Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

España-Hungría (Lun. 25, 18h-)

Los 'Hispanos' quieren huir de especulaciones

La selección española de balonmano cierra la segunda ronda con el objetivo de una victoria que le de la primera plaza

Los jugadores españoles escuchan el himno nacional antes del choque contra Uruguay.
Los jugadores españoles escuchan el himno nacional antes del choque contra Uruguay.
EFE
  • EFE. Madrid
Actualizada 24/01/2021 a las 21:17

La selección española de balonmano, con el billete ya asegurado para los cuartos de final del campeonato del mundo de Egipto, tratará de sumar este lunes 25 de enero (18:00) un triunfo sobre Hungría, que permitiría a los "Hispanos" evitar en la siguiente ronda al ganador del grupo III, en el que Francia, Noruega y Portugal pelean por el primer puesto.

Por la misma recompensa lucha el conjunto magiar, que no sólo puede presumir de contar por victorias todos sus partido en el torneo, sino que además ha dejado una magnífica impresión en cada uno de sus enfrentamientos.

De hecho, españoles y magiares llegarán a la cita sabiendo el nombre de su posible rival en los cuartos, dado que el grupo III se resolverá este domingo, lo que les permitirá, en cierta medida, elegir cuál será su adversario.

Una circunstancia que abre la duda sobre si preferirán reservar fuerzas pensando en su siguiente compromiso, o sí se entregarán al máximo para lograr un primer puesto, que tampoco ofrecerá tantas ventajas, dada la extrema dificultad que entrañará derrotar tanto a franceses, como a noruegos o portugueses en el duelo de cuartos.

Pero si importante es el factor físico, en un torneo tan largo como este Mundial, no menos fundamentales son las sensaciones, por lo que ni España, ni Hungría pueden permitirse una mala actuación, que les genere dudas antes de afrontar la fase decisiva del torneo.

Es por ello, que la selección española, al margen del resultado final, intentará dar ante los magiares un nuevo paso adelante en su juego, tras la plácida victoria (23-38) que cosechó el sábado ante la débil Uruguay, en un choque que Jordi Ribera ya aprovechó para dar descanso a piezas fundamentales.

Jugadores como el central Raúl Entrerríos o el portero Gonzalo Pérez de Vargas, que tras ni vestirse ante los "charrúas", regresarán con toda seguridad a la convocatoria para enfrentarse con Hungría.
Y es que los "Hispanos" no quieren ver truncada la línea ascendente que han seguido en este Mundial y que ha permitido al conjunto español ir recordando poco a poco al equipo que el pasado año se proclamó por segunda vez consecutiva campeón de Europa.

Mejoría, tanto en ataque como en defensa, que los de Jordi Ribera deberán ratificar ante Hungría, si quieren doblegar a una selección magiar que hasta ahora ha mostrado muy pocas fisuras en su juego.
El conjunto húngaro destila un cierto sabor español, no sólo por la presencia del nacionalizado Pedro Rodríguez, un extremo que llegó, incluso, a debutar con los "Hispanos", sino, sobre todo, por la labor en el banquillo de Chema Rodríguez.

El exinternacional español, pese a su condición de segundo entrenador, tiene un papel fundamental en el equipo magiar, como demuestra su protagonismo en los tiempos muertos, en los que Chema Rodríguez lleva la voz cantante.

Hungría parece haber tomado como referencia al balonmano español, apostando por la presencia no sólo ya en la selección, sino en sus dos principales equipos, el Veszprem y el Pick Szeged de entrenadores españoles.

Juan Carlos Pastor, técnico del Szeged, y David Davis, preparador del Veszprem, han ido dotando de cada vez más elementos de la "escuela española" al juego magiar, dando continuidad a la labor que iniciaron Antonio Carlos Ortega y Xavier Sabaté, que durante un tiempo compagino la dirección del Veszprem y la selección húngara.

Detalles que se ven reflejados perfectamente en la cada vez mayor importancia que ha adquirido en los esquemas de la selección magiar el juego con los pivotes, donde Hungría cuenta con uno de los mejores pivotes del mundo, el formidable Bence Banhidi.

Un rigor táctico al que Hungría suma un elemento del que carece el conjunto español, un notable capacidad de lanzamiento exterior gracias a la presencia de cañoneros de la talla de Richard Bodo, Zoltan Szita o el jovencísimo Dominik Mathe, que partido a partido deja detalles del formidable futuro que le aguarda.

Capacidad de lanzamiento que a veces puede convertirse en un problema para el equipo magiar, que debe controlar el ímpetu de sus lanzadores, capaces de convertir los partidos en un concurso de tiro, con resultados imprevisibles.

Hecho que convierte al central Mate Lekai, que ha llegado a este Mundial en un sensacional momento de forma, en una pieza fundamental, no sólo ya por su labor como director de juego, sino por su misión de atemperar los impulsos de sus cañoneros.

Sin embargo, el poderoso ataque magiar no será el único problema que deberá resolver el conjunto español, que en ataque se enfrentará con una solida defensa que lideran además del ya mencionado Banhidi, el durísimo Adrian Sipos.

Sin olvidar al portero Roland Mikler, que completa una línea defensiva que pondrá a prueba el crecimiento de un equipo español, que más allá de la conveniencia de asegurarse un cruce de cuartos con uno u otro rival, quiere dar un golpe de autoridad, que confirme su candidatura como aspirante al oro.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE