Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

ENTREVISTA
Música

Nina, cantante de Morgan: "Crear juntos es una de las cosas más divertidas que te puede pasar"

La banda madrileña cerrará el festival SantasPascuas 2021/22 en concierto en Baluarte este sábado a las 20:30 horas y presentará  los temas de su último disco The River & The Stone

Ampliar La banda madrileña Morgan, en una imagen promocional
La banda madrileña Morgan, en una imagen promocionalJavier Bragado
Actualizado el 07/01/2022 a las 07:20
Fue en 2012 cuando comenzaron y durante siete años prepararon el que fue su lanzamiento discográfico publicando en 2017 su álbum North. A North le siguió Air en 2018 y con el que lograron el apoyo de crítica y público. En plena pandemia publicaron Home, live at Circo Price. Y después su nuevo trabajo de estudio The River & The Stone, un disco que ha contado con la ingeniería de sonido de Stuart White (Beyoncé, Autolux) en Los Ángeles y que ha sido masterizado por Colin Leonard (SING mastering) en Atlanta.
Vuelven a Pamplona y esta vez a Baluarte…
Sí, por un lado nos sentimos muy contentos pero por otro con mucha preocupación por todo lo que está pasando. Por nuestra parte vamos a poner todo para que se desarrolle con máxima seguridad. Y es que ahora el que no está pasando el covid es casi casi un súper héroe. Vamos a ir poco a poco, con mucho cuidado.
Una pandemia por otro lado en la que han trabajado mucho publicando incluso dos discos…
La pandemia nos ha ayudado a hablar mucho, a tener muchísimas conversaciones, de tener mucho más tiempo del que pensábamos. Eso nos ha ayudado a afrontar mucho mejor nuestros nuevos retos. Pero tengo que reconocer que los primeros meses de la pandemia para mi fueron terribles porque estaba muy bloqueada y no entendía nada. Hacía muy poco tiempo que habíamos terminado nuestra última gira y perduraban esos excelentes sentimientos. Así que tuve que ir filtrando las emociones y reencontrarme conmigo misma.
¿Fue un proceso que salió bien?
Fue un proceso de todos que salió adelante cuando ya pudimos salir y tener las primeras reuniones. Tuvimos claro que queríamos dedicar el máximo tiempo posible a las canciones. Por eso decidimos, porque creímos que iba a ser la manera más segura, convertirnos en unidad de convivencia e irnos a vivir todos juntos. Alquilamos una casa y en el salón montamos el local de ensayo. Pudimos aprovechar mucho más el tiempo en el proceso de creación y fue nuestro pequeño universo. No paramos. Estuvimos seis meses. Hicimos un planteamiento de componer 25 temas. Y prácticamente los acabamos todos. Disfrutamos mucho del proceso de crear y tocar juntos, de compartir. Crear juntos es una de las cosas más divertidas que te puede pasar y nos dio mucha vida como banda.
¿Sirvió de terapia?
Sí porque nos ayudó para recordar por qué nos habíamos juntado en un principio, en nuestros primeros tiempos y por qué admirábamos tanto a ésta o a la otra persona de la banda. Nos ha venido muy bien. Y estamos muy contentos del trabajo que hemos hecho por encima de que se considere mejor o peor.
¿The River & The Stone sigue siendo un trabajo en el que se mantienen muy fieles a sus raíces musicales?
Cuando nos juntamos para trabajar en las canciones no nos planteamos por donde pueden ir. Avanzamos las etapas. Primero ponemos en común las ideas, después comenzamos aportar sobre ellas, sobre esos bocetos de canciones y las vamos vistiendo sin ningún tipo de pudor, de visión de hacia dónde deben ir. Sí que es verdad que en estas nuevas canciones queríamos ir un paso más allá. Por ejemplo en recursos como subir de intensidad, tanto en solos de guitarras como en variaciones con mi voz al final de las canciones. Teníamos mucho tiempo y por eso decidimos probar otros estados y jugar más, poner otros instintos. Aunque seguimos siendo los mismos, con nuestras referencias musicales, y eso lo pondremos siempre en las canciones.
¿Alone es como un pequeño homenaje a Pink Floyd?
Totalmente. Pink Floyd es un grupo que curiosamente todos tenemos en común, Y que alguna canción suene a su música es inevitable. Nos gusta mucho su música. Pasa algo parecido con Paranoid Fall. En las pruebas de sonido versionábamos temas de ese estilo. Y era cuestión de tiempo que hiciéramos canciones así. Son esas cosas que te da mucho gusto hacer y que cuando lo consigues te sientes realmente bien. En Alone fue una de las pocas canciones que durante su proceso de crecimiento tuvimos claro adonde queríamos ir, pero siempre tienes dudas. Y ha sido uno de los pilares del disco desde el principio, aunque sabíamos que nos arriesgábamos.
¿La balada A Kind of love es otro de los puntos cardinales del disco?
Queriamos que fuese una balada pero no queríamos renunciar a que fuera realmente poderosa y épica, con ese carácter que nos gusta dar a ciertas canciones, con el carácter de rock sureño de los Lynyrd Skynyrd. Siempre tiene luz al final del túnel y queríamos disfrutar con ella, con un final un poco abierto para que nos deje jugar con ella en los directos. Con la letra hemos buscado el equilibrio, para no resultar pesados cuando transmitimos sensaciones de oscuridad y que tuviera una luz de esperanza.
¿Y el otro punto cardinal puede ser la canción con letra en castellano Un recuerdo y su rey?
Ha sido una canción que ha tenido un tremendo viaje instrumental. Cuando propuse el boceto sabía que tenía que ser una canción en castellano. Pero empezó siendo una nana, y hubo un momento en que casi no quería ni ponerle letra. Pero los chicos tenían muy claro que tenía que estar y la fuimos trabajando mucho instrumentalmente. Le cambiamos de bit y nos convención. Y la letra la terminamos una semana antes de ir al estudio. Se ganó su hueco.
¿Cómo visualizan el futuro?
Si algo nos ha enseñado esta pandemia es que no hay nada seguro y todo cambia constantemente. Nosotros hemos pasado por distintos estados. Hemos tratado de desarrollar la máxima capacidad de paciencia e intentamos adaptarnos. Si los recintos se prestan a adaptarse a las restricciones pues vamos adelante con el concierto. Pero si hay riesgos no se puede hacer. Paciencia.
Hay que sobrevivir…
El nuestro es un oficio con el que tampoco puedes hacer grandes planes a largo plazo. Por eso nuestros planes son muy realistas. Todo el mundo estamos igual, intentando estar lo mejor posible, aptándonos, con cabeza y sentido común. La cuesta de enero se va a hacer un poco como la ascensión al Everest. Cada concierto que hacemos ahora es como un regalo y no podemos más que estar muy muy agradecidos. Tenemos que arroparnos los unos a los otros y darnos calor en estos tiempos.

DNI
Carolina de Juan “Nina” (Las Rozas, Madrid, 1990) estudió de niña piano y solfeo. Se mantuvo viva en el mundo de la música en grupos como Anaheim y en Morgan desde 2012. Su padre fue guitarrista de Coz y de otras grandes bandas de los años 80 y 90. Y su madre tocaba la guitarra y componía y ha cantado en varios musicales. Nina ha sido y es amante de la música americana sureña de grupos como Lynyrd Skynyrd, Eagles. Pero también de Aerosmith, Queen, solistas como Norah Jones, Alicia Keys y clásicos como Bonnie Raitt o Janis Joplin. Ha colaborado con Quique González, Coque Malla, La M.O.D.A. etc.

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE