Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Exposiciones

Qué ver: nueve escultores contemporáneos, en la galería Artea2

Nueve artistas participan en una exposición en la galería Artea2 con el arte contemporáneo como nexo de unión. La muestra propone un recorrido por distintas técnicas, materiales, mensajes y reflexiones que hay detrás de cada obra

Artistas que participan en la exposición (de izda a dcha): Patxi Aldunate, Txema Goldaratz, José Luis Mayor, Alfredo Murillo, Ángel Arbe, Berta Ossés 'Beruta' y Maite Jiménez. En el centro, la escultura La columna de los besos que tiene una altura cerca de tres metros.
Artistas que participan en la exposición (de izda a dcha): Patxi Aldunate, Txema Goldaratz, José Luis Mayor, Alfredo Murillo, Ángel Arbe, Berta Ossés 'Beruta' y Maite Jiménez. En el centro, la escultura La columna de los besos que tiene una altura ce
Actualizada 23/02/2021 a las 12:34

La escultura y el arte contemporáneo reúnen a nueve artistas en una nueva exposición en la galería Artea2. Distintos materiales y estilos confluyen en una muestra en la que cada uno de los autores aporta distintas visiones, temáticas o inquietudes a través de piezas en las que las telas, el hierro o la madera adquieren protagonismo. La exposición se convierte en una ventana abierta a la creatividad, a la mirada personal de cada autor que busca, no solo expresar sus ideas y mostrar los resultados de su exploración artística, sino también provocar que el público se detenga unos minutos a reflexionar sobre los contenidos vitales, sociales o existenciales que se esconde detrás de cada obra.

Los protagonistas pertenecen a un colectivo de creadores de artes plásticas que, desde hace más de un año, se han unido para compartir experiencias y su interés por el arte, así como para mostrar su trabajo a través de exposiciones colectivas itinerantes. Además de su inquietud por el arte, a los artistas les une también su interés por compartir experiencias, generar vínculos y continuar creando para después presentar sus obras en distintas salas expositivas. Y en esta ocasión, los participantes en la exposición de Artea2, galería en la que se ha establecido que expongan cada mes de febrero, son Patxi Aldunate, Alfredo Murillo, Ángel Arbe, María Jiménez, José Miguel Corral, José Luis Mayor, Félix Ortega, Txema Goldaratz y Berta Osés, Beruta, la incorporación más reciente al colectivo.

José Luis Mayor, uno de los creadores del colectivo y comisario de la exposición, propuso la escultura contemporánea como nexo de unión para que los creadores dejaran su sello personal en cada obra. Y el resultado es rico en matices, técnicas, materiales, formas y texturas ya que en un recorrido por la sala se encuentra desde un marchante de arte pop con un retrato de Jabier Villarreal entre sus manos (José Luis Mayor), unas mascarillas (María Jimémez) que forman parte de su proyecto de la residencia artística Hecho en casa del Centro Huarte o dos piezas de arte textil y porcelana (Beruta). En la sala también conviven, entre otros, una escultura geométrica de pared (Txema Goldaratz) junto a objeto en tres dimensiones, que es una calavera con la que aborda la idea de la modernidad evocando las vanitas antiguas (José Miguel Corral). Y con un protagonismo visual por sus dimensiones, destaca una obra que rinde homenaje al escultor rumano Constantin Brancusi (Ángel Arbe).

 

LA VIDA Y LA MUERTE

La pieza que llama la atención por su tamaño, mide 2,86 metros, lleva por título La columna de los besos, una obra con la que Ángel Arbe rinde homenaje a Constantin Brancusi, más en concreto a sus obras La columna del Infinito y La Puerta del Beso que, junto con La Mesa del Silencio, forman parte del conjunto escultórico de la ciudad de Târjul Jiu. “Es un artista que siempre lo tengo ahí, de los que no se olvidan y sus obras las tengo en la memoria”, señala Arbe que ha construido una pieza de cuatro metros de altura (en la exposición se han reducido los módulos) con tulipas de que toman altura y, a su vez, simulan un beso al ser círculos divididos, como si fueran dos personajes. “No suelo presentar escultura normalmente, aunque pienso en ella y hago maquetas. Pero tenía muchas ganas de hacer algo semejante a la columna infinita que parece que pone en contacto el cielo y la tierra”.

A pesar de las connotaciones, la pieza de Ángel Arbe es una escultura más pop, como él mismo explica, ya que la escultura se levanta sobre una base de acero y está realizada con unas carcasas, unas tulipas de lámparas que van tomando altura y profundizando en su propio reflejo, además de que entre tulipa y tulipa, separados por metacrilato, llevan unos aros de leed que ofrecen pequeños círculos de luz donde se funde el beso. “Es el símbolo de ofrecer el calor del beso, es el significado del triunfo de la vida sobre la muerte. Y ese estilo pop viene por la posibilidad de hacerte con un material industrial que se ha quedado sin utilizar y que lo puedes convertir en una escultura”. En cuanto al tamaño de la obra, el creador considera que será más llamativa cuando se pueda instalar en un espacio al aire libre donde se verá con más claridad esa mirada al infinito. “La pieza tiene 12 módulos, pero por razones de espacio hemos instalado 8. En su tamaño total, adquiere mucha estilización por cuestión de escala”.

La modernidad, el presente o la fugacidad de la vida son las cuestiones que giran en torno a la obra de José Miguel Corral, un objeto en tres dimensiones que es un calavera que mira hacia abajo y que forma parte de la serie Presente continuo. La pieza guarda relación con las “vanitas”, una modalidad artística que alcanzó su desarrollo en el Barroco y que se utilizó para introducir una reflexión sobre la fugacidad de la vida. “Está relacionada con la idea de la modernidad, habla de que vivimos un presente continuo, que no importa el pasado ni el futuro. Esta obra viene a significar que se le quita todo valor a la imagen de la calavera y genera otro tipo de discurso que tiene que ver con la forma”.

 

GEOMETRÍA Y ARTE TEXTIL

Cuando Txema Goldaratz recibió la invitación de participar en esta exposición, se planteó un reto al trabajo que había desarrollado hasta el momento. Iniciado en la talla de madera y después en las esculturas de hierro, el artista ha realizado por primera vez una escultura de pared, elaborada en acero pintado y madera de roble, que queda colgada como si fuera una pintura. “Ha sido una experiencia nueva, pero me he sentido cómodo y he disfrutado. Se me abren nuevas posibilidades en mi proceso creativo y un terreno en el que voy a seguir explorando”, señala el autor de Zintzilik, la obra en dos dimensiones en la que juega con la abstracción.

El artista reconoce que ha encontrado en la geometría la razón de su proceso creativo y que es entre volúmenes, espacios, juegos de luz y líneas donde mejor encuentra su expresión artística. “Cuando empecé lo que hacía era figuración, pero me di cuenta que reconstruir lo que ya existe no me motivaba nada, no me sentía completo. Yo quiero crear y la abstracción es el camino correcto. En geometría todo tiene que ser muy sutil, pues unos materiales pesan más que otros, un color también es más pesado visualmente que otro. Es un juego o una pelea también”.

Los tejidos también hablan de escultura contemporánea en las manos de Berta Oses, Beruta, artista que ha hecho de la costura y los bordados su lenguaje artístico. “El textil tiene una potencialidad expresiva muy fuerte, es un material muy plástico, pero le está costando que le otorguen ese lugar por toda la carga que lleva relacionada con lo doméstico y la mujer. En mi trabajo hay un deseo, una intención de dignificar todos esos oficios porque han estado minusvalorados”.

La figura femenina está presente en las dos esculturas de la muestra. Una de ellas, Hope in the hole reflexiona sobre la sensación que está dejando la pandemia en las personas y la esperanza. Se trata de una figura negra, metida en una urna de cristal, que tiene en el centro del pecho un hueco en el que se encuentra una pequeña libélula dorada como símbolo de la esperanza. “La figura expresa mucha contención y aparece la esperanza como algo que se está gestando, como una transformación posible que no se está exteriorizando en libertad”. En cuanto a Trampantojo, que así se titula la segunda pieza, trata sobre el deseo de ser bella y la trampa mortal que ello puede suponer. Un mensaje que traslada en una escultura en la que aparece una mujer sobre una cama, rodeada de belleza y materiales elegantes.

La artista, que prefiere los tejidos naturales en sus creaciones porque aportan movimientos y colores más naturales, centra la mayor parte de su obra en la forma, la tridimensionalidad y el espacio. Beruta presenta también dos piezas pequeñas que tienen que ver con el trabajo que lleva a cabo en la serie Mutants (Mutantes) sobre una polilla blanca hecha con seda y otros materiales, además de la investigación que realiza actualmente sobre la porcelana y el hilo.

 

 

CLAVES

Dónde Galería Artea2 (C/Idoia, 9). Zizur Mayor.

Artistas La exposición contiene obra de Patxi Aldunate (Pamplona, 1965), Alfredo Murillo (Pamplona, 1973), Ángel Arbe (Pamplona, 1953), María Jiménez (Pamplona, 1978), José Miguel Corral (Pamplona, 1968), José Luis Mayor (San Sebastián, 1954), Félix Ortega (Haro, La Rioja, 1956), Txema Goldaratz (Pamplona, 1987) y Berta Osés, Beruta, (Pamplona, 1975)

Fechas Permancerá abierta al público hasta el 6 de marzo.

Horario Por la mañana, de martes a sábado, 10 a 13.30 horas. Por la tarde, de lunes a viernes, 17 a 20 horas.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE