Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Obra didáctica

Una fiesta de disfraces en la ópera

La iniciativa Te cuento una ópera ha adaptado para niños la obra ‘Un ballo in maschera’ de Guiseppe Verdi. Una obra didáctica para que los pequeños se adentren en el mundo de la ópera

Ampliar Óscar (Carlos Crooke), Renato (Darío Maya) y Ricardo (Julen Jiménez) en Un ballo in Maschera
Óscar (Carlos Crooke), Renato (Darío Maya) y Ricardo (Julen Jiménez) en Un ballo in MascheraJesús caso
  • Natalia Siniawski 
Publicado el 23/01/2022 a las 06:00
No es el siglo XIX y la fiesta de máscaras donde fue asesinado un rey ha sido sustituida por una fiesta de disfraces donde se están celebrando las elecciones a delegado de clase. Esta es la adaptación de Un ballo in maschera de Giuseppe Verdi creada para los más jóvenes de la casa que se pudo ver ayer en el Baluarte. El espectáculo didáctico transforma la ópera original de Verdi y la adapta al mundo actual. De la mano de tres protagonistas, un narrador y un pianista, en una hora, son capaces de introducir a los niños al mundo de la ópera.
De forma amena y con humor se presentan los protagonistas. Ricardo, delegado de clase; Renato, subdelegado y mejor amigo y Amelia, novia de Renato y amiga de Ricardo. Con unas elecciones reñidas contra Tom y Sam, Ricardo se encuentra en otra encrucijada cuando Amelia admite su amor por él. La puesta de escena ayer estuvo protagonizada por el tenor Julen Jiménez interpretando a Ricardo; el barítono Darío Maya como Renato, y la soprano Lorena Baines interpretando a Amelia. Carlos Crooks como actor cantante encarnaba a Óscar, amigo de los protagonistas y a Ulrico, un alumno extranjero. El pianista Rinaldo Zhok acompañaba a los cantantes.
LA HISTORIA ADAPTADA
La historia está basada en el asesinato de Gustavo III de Suecia en 1792 en un baile de máscaras, como parte de una conspiración política. La ópera la transforma en una trama amorosa. El rey se enamora de la mujer de su mejor amigo de la corte. Y al final, acaba renunciando a su amor para que ellos sigan su vida.
En esta versión, Ricardo, un delegado disfrazado de tortuga ninja le confiesa su amor a Amelia, en medio de una fiesta de disfraces. Ella está saliendo con su mejor amigo, Renato que además es subdelegado. Cuando Renato se entera de la traición decide votar a sus contrincantes para que salgan elegidos delegados de clase. En esta interpretación la traición que termina con la muerte del Rey equivale a perder las votaciones. En la función de ayer, los niños del público intentan ayudar a Ricardo y Renato para que se perdonen. Lo hacen aplicando el proyecto Verdi, una iniciativa para ayudar a los estudiantes a resolver sus diferencias. Los protagonistas se perdonan y finalmente ganan las elecciones.
La iniciativa Te cuento una ópera de la Asociación Gayarre Amigos de la Ópera (AGAO) en colaboración con la Fundación Baluarte ha conseguido adaptar un espectáculo para el público infantil de con el objetivo de que conozcan los argumentos de la obra y descubran de que trata la ópera, que se pondrá en escena los días 4 y 6 de febrero. Iñigo Laborería, gerente de la AGAO comenta: “Intentamos que los protagonistas sean más actuales. Además, simplificamos la historia para que los niños se puedan sentir más identificados”. En esta obra el piano y las voces dominan el escenario y los niños son los encargados de escoger el destino de los protagonistas.
Es bueno que los niños vean ópera, lógicamente adaptada para ellos, pero que vayan asumiendo como auténticos consumidores de cultura de calidad”, comenta Iñigo Laborería. Yaiza García Goñi es una de las espectadoras. Tiene 11 años y aunque no se acuerda ya ha venido antes a una ópera con la iniciativa Te cuento una ópera, cuenta su madre. No conoce nada de la historia y viene para conocer la ópera. Como ella vienen tres hermanos: Javier de 10 años, Pablo y Paula de 6. Ellos vienen por primera vez y no saben nada de ópera. Pero lo que sí sabe Paula es que le gusta mucho la música. Diez minutos antes de que empiece la obra los últimos niños entran con sus padres cogiendo un alzador para las butacas. Son en punto y comienza la fiesta de disfraces.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE