Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Música

Robe reúne a sus incondicionales en Madrid para su gran fin de gira

Iniesta ha cerrado su gira "Ahora es cuando" con un "sold out" en el WiZink Center de Madrid

Ampliar Robe Iniesta, el que fuera líder de Extremoduro, celebra en el Wizink Center de Madrid un concierto como broche a la gira con su actual banda
Robe Iniesta, el que fuera líder de Extremoduro, celebra en el Wizink Center de Madrid un concierto como broche a la gira con su actual bandaEFE
Publicado el 20/11/2022 a las 14:12
Ante lo que se anunció como el previo a una "parada indenfinida", el músico Robe Iniesta ha cerrado su gira "Ahora es cuando" con un "sold out" en el WiZink Center de Madrid en el que los temas de sus último álbum "Mayéutica" han brillado por encima de los éxitos del artista en solitario y con Extremoduro.
Respaldado por una banda de bajo, batería, guitarra, coros, violín y saxofón, el extremeño se ha ganado la entrega de un público en la noche de este sábado en el que se ha evidenciado la renovación generacional de sus "fans" así como el triunfo de su LP más reciente, el cual los asistentes han coreado de memoria de principio a fin.
Algo más tarde de las ocho y media y con un sonido algo saturado y punzante que se corregiría en la segunda mitad, los compases de "Del tiempo perdido" han abierto la velada mientras el pacense, con largo camisón rosado y anchos pantalones de flores, ha abordado el escenario con una calma desganada que no ha abandonado durante la sucesión de hits.
"Disfrutad del momento porque sois vosotros los que estais aquí y ahora", ha sentenciado el artista, en alusión al nombre del tour, en su primer saludo al público mientras intercalaba temas como "Nana cruel", que convencían a una audiencia aún a medio gas, con otros más malparados como "Por encima del bien y del mal" que, si bien suscitaron la aclamación, no terminaban de romper del todo el hielo.
El deshielo llegó de la mano de "Si te vas", uno de los éxitos más populares de Extremoduro durante el que el excomponente se ha mostrado particularmente emocionado: a ella le seguiría el estreno de una nueva canción, más apaciguada y dulce de lo habitual, que ha evidenciado cómo la ausencia de brillo del legendario grupo se palpaba en el ambiente.
El regreso a Extremoduro de la mano de "Buscando una luna" haría al artista avivar su ánimo hasta el final de la primera parte, en la que, tras recitar un poema e interpretar una desafortunada versión de "Tango suicida", concluyó con "Segundo movimiento: lo de fuera", perteneciente al álbum "Material defectuoso" de la mítica banda, y en la que Robe se ha mostrado sinceramente motivado.
"En esta ciudad hay una libertad de la ostia y tenemos que acabar a las once y media por cojones", ha afirmado irritado para explicar la brevedad del descanso a la mitad del concierto, tras el cual el músico, con un sonido más claro y rotundo, ha interpretado con energía y sin pausa los más de cuarenta y cinco minutos del álbum "Mayéutica", una sinfonía en seis cortes con letra reflexiva.
La incondicionalidad de los "fans", muy especialmente del público más joven, se ha demostrado en la permanente entrega de los asistentes, quienes prácticamente han cantado a dúo el nuevo disco en el que algunas estrofas como "Quiero verte bailar como una puta loca" han sido coreadas como si se tratasen de un mantra.
El ímpetu de la multitud ha calado en los músicos, quienes cruzaban el escenario en carreras y saltos coreografiados mientras el cantante comenzaba a mostrar más soltura y se animaba a bailar con sus compañeros.
En el culmen de la peripecia, el artista ha irrumpido en las tablas con un trompo eléctrico que ha rozado contra las cuerdas del guitarra solista durante un solo en el que este haría danzar a toda la banda festivamente al ritmo de un punteo que recordaba a los compases de la música electrónica de "rave".
La apoteosis presente a lo largo de toda la recreación del disco se ha multiplicado, cuando parecía haber tocado techo, en los bises, precedidos de una pausa en la que se coreaba el nombre del músico y se reclamaba que el recital no terminase.
De nuevo, el regreso de Extremoduro con un enérgico "Jesucristo García" y un explosivo "A fuego" precedido de una cuenta atrás ha abierto la última franja del show, en el que, entre saltos y guiños que auguraban los abrazos de despedida por el fin de la gira, el himno fiestero "Salir" se ha fundido con "Ama, ama, ama y ensancha el alma", que ha cerrado el recital entre el estruendo de la aclamación.
"Espero que no pase demasiado tiempo hasta que nos volvamos a ver", ha deseado conmovido Robe para acto seguido aconsejar a los "fans": "Estad atentos a la vida y no os perdáis nada", frase con la que, tras más de tres horas de recital, se ha entrelazado en muestras de afecto con todo el equipo.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora