por tener que multiplicarse para llegar a todo y por estar a punto de subirse en el tren de la victoria de etapa en Nimes.
¿Cómo ha terminado el Tour?
Cansado, ha habido bastante tarea, me ha tocado darle bastante. El equipo ha estado en precario y ha tocado estar todos los días al pie del cañón.
Desde la primera semana a la última.
Sí, es una circunstancia de que se da de vez en cuando y se nota. Perdimos a gente pronto y se ha corrido muy rápido. Menos gente, compañeros tocados, carrera rápida... se nota. En el Tour ya sabes que no te van a llevar ningún día, pero sí que podías tener alguna etapa de más relax. Este año no ha habido ningún día de esos.
El equipo ha tenido muchos contratiempos. La pérdida de Soler, las caídas de Superman y Verona...
Éramos un equipo mermado y se ha notado mucho. En el Tour necesitas de los ocho corredores a tope todos los días. El primer día perdemos a Marc, y luego las caídas de Miguel Ángel y de Verona han sido muy claves, en piezas importantes del equipo. Al final para llevar la carretera controlada y poder plantearla necesitas a todo el mundo.Y tres corredores menos es una merma muy importante.
¿Cómo les ha condicionado moralmente?
Yo creo que hemos estado bien, pero corriendo con las posibilidades que teníamos para mover la carrera y hacer planteamiento. El daño que hemos sufrido no ha sido moral, sino en nuestra capacidad de desarrollar la carrera. Ha habido días que el objetivo era pasar la etapa sin problemas en vez de plantear otras cosas. Las bajas nos han condicionado mucho en el desarrollo de nuestro Tour.
No se puede atacar, no se puede lanzar gente por delante...
Es un condicionante muy importante. Si atacas o te mueves, tienes que acertar porque atrás no tienes recursos para otros movimientos. Estás muy limitado.
Y en medio de todo esto se mete en una fuga que navega.
Sí, fue por circunstancias. Era una etapa de viento, teníamos que estar atentos por si había algún corte. Vi la carrera, quién se movía, qué equipos se metían, salió delante mía un corredor y entré en la fuga.
Y a partir de ahí...
Para nada pensaba yo en que la fuga llegase, sino en el movimiento de cubrir al equipo. Vi que entraban los tres equipos principales, cuando llevábamos diez segundos pasé por la radio quiénes íbamos y si me paraba o no. Yo sabía que era un día que podía ser clave. Y desde el coche dijeron que adelante.
¿Cómo negoció aquello, cómo se lo tomó?
Pues con mucha tranquilidad. Una vez que estás allí a diez minutos sabes que no van a coger, y juegas a otra cosa.
¿Por ejemplo?
Preguntas las referencias de los que íbamos ahí, cómo están en la clasificación, quién estuvo bien la víspera, quién se reservó... la cabeza empieza a jugar a otro juego.
¿Y en ese juego se vio con posibilidades?
Cuando estás en una fuga así vas a por todo, piensas que tienes tus posibilidades de ganar. Esto es como cuando un león huele la presa, va a por ella. En una fuga no piensas en otra cosa que no sea cómo intentar ganar, no te planteas si puedes o no puedes ganar. El instinto ese de intentar ganar, de cazar, se tiene, te nace, no se piensa.
Hasta que llega el momento en el que Politt se va.
Sí. Hasta entonces habíamos rodado muy rápido, la verdad. Le das vueltas a las cosas. En los relevos ya se veía que iba muy rápido. Me costó cerrar el hueco en el primer intento que hubo, luego hubo un descansito. Por respetar la cohesión que había en la escapada me tomé un respiro en un par de relevos y volví a pasar. Y luego cuando atacó...
¿Disfrutó o sufrió ese día?
De todo. Pero cuando ves tan cerca una victoria y la ves pasar, pues te jode perder esa oportunidad. Al final yo soy un trabajador de equipo, no suelo tener muchas oportunidades de victoria como esa en el Tour. Y si la tengo, me tengo que lanzar a por ella como si fuera la última. Y así fue.
¿Cómo ha sido el Tour de Enric?
Creo que ha hecho una carrera constante, a pesar de fallar en dos días clave. Ha vuelto a estar muy bien en los últimos días, y eso es un detalle bueno. Las tres grandes que ha hecho en este equipo en la última semana siempre ha ido a más, y eso es un muy buen signo de cara a futuro. La pena fue el día del Mont Ventoux, que yo creo que es el que más le condicionó la clasificación. También el día del Portet, aunque ese día a pesar de quedarse pronto le echó muchas narices y fue capaz de llegar de llegar donde lo hizo. Eso es tener la cabeza dura.
Y que han corrido contra un Pogacar intratable.
Sí. La superioridad que mostró en los Alpes fue muy bestia, y la primera contrarreloj también. Marchaba muchísimo. Es un corredor muy completo, muy superior en los momentos decisivos. Para mí es un justo vencedor. Ganar uno ya es la leche, pero cuando alguien se lleva dos seguidos, cuidado. El segundo lo ha corrido con la presión de haber ganado el primero, y ha sido muy muy superior. No creo que Pogacar sea flor de un día.
Y ahora esperar a la Vuelta.
Primero recuperar el cuerpo de esta. Necesito unos días de desconectar en el pueblo. Tampoco es que vaya a dejar la bici radical, no me gusta estar mucho parado. La bici te limpia la pierna, el cuerpo y también la cabeza. Ha sido un Tour estresante por las bajas que hemos tenido. Y llevamos un año con mucha carga, pero la estoy asimilando bien. Estoy contento con eso. Estoy en el grupo que puede hacer la Vuelta, ya veremos.
volver arriba

Activar Notificaciones