Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Cine

25 años de la muerte de Pilar Miró, una pionera del cine y la televisión

Graduada en la Escuela oficial de cine de Madrid, Miró entró a trabajar en 1960 en TVE y fue una de las primeras mujeres realizadoras en el ente público

Ampliar Un fotograma de la película que dirigió Pilar Miró en 1979, 'El crimen de Cuenca'.
Un fotograma de la película que dirigió Pilar Miró en 1979, 'El crimen de Cuenca'.archivo dn
Publicado el 19/10/2022 a las 07:35
Pionera y luchadora incombustible, este miércoles 19 de octubre se cumplen 25 años de la muerte de Pilar Miró, ganadora de dos premios Goya, primera mujer al frente de la dirección general de Cinematografía y de RTVE y autora de la única película española prohibida en democracia.
Nacida un 20 de abril de 1940 en una familia de militares, Miró padecía una insuficiencia cardíaca desde joven por la que fue operada dos veces, en 1975 y en 1985, y por la que falleció a los 57 años tan solo quince días después de haber dirigido la retransmisión televisiva de la boda de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarín.
Graduada en la Escuela oficial de cine de Madrid, Miró entró a trabajar en 1960 en TVE y fue una de las primeras mujeres realizadoras en el ente público, donde en la década de los 70 dirigió capítulos de series de televisión como "Curro Jiménez" o "Estudio 1".
"EL CRIMEN DE CUENCA", SU POLÉMICA MÁS SONADA
En 1976 debutó en el cine con "La petición", un drama inspirado en un relato de Emile Zola y protagonizado por Ana Belén, pero mucho más sonado fue su siguiente trabajo, "El crimen de Cuenca" (1979), donde denunciaba un caso de torturas de la Guardia Civil a dos sospechosos de asesinato hasta obtener una confesión que con el tiempo se demostró que era falsa.
La película quedó secuestrada por posibles injurias a la Guardia Civil y Pilar Miró fue procesada por la justicia militar, mientras que el ministerio de Cultura retuvo la licencia para evitar el estreno en salas.
El caso acabó pasando a los tribunales ordinarios y finalmente la Audiencia Nacional anuló el secuestro de la película. Cuando se estrenó, en 1981, se convirtió en la más taquillera del año en España.
DOS GOYAS Y UN CINE INFLUIDO POR LA LITERATURA
Miró dirigió un total de nueve largometrajes, muchos de ellos adaptaciones literarias. "El perro del hortelano" (1997), un filme en verso basado en la obra de Lope de Vega y protagonizado por Emma Suárez y Carmelo Gómez, fue el más aclamado y obtuvo el Goya a la mejor dirección y al mejor guion adaptado.
Antes estuvo nominada por el thriller "Beltenebros" (1991), con un reparto internacional encabezado por Terence Stamp y la también cantante Patsy Kensit.
"Gary Cooper que estás en los cielos" (1980) es la más personal, sobre una realizadora de televisión que tiene que ser operada de urgencia y en esos momentos reflexiona sobre el gran amor de su vida.
Su trayectoria cinematográfica se completa con "El pájaro de la felicidad" (1993), estrenada en Cannes y que narra un intento de violación; "Tu nombre envenena mis sueños" (1996), policíaca basada en una novela de Joaquín Leguina; "Hablamos esta noche" (1982) y "Werther" (1986), versión libre de la obra de Goethe coescrita junto a Mario Camus.
UNA CARRERA POLÍTICA ENTURBIADA POR UNOS TRAJES
Militante del PSOE desde 1976 hasta 1989, Pilar Miró era amiga personal de Felipe González, con quien realizó tareas como asesora de imagen en la campaña electoral de 1982 y tutor del hijo que la directora tuvo en solitario en 1981, Gonzalo Miró.
En 1982 fue nombrada directora general de Cinematografía y un año después se aprobó la llamada Ley Miró que cambió el sistema de financiación del cine e impuso, siguiendo el modelo francés, las subvenciones anticipadas y condicionadas a los rendimientos de taquilla.
La idea era elevar la calidad de las producciones y dignificar la profesión, pero a la larga también tuvo consecuencias indeseadas como acabar con el cine de supuesta mala calidad y bajo presupuesto que funcionaba muy bien en taquilla, sobre todo cine de género.
Miró dimitió en 1985 y un año después fue nombrada directora general de RTVE, cargo que también abandonó al cabo de tres años al ser denunciada por malversación de fondos públicos, por un gasto sin justificar de 19 millones de pesetas en vestuario, comidas y regalos.
La directora devolvió el dinero y la audiencia la acabó absolviendo al no encontrar probado que hiciera las compras para un uso personal, como le acusaban, sino por gastos de representación en virtud de su cargo.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora